lunes, 18 de octubre de 2021

Ninguno de los dos fue sincero.

 Ninguno de los dos fue sincero

Ninguno de los dos era sincero, pero lo fingimos y ambos sabíamos de antemano la situación. Pero las más de las veces, callábamos. Nos bastaba con mirarnos, y sabernos. Nada nos importaban los silencios. Estábamos juntos y era suficiente.

Cuándo ella se fue todavía lo vi más claro: aquellas sobremesas sin palabras, aquellas miradas sin proyecto, sin esperar grandes cosas de la vida eran sencillamente la felicidad. Yo buscaba en la cabeza temas de conversación que pudieran interesarla, pero me sucedía lo mismo que ante el lienzo en blanco: no se me ocurría nada. A mayor empeño, mayor ofuscación. Se lo expliqué una mañana que, como de costumbre caminábamos cogidos de la mano: 

-¿Qué vamos a decirnos?

– Me siento feliz así, respondió ella.

CONTINUARÁ

En la serenidad de la noche.

 

POESIA EN TIEMPO DE PANDEMIA. NÚMERO DOS, EN LA SERENIDAD DE LA NOCHE

EN LA SERENIDAD DE LA NOCHE


En la serenidad de la noche te escribo,

después del día transcurrido

y que nuevamente me regalas.

Solo decirte al oído una cosa,

-que me quieras .

Aunque se me quieres ,

me gusta recordarlo,

para que no me duerma

y me crea complacido

solo porque tu lo quieres.

Quiero serte agradecido otro día

porque así camino más contento.

Me siento enormemente ilusionado,

porque al verte me lleno de ti.

Gracias por tanto que me das que no merezco.

Reparte sus dones entre la gente,

para que nada se deje al socaire de los hombres

“·Hoy he salido corriendo de la Iglesia, algo me empuja a venir y escribirte, para compartirlo con la gente que conozco , para que lean lo que tu me dices que yo escriba.

No soy escritor ni lo pretendo,solo quiero poner entre los folios algo que el hermano lea, y así mi labor haré. Igual que otros cantan o recitan, o pasean o acompañan.Todos somos hijos tuyos y nadie merece más elogios que el humilde servicio a ti. Paz y Gloria siempre

Una gota de lluvia

¡Una gota de lluvia ha caído en un pequeño charco!
 ¡“Apenas el charco lo nota, porque la gota es muy pequeña”
! ¡Sin embargo la gota caída del cielo, sí que notó, lo inmenso que era el gran charco!
 La gota de lluvia caída del cielo venía, y ahora en la tierra, en charco se convirtió. 
 ¡Cuando la lluvia cesó y la tierra secó!, la pequeña gota caída del cielo en tierra se convirtió.
 ¡! Que penita mi triste gota, lo feliz que viniste del cielo, y lo poquito que en tierra has durado
! Una lágrima de tus ojos vino, a mi cara cuando me acerque, y junto con otra lágrima, en mi cara se juntaron las dos.
 La lágrima de tu cara y la de mi corazón se quisieron y se casaron las dos. 
 Una sonrisa en tu rostro, el viento se lo llevo, y fue volando a lo lejos…… tan lejos, tan lejos, que en forma de nube se convirtió
 ! ¡Y cuando pasó por mi casa, dejó una hilera de gotas de lluvia! ! Que un gran charco formó, y de ella la sonrisa de tu cara salió. Corriendo me puse a cogerla, y en gota se convirtió.
 “Y así volvería feliz la gota al cielo de donde vino y yo desde la tierra la vi subir y también, la quise seguir al cielo donde subió”

No juzguéis y no seréis juzgados

Primer acto.

