Ir al contenido principal

Entradas

laesteladelanoche

Abogado de Oficio, sin oficio

Érase una vez un letrado de oficio, al que le designaron en turno que llevara un caso muy complicado. El anterior letrado particular renunció pocos días antes del gran juicio que señalaron, porque según dijo el renunciante(algo caradura) tuvo diferencias irreconciliables con su cliente.(Fíjate apenas unos días antes del juicio, tuvo diferencias irreconciliables). Así es que después de ello, hubo que designarse otro abogado, que lo defendiera. Llamaron al colegio, y en apenas unos días se lo comunicaron, al pobre abogado de oficio. Tienes que asistir a X, que su abogado lo ha dejado, porque él no ha querido pagarle lo que pedía. (vete tú a saber si esta fuera la excusa). Lo cierto era que el abogado, al preguntar el procedimiento, le dijeron en apenas 5 días tienes el juicio, y aquí te entrego el expediente para que lo mires. !Horror se dijo!. Como que en apenas cinco días, si no es nada para verlo!. Se puso el pobre a fotocopiar el expediente, que tenía más de 200 folios, y tardo bas

Entradas más recientes

Mulhacén

“Talitha, kum”

POSsANDA

Sin hogar

poema

camino del cementerio. Tu silueta

El puente verde

viaje a Santiago

Si una llamada lo dijera todo.

Hoy he visto un Ángel