martes, 16 de noviembre de 2021

Motivos de Esperanza la Estela de la noche. la Estela de la noche.

 

Motivos de Esperanza

la Estela de la noche. la Estela de la noche.

 

 

Granada 8 de mayo de 2021 Ahora que parece termina todo.

“El Estado de Alarma”, durante tanto tiempo.

Ahora que parece que todo vuelve a la normalidad.

Ahora que parece que nos acompaña “un nuevo amanecer”.

Ahora que parece que la “esperanza”,

vuelve a la cotidianeidad de nuestra vida.

Ahora. Es el momento de recordar los momentos vividos. Nuestras experiencias compartidas, nuestros sufrimientos y recuerdos.,

nuestras salidas al balcón., nuestros “lazos de solidaridad”.

Y nuestros recuerdos a los que se fueron.

A todos. Y desde aquí, mi pequeño homenaje, y para ello de mi colección de escritos de esa época, entresaco el siguiente:

Escritos en Tiempos de Pandemia”.

¡VIVA LA VIDA!: MOTIVOS DE ESPERANZA.

 

Hoy: 8 de mayo 2021.

Comienzo el día con dos hermosas fotografías, que mi hijo me ha enviado desde su cámara. Son paisajes cercanos a la casa donde vive. Esos caminos los he andado personalmente y los conozco bien. En la foto se aprecia la salida del sol y el verde del campo, el azul del cielo y la pequeña nube blanca encima de la casa. En esta fotografía se aprecia el campo en toda su hermosura: verde con el cielo azul resplandeciente y el sol a la derecha. ¡Contemplando estas imágenes:

—¿Quién diría que estamos en Estado de Alarma? ¡Que estamos saturados de noticias e imágenes tremendas que nos narran el sufrimiento humano.! Es mejor contemplar, ¡una hermosa puesta de sol cada mañana!, y pensar que,

—” Pronto volveremos a pasear”.

—Es mejor imaginarnos que ahora existe, aunque no lo pueda ver. Dia 37 del retiro y ya Segundo de Pascua.

“Parece que fue ayer, cuando resucitó Jesús y estábamos celebrando,

con Alegría y Alborozo., y ya ha pasado una semana.

Hoy, al igual que el domingo pasado estoy aquí y no salgo.

Hay cosas que por más que quieran, no cambian de momento: como estar en casa. Y con ello todas las cosas que hago, salvo que ahora.!

¡Me vengo preparando desde hace algunos días la comida!

Todo empezó por la primera receta de macarrones., luego o antes que no lo recuerdo fue la tortilla de atún., después vino: el arroz a la cubana, las judías, panga, ensaladilla rusa, … Probablemente vengan más recetas., y cuando aún tengo el olor a ajo y perejil, termino de escribir y me voy a ver. Hay cosas que no cambian y otras sí. Vendrá otra semana, será la sexta del retiro y traerá: sus propias alegrías, sorpresas e inquietudes. Ya veremos, no me gusta jugar a la aventura que él

“Mañana venga como lunes y esperándole estaremos”.

 

 

Motivos de Esperanza

la Estela de la noche. la Estela de la noche.

 

 

Granada 8 de mayo de 2021 Ahora que parece termina todo.

“El Estado de Alarma”, durante tanto tiempo.

Ahora que parece que todo vuelve a la normalidad.

Ahora que parece que nos acompaña “un nuevo amanecer”.

Ahora que parece que la “esperanza”,

vuelve a la cotidianeidad de nuestra vida.

Ahora. Es el momento de recordar los momentos vividos. Nuestras experiencias compartidas, nuestros sufrimientos y recuerdos.,

nuestras salidas al balcón., nuestros “lazos de solidaridad”.

Y nuestros recuerdos a los que se fueron.

A todos. Y desde aquí, mi pequeño homenaje, y para ello de mi colección de escritos de esa época, entresaco el siguiente:

Escritos en Tiempos de Pandemia”.