 Érase una vez un ratón que caminaba muy aturdido.
—! Vaya parece que mi amigo tiene la panza llena de tanto comer, mientras yo me encuentro aquí sin nada que meterme en mi barriga!. Mi triste destino de ratón.
 El otro ratón que parecía más feliz porque tenía más comida, se preguntaba.
—  aquel gato lo bien que vive, rodeado de otros gatos, en aquella casa!. ¿Qué tendrá aquel lugar donde tan a gusto conviven?.
 —Voy a mirar.
 Llegó al lugar donde se encontraban los gatos,(que según él )vivían tan felices para preguntarse la razón de tal felicidad. Al llegar al lugar, no podía pararse a preguntar a ninguno de los gatos., pensando que se lo podían zambullir de un gran bocado. Vio a lo lejos entrar y salir con una bandeja de comida y leche, a una ancianita que con cariño dejaba en el suelo la comida. El gato ya adivino el sentido de la felicidad gatuna. 
— les llevan la comida y no tienen que buscar presa por esos mundos!— Se dijo a si mismo. 
—! Que vida la mía, y pensar que yo estaba mejor que el otro ratón, porque tenía a mi alcance la comida, con lo que a mí me cuesta. A pesar de que no me falta, tengo que buscarla y no me la facilitan en una bandeja como a estos gatunos!.
 La viejecita, estaba muy contenta, porque se sentía acompañada de tan gatunos gatos., que le aportaban tranquilidad, y sobre todo la cuidaban mucho. (Pero claro todo no era tan bonito como lo cuento). Entre los gatos gatunos, no todo eran prendas, y alegrías, entre ellos existía una jerarquía gatuna, y se repartían entre ellos las golosinas más sabrosas que la abuelita dejaba en la bandeja.
—! Cielos, que pasa hoy con la golosina, parece que la abuela nos trae menos, y mucha leche y sobra que no queremos!. Tendremos que ponernos serios, y decirle al gatuno gato nuestro protector. Que no amigo, que ponga orden a la abuela y le diga algo. 
 Así fue, le dijo el que parecía más gatuno gato.
— Abuelita, ¿por qué cada vez nos traes menos sabrosas golosinas y más leche y sobras?. 
Los gatos se quejan de que no pueden seguir así y no podremos cuidarte, porque tendremos que marcharnos a otra casa donde nos den mejores alimentos. La pobre abuela se entristeció mucho, pensaba que los cuidaba bien, que tenían de todo lo que les podía ofrecer. Ella con su edad, no podía hacer más de lo que hacía, y no tenía más cosas que ofrecer que alguna ración de golosina al día, leche y sobras, para que todos comieran. Los gatos se reunieron y decidieron marcharse de la casa, así no podemos continuar.
—! Que pena, la pobre abuela se quedó sola!
 Entonces sucedió que el ratón que andaba por allí cercano, en vista de que los gatunos gatos se marcharon, pensó que era buena oportunidad entrar en la casa, y que la abuela se le acercara y le diera algo de leche y sobras. 
—Quizás alguna ración de queso entregue y así yo solo seré feliz.
  La abuela un día lo vio al ratón dar vueltas por las cercanías de la hierba cercana del jardín, y se acercó como tenía costumbre dejando la bandeja de comida, en el suelo con un trocito de queso.  El ratón cuando vio el plato, se lanzó a toda prisa y se zambulló de un bocado la bandeja, sin pensarlo dos veces.
—! Que bueno estaba, me he llenado yo solo de tanta comida, me quedaré por estos sitios y no le diré a nadie nada— será! Mi secreto pensó.
  Y así durante mucho tiempo permaneció el ratón en la casa, comiendo y comiendo la bandeja que la abuela le dejaba. Ella por otra parte se entretenía con la preparación de la bandeja, que le suponía no sentirse sola., pues tenía un trabajo que hacer. No era lo mismo que antes con los gatunos que jugaban con ella, y se entretenía mirándolos.
 Un día paseaba por las cercanías de la casa, el ratón (que en nuestro relato pusimos en primer lugar) y viendo la bandeja de leche y sobras que estaba cerca de un pequeño arbolito. Le llamó la atención.
— ¿Qué será lo que tenga? Con sus patas sigilosas dio un salto por la cancela y hasta el plato llegó.
— ¿Qué será parece leche?. De un trago tomó la leche y sobras y como no estaba acostumbrado, a comer desde hacía tiempo.,! Que hasta los pellejos del cuerpo le salían!., quedó tan placentero que un gran sueño le entró. Por allí pasó un gato de los que antes estaban en la casa de la abuela
 —¿qué será de la ancianita, seguirá dejando la bandeja se preguntó? Al ver el árbol y la bandeja, se acercó dando un salto por la vaya. Y al llegar con sorpresa vio el plato vacío y al ratón dormido. 
— ¿Qué hará aquí este tonto ratón?. 
Seguro se habrá comido mi comida y se habrá quedado plácidamente dormido. 
— ahora te vas a enterar de lo que es un bocado gatuno. De un bocado se zambulló al ratón, y le gustó tanto, que a pesar de sus tristes pellejos, 😥 estaba gustoso.
— voy a quedarme a dormir un rato!.
 La abuela , que andaba cerca vio al gato y no al ratón y se dijo.
—¿Qué será del ratón, otro que me ha abandonado?
 La bandeja como de costumbre, en el mismo lugar de siempre. Y el otro ratón que se fue, llegó al lugar y vio al gato tumbado junto a la bandeja.
— Voy a ver si tiene algo, para comer
La bandeja estaba vacía, y el gato al lado dormido. 
—Seguro se la habrá comido, y por eso se ha quedado dormido. Me pondré en la esquina, y esperaré a ver si se llevan la bandeja. En esto que paso la mañana, y llego la tarde. La abuela vino y se llevó la bandeja vacía, y al rato vino con otra bandeja, con comida, un poco de leche y una pequeña galleta. La dejó en el suelo, con la esperanza de que fuera zambullida por algún gato. El ratón que vio a la abuela dejar la bandeja en el suelo, se acercó corriendo cuando se fue. En estas cuando se acercó para comer, se despertó el gato, y vio también la bandeja y al ratón corriendo para zambullirse el gran menú que había.
—Una galleta, que maravilla, eso es para mí, y el ratón será mi postre!. Dio un gran salto y antes el ratón que estaba más cerca se comió la galleta., pero no le dio tiempo a correr, pues tan grato sabor tenia, que no se paró en pensar ,que andaba el gato por los alrededores.
— Quien juzgue a quien
Segundo acto.
El gato sorprendido porque la galleta había desaparecido por el bicho ratón, peludo y gordo, se enfureció y de un gran arañazo a la boca lo cogió y se lo zampullo de un bocado.
—!!! Eso para que no creas que eres más listo que yo!!!. 
 (De esta forma en nuestro pequeño relato, terminado en estas líneas). El gato zampudo con los ratones terminó. Los otros gatos, por los caminos fueron, porque no encontraron ninguna casa como la que estaban, pensaban y juzgaban que la abuela era una pena, que no les quería dar nada más que sobras. El gato zampudo, se quedó un tiempo por la casa, haciendo compañía a la abuela, que todos los días dejaba la bandeja en el suelo esperando que se lo comieran. Los vecinos se enfadaban con la abuela, decían:
—!! Esa pobre anda mal de la cabeza, mira que dejar diariamente una bandeja con leche, sobras!!. Y una 🍪. Hay juzgadores, juzgados, que tristes sois. La abuela no tenía otra compania que la de sus queridos animales,. Ella tranquila iba, no pensaba en nada que alimentar a quienes lo querían, después de todo
—¿a quién mal hacía? 
 Tercer acto. 
 El gato estuvo un tiempo por la casa, hasta que aburrido de la comida de siempre, se marchó un día, y ya nunca más volvió. Tampoco se sabe nada de la abuela. Probablemente, ahora al no andar fisgando ningún gato ni ratón, algún que otro pajarillo cobijado en el árbol, se acercaría a la bandeja, y gustosamente probaría la galleta,.!!! O quizás muchos pajarillos, vendrían a comer!!!. 
 No lo sabemos con certeza, pero algún día seguramente. 
¡La abuelita desde el cielo vería su jardín poblado de animalitos, comiendo en la bandeja.! Que les prepararía desde tan alto y bello lugar!. ☺ felizmente.
 Moraleja
 Nunca juzgues a nadie.
 Abuelita. Siempre quisiste lo mejor, por eso en tan alto y bello lugar tu rincón abuelita tendrás. 
   