¡VIVA LA VIDA!: MOTIVOS DE ESPERANZA.

 

“Érase una vez una triste lombriz solitaria paseando por la acera, cuando de pronto se le acercó del cielo una mosca que altanera le dijo:

—! ¡Puedo volar y ver la tierra desde el cielo! la lombriz entonces se envalentonó contra la mosca y le dijo muy orgullosa:

—sí, pero yo viviré para contártelo desde la tierra como es el cielo, pues tú apenas 15 o 20 días vivirás y eso si antes no te han zurrado con un mosquitero, libro o te hayan espumado con insecticida tu garganta cualquier humano que harto te aniquile. Sin embargo, salvo que alguien sin querer que sea lo más normal me dé un pisotón o me aniquile un pajarito, rana u otro depredador. Viviré para contarlo a tus nietos y a los hijos de tus nietos, pues mi promedio de vida es de cuatro a cinco años”.

“Y de esta forma la mosca al oír tal comentario la dejo y triste se marchó”.

Moraleja:

No podemos presumir cuando no tenemos lo que a otros le falta. Guitarra.

“Pero nunca entenderéis a mi guitarra”. Dice la canción del poeta Juan Pardo compuso esta enorme canción que ahora escucho. Y yo en esta tarde dominguera encerrada en mi casa, veo a mi guitarra llorar y le pregunto:

—¿por qué? Y me responde:

—! ¡Porque no tocas lo que quiero!

—¿qué quieres que toque? —y me responde. Empieza por cogerme. No me tengas abandonada., luego pon mis manos abrazándome, una a izquierda en el mástil, otra a la derecha en la caja, justo en el agujero que hay en el centro., y luego, suavemente desliza tus dedos por el mástil. Verás como despacio, si me tocas, oirás la música sonar., y si sigues practicando y compones algo bonito.

¡Llegaremos compañeros a sentirnos, y seguro que entonces no me olvidas, y yo seré para ti lo que ahora no lo eres!! ¡Que abandonada me tienes y no es bueno!


Cógeme pues y no seas flojo. Hay muchas canciones que tú puedes componer, con esa voz tan bonita que tienes, y el tiempo pasaremos en dulce compañía. Y así como Juan Pardo, “me dejaréis morir, para escuchar mi llanto sonreiréis a mi canto. Pero nunca entenderéis a mi guitarra Y fundiréis mi anillo, derramaréis mi vino, porque olvidarse de mí, tendrá que ser muy sencillo, pero nunca entenderéis a mi guitarra”.

Hermoso poema de una guitarra.

Cansado de llamarte. Con mi alma destrozada, comprendo que no vienes porque no quiere Dios y al ver que inútilmente te envío mis palabras., llorando mi guitarra, te deja oír su voz. Llora guitarra, porque eres mi voz de dolor.

Grita su nombre de nuevo, si no te escuchó, y dile:” que aún la quiero, que aún espero que vuelva que, si no viene, mi amor no tiene consuelo que solitario sin su cariño me muero”. ¡Guitarra! Tú que interpretas en tu vibrar mi quebranto., tú que recibes en tu madero mi llanto, llora conmigo si no la vieras volver!

Y dile, que aún la quiero., que aún espero que vuelva, que, si no viene, mi amor no tiene consuelo., que solitario sin su cariño me muero. Guitarra, tú que interpretas en tu vibrar mi quebranto, tú que recibes en tu madero mi llanto. Llora conmigo si no la vieras volver. Guitarra, llora con mi dolor

Bosque de los recuerdos. Cementerio de San José Granada En memoria de todos.