.“La mesa larga hallábase cubierta con un hule resquebrajado”.( A todas las madres)

“Hasta las piedras se desquebrajan”

 Sé que eres fuerte, o mejor coraje. 

 Hasta las piedras se desquebrajan. (Esta fue la frase que pronunció tu padre, cuando le dijiste que estabas agotada).
—! Si yo soy muy fuerte, le dijiste!-:Admirable, inquieta, planificadora, detallista. Son algunos de las muchas cualidades tuyas. Pero,! Como todos los humanos., fallamos!. 
No somos como las pilas del osito inagotables. También alguna vez: paramos, extasiados agotados.

 “Hasta las piedras, se desquebrajan”. Hasta los sentidos deben detenerse.

  .

poesía eres tú

Poesía eres tú, cuando comparto conmigo y sueño como te veo.
 Poesía soy yo, cuando entretelo tu sombra y te rodeo en mi sueño Poema que enciende la llama de amor que me quema, y que arde en mi corazón.
 Poesía es mi vida que quisiera, compartir contigo.
— “Dime poesía que te escriba, en mi papel que guardo, en mi viejo baúl, que en mi cuarto tengo. Para contar al mundo por escrito, mis sentimientos que llevo dentro. Que no quiero que el tiempo borre, sin nadie verlo”

La parada

Érase una vez una anciana sentada en la parada de bus.

Todos los días, lloviera o hiciera sol, se sentaba. Apretaba las manos, y con mirada tenue, tranquila, sosegada, sin mirada a un punto fijo. Callada(meditando) 
 Un día cuando pasaba un niño, la vio,y se fijó en ella. Pensaba que hacía unos días también la vio sentada en el mismo sitio. Pero no le hizo caso., siguió su camino. La gente subía y bajaba. Algunos rápidos, otro despacio. La mayoría, por no decir otra cosa No se fijaban en ella. 
—¡Es raro que nadie le pregunte, o se interese por 👧. ! El niño se acerco ella,y le preguntó:
—¿Quieres compañia? La pobre ancianita, lo miró algo sorprendida, pues habitualmente nadie se paraba a hablar con ella, y más un niño pequeño.
— Gracias por pararte a hablar conmigo,- le dijo.
—¿Qué haces aquí sentada sola?
— No estoy sola. Estoy esperando a mi hijo,  pronto vendrá en el autobús. Se fue esta mañana temprano, y ahora llegará. Me gusta venir a por él, y lo acompaño a su casa para hablar con él.
 El niño pensó:—  no esta muy bien, de la cabeza, porque nunca vio a la ancianita con nadie.
—Bueno lo mismo hoy viene su hijo y yo estoy equivocado. ¡Ya estoy juzgando sin saber!. 
— Muy bien  dijo el niño,¿si quiere me puede contar algo de él.
—Como se llama? -La ancianita le dijo:Jesús, que era muy bueno y se preocupaba mucho por la gente. El niño le preguntó:
—¿En qué trabajaba? .Ella le dijo:
— Es un gran carpintero, igual que su padre. 
— Bonito trabajo. A mí me gusta mucho la madera, y hago:mesas, sillas y juguetes. Algunos los reparto con mis amigos, y nos divertimos mucho. 
— Que bien le dijo la ancianita,¿puede que te guste ver a mi hijo?, y ¿seguro podréis hacer muchas cosas con la madera? 
 L a tarde iba pasando, y el frío era cada vez más intenso. 
— Es tarde ya, le dijo el niño. Seguro que su hijo se habrá entretenido con alguien, o habrá perdido el autobús, y habrá cogido otro. La ancianita, viendo la preocupación del pequeño, pensó que 🤔podría ser cierto .
—Vale será mejor que me vaya, mañana vendré otra vez a recoger a mi hijo, y le preguntaré ¿por qué no ha venido hoy?. 
— ¿Si quiere la acompaño a su casa?.
— No hace falta,-le dijo la ancianita. Vivo muy cerca y tú debes irte a casa., que ya es tarde y tus padres estarán 😟 preocupados.
— Vale, por cierto, ¿cómo se llama usted?— Le preguntó, el 👦. 
Ella le contestó: Maria.
— ¡Que bonito nombre tiene— le contestó!, 
 —¿Y tu cómo te llamas?.—  Él le dijo Jesús. 
 La ancianita se emocionó. Y mientras andaba pensó en el chico. Cuando iba a torcer la acera: miró para atrás, y ya no lo vio.
— ¡Ojalá, mañana venga Jesús para hablar con él!🙏— Pensó Maria antes de entrar en su 🏡casa.
— Ojalá, seguro que si.
Maria

PADRENUESTRO.

Padre nuestro que estas en el cielo


santificado sea tu nombre

venga a nosotros tu reino

hágase tu voluntad

en la tierra como en el cielo

danos hoy nuestro pan de cada día

perdónanos nuestras ofensas

como también nosotros perdonamos a quien nos ofende

no nos dejes caer en la tentación

y líbranos del mal


amen

Aunque quiero poner mi versión
no puedo
¿para que variarlo
cambiarlo?, si es perfecto 
solo una cosa se resume
en la oración
Amor.
Al Padre,
y al prójimo
si me amo a mi mismo
amaré al prójimo
y te amaré a Ti
Si busco mi felicidad
me ahogo en deseo
ya no te busco

Padre mío yo me ofrezco a ti.

 En ti quiero ser, estar y verte.
 Quiero que Tú seas  “el cielo de mi vida”. (mi compañía). 
 Tu nombre es: Santo. 
Tu Misericordia eterna.
 Tu vida Resurrección y esperanza.

  Aunque no te vea, te siento,  aunque no te toque,  te noto,  aunque no te escuche, te rezo y te pido y me ofrezco a Ti. 
 Tu Reino es:vida amor, esperanza. Galilea de los gentiles,  camino de Emaús, Paz y Justicia.
   Tu Espíritu nuestra guía.  Tú estarás con nosotros hasta el fin del mundo. Tu Amor me compensa cuando al hermano veo.   Tú repartes Justicia entre la gente sencilla,  la caridad se extiende,   la humildad rebosa,  como el brote de olivo, como la higuera, como la vid.  Tu voluntad siempre sea y pierda la mía.  Aléjame del mal en la tierra y en el cielo— si tú quieres:  Dadme, Señor de tu Pan que cada día reciba.  Perdóname Señor mis ofensas,    si causo daño al hermano, y antes de perdonarme.,  que yo perdone a mi prójimo, aunque me cueste pedirlo. 
 No me dejes caer al pozo que es muy grande y no sé salir.
 Acabando te pido humildemente: que me libres de todo mal. Que no caiga en la tentación.  Que respete al hermano.  Que me abandone a Ti.
  “Hay tanto que hacer … Tanto que deberíamos dejar”

FELIZ Cumpleaños, al que nadie felicita.

Hoy quiero felicitar a quien nadie felicita.

 A ti, que es tu cumple y no lo celebras, y pasas de todo. 
 A ti, que pasas el día como un día normal 
"Te soplo mi vela, cuando la encienda mañana". 
 Me acordaré de ti. Te regalo mi escrito, sé que no es nada 💜, pero mi corazón estará contigo y eso ♥ es que me acuerdo de ti.
  Te mando un beso 😘 con mi mejor sonrisa, que sé, que te llegará. Aunque no lo 🤷 celebres. Te deseo querido amigo, que 🤔 pases un día maravilloso, en tu compañía.
 Muchas veces queriéndote a ti mismo, puedes tener el pasaje de que alguien aunque no lo veas, también se acordará.
 ¡Intenta, pensar y verás como por arte de magia, en el cielo, en la tierra o debajo del mar alguien se acordará., y si no! ¡Que más da! Quiérete a ti mismo y sé feliz en este dia y en los que vengan. Comparte tu sonrisa, haz una mueca delante del espejo,inventa una canción,  grita!, soy feliz!. Sal a la calle a pasear,  diviértete con tu sombra.  Dadle un abrazo a un árbol y sueña…… 
 Feliz cumpleaños ✨🎂

I Ámsterdam

Allí estuve hace un año 

 Y ahora queda el recuerdo, la foto compartida y la llamada con mi hija donde comentamos lo bien que lo pasamos. Aquellos días de enero del 2020. Fue para celebrar sus primeros veinte años.
-! Quien diría que fuera el único viaje que hice aquel bendito año 2020. Pues aunque todos lo renieguen. Algo ha traído a nuestra vida,. Un cambio radical de costumbres y de forma de vivir.
— ¿Hemos aprendido suficiente o hace falta más señales.
 ¡Aquel bendito año empezó como un sueño, en Ámsterdam con mi hija.! Lo pasamos en grande y en el recuerdo quedará siempre!. 
Espero repetir la vivencia este año en otro sitio. Ojalá pueda ser., pero mientras tanto, te pongo la foto del aeropuerto.
"Con las alas al viento hacia ti me proyecto, porque contigo en tu compañía mi querida hija lo pase en grande".
 Un beso

Sí, cuéntame, el cuento de tu vida.

Sí, cuéntame tu cuento, el de tu vida, y dadme tu tiempo, y toma el mío.
 Quiero escucharlo despacio.
 Te dedicaré mi tiempo, lo que más aprecio. 
 Cuéntame un cuento: el del caballo solitario el de la princesa galopando el del niño del risketo. 
 El que te contaba, para dormirte ,el que me pediste aquel día, el que nunca supe contarte,  el del niño que quería ser gigante o el del” Ángel de la Guarda dulce compañía, no me desampares, ni de noche ni de dia. 
 “El de Jesusito de mi vida, eres niño como yo, por eso te quiero tanto y te doy mi corazón.” 
 El de la caricia alegre, el del beso en la mejilla, el del pirata pata negra, o el que .”A Dios pide por la noche .Se convierta, su deseo en realidad. 
 Pero no dejes nunca, que la realidad te cambie. 
 Sigue contando cuentos, de seis a noventa años. 
 Que yo, pararé mi tiempo para escucharte contarlo.

La escoba II

"Quisiera ser una escoba que quite tu polvo y que con el polvo que quite me dejes limpio, de lloro y pena, de sufrimiento, de tontuna mía que tanta queja me produce. 
 Quiero ser como el cubo,  donde acaba lo que quito,  y la bolsa que tiro a la basura .
Dejar correr el viento nuevo,  que entra en la ventana, y salir al nuevo camino que hoy empiezo.
Señor contigo".

La escoba

Quisiera ser una escoba, para barrer el polvo que dejo en el camino.  Quisiera tener la fuerza de empujarte y no dejar en el camino ninguna miga
 Quisiera ser tu llanto que cubra tu rostro y coger el polvo que deje en el camino
 Quisiera tener la fuerza:— Señor que tú me has dado,  y no desaprovecharla