“Ya terminamos las palmas. ¡Otro día salgo al balcón! Que alegría, que alboroto, otra vez a la vecina del cuarto saludo, a la del quinto también:

—¿cómo estás?,”— pues aquí un día más, y ya van.” ……

Saludo a gente que nunca había visto., ahora con un leve gesto de la mano todo se dice, y se agradece. Terminamos las palmas y empieza la música: “El himno de España”, suena al fondo y la sirena a lo lejos se oye. Todo se mezcla, palmas, música y alborozo. Ahora nadie llora. Todos contentos, se hace por un buen fin y a todos nos gusta quitarnos un momento “El traje de la casa” para saludarnos.


Después cuando termina., volvemos a la rutina, cada uno hará en su casa lo que viene haciendo. No hay parón, todo continua un día más, y un día menos. Volveremos nuevamente a salir, y alzaré la mirada.

Cuando pase “Al balcón”. Recordaré todos los días de las palmas y la esperanza. Que mi gente sin parar demuestra, que no se pierda la ilusión.

“Ahora después de varios años, que todo aquello terminó. Vuelvo a recordarme como era, y a la gente que estaba asomada esperando el momento de las ocho, para las palmas dar con emoción.

Si con mucha emoción. Cada uno tenía un pensamiento. Cuando salía a dar las palmas.

“Unos por aquellos sanitarios, otros por los que cuidan nuestras calles, otros por los que nos traen la comida, y otros por las almas que van al cielo. Otros por llevarnos alimento, y otros por saber mil cosas más. Pero todos en nuestro pensamiento, nos aislamos para no multiplicar. Y así el día de mañana dejaremos, la herencia a nuestros hijos, cantaremos canciones que resuenen.

Y en los libros saldrá el dos mil veinte, y nosotros seremos sus

testigos”.

Que gracias pasaremos.

Gracias. la Estela de la noche. la Estela de la noche.

 

Gracias.

la Estela de la noche. la Estela de la noche.

 

Gracias te doy Señor por el nuevo día, y si ayer se me olvidó decírtelo,

 

hoy tengo buenas razones para pedirlas Gracias por dos veces,

las que sé, que tú me dieres sin decirlo Y las que tú concedes por pedirlo GRACIAS

Cuenta la Noche * La Estela de la noche.

 

Cuenta la Noche

*    La Estela de la noche.

 

 

Cuenta la noche que cuando el día venga ya nada será igual, porque el suspiro de la noche derretirá el pensamiento que en forma de sueño tengo hacia ti.

 

 

 

y relampagueante de dia. No eres muy alta, ni tampoco luces de ancho, pero presumes de grandes ventanales que contornean tus cuatro esquinas de norte a sur y de este a oeste como ojos que miran la noche estrellada, y la tarde cuando el viento cruza tu piel dorada. Tu Puerta verde y tu pequeña chimenea da el calor y aroma a leña vieja que guarda tu estancia cálida en invierno, y húmeda en verano. Me acompaña desde mi lejana tierra cuando te sueño y te veo tranquila en mi corazón dormido.

Tengo una casa grande que en el campo está. Cerca de un gran río, que serpenteando va. ¡Por el camino llega y me parece que puedo jugar con el sauce que de un lado a otro va!, donde me mezo de día y de noche, cuando mi madre me trae el desayuno crujiente, de pan caliente, de la chimenea que en la entrada luce.! ¡Tan bonito! Me gusta jugar con la rana que salta. ¡En la puerta verde la cojo y la llevo hasta las cuatro esquinas que le rodean! ¡Tan galanas! Tiene cuatro ventanas grandes, donde por la mañana me asomo y con mi mirada

 

veo a lo lejos los pájaros volar.! ¡Vuela, vuela!, que yo ahora saldré a jugar contigo. Y por la noche en mi cuarto sueño, con ser princesa que cabalga de la mano de mi príncipe dorado. Mi cama es una fiesta grande y espaciosa. El cuadro pintado por mi madre, encima de la mesita donde pinto de colores. Una gran alfombra tiene, donde me doy vueltas y vueltas. Cuando me despierto, me siento en el suelo y con mi libro de hadas sueño…

 

 

 

Hoy puede ser un gran día, plantéatelo así” la Estela de la noche. la Estela de la noche

 

 

“Hoy puede ser un gran día, plantéatelo así”

la Estela de la noche. la Estela de la noche

 

De la desesperación a la alegría, en un mismo relato.

El negro oscuro de la noche apareció lejano en mi mente.

¿Quién diría que cuando cogí aquel día el automóvil, para dirigirme a la agreste región, que antaño dejé para irme a la gran ciudad, iba a aparecer la sed de venganza que afortunadamente desapareció

 

cuando un día marché de aquel lugar, antaño idílico y ahora aviva mi sed de temor y recuerdos?

Si, por fortuna ahora me encuentro conmigo mismo.

¡Soy feliz!,

y puedo hasta recrear el campanario de la torre de la Iglesia que un día dulcemente escuchaba en mi soledad fingida.

Ahora puedo pensar que la tormenta por la que marche de aquel lúgubre lugar me hizo encontrar la felicidad conmigo mismo.

La noche vuelve a tener sentido, es mi refugio, mi sed.

El sol deja al negro campanario cubierto de aroma de viento fresco cubriendo con una triste hoja mi automóvil negro.

Aquella mañana la luz brillaba sobre la colina que parecía que el otoño que empezaba,

!, sería un bonito despertar en mi vida!

Me decidí a coger el automóvil, y marcharme por la carretera sin rumbo, dirección, como el aire que bajo el sol se mueve, y los pájaros revolotean de hoja en hoja.

¡Así de feliz me encontraba!

Volvía a ser yo mismo.

“Al llegar a aquel lugar, bajé del automóvil, y mi sed se apagó cuando el agua fresca de la fuente bebí bajo el campanario de aquella bonita Iglesia, sonaba, sonaba.”

 

 

 

Cuenta la Noche

*    La Estela de la noche.

 

 

Cuenta la noche que cuando el día venga ya nada será igual, porque el suspiro de la noche derretirá el pensamiento que en forma de sueño tengo hacia ti.

 

 

 

POESÍA PARA TI

 

“Poesía escrita para alguien de quien desconozco su verdadero nombre y de su historia solo una parte, pero lo suficiente como para dedicarle estas letras. Son para él y tal vez además es un mensaje para todos quienes caminamos en este mundo, con mayor o menor suerte, con más o menos atributos y dones, con poca o mucha esperanza, pero igualmente sintiéndonos solos, un tanto tristes e incomprendidos”.

 

 

Para alguien como tú,

que se molesta en escribir diariamente,


y que espero cada día recibirte. Poesía eres tú, amigo, amiga que lees lo que escribo,

que diariamente,

te asomas a mi rincón pequeño que con cariño escribo, (te)

Solo pensando en que me leas, (tú) que intentas sentirte comprendido, con algo que te diga (o que te escriba)

desde lo más profundo de mi sentimiento Porque tú te lo mereces como nadie

que sientes como yo,

que el mundo gira como un torno que enciende la vela y apaga con su sonrisa o su lágrima

que espera un día,

ver salir el sol desde la celda o acariciar la mano

tendida que le ofrezcas

! No sé tu nombre, que estás detrás

¿Pero dónde?

Poesía incomprendida para gente inconformista

Para ti que eres un regalo(mi) que espero serlo para ti

Te escucho, te oigo. que estás ahí.

Quiero comprenderte,

y que a la vez tú me comprendas.

Lo que escribo no tendría sentido

Si solo lo escribiera para mi Si no lo leyeras.

Y agradecido espero que algún día me escribas

y me digas,

o me dediques un poema Como yo a ti.

 

 

 

laesteladelanoche

EL ABRAZO

  Desde mi ventana, contemplo el mundo, desde mi silla, me muevo por mi casa, desde mi corazón sueño contigo, y desde mis ojos, veo tu rostr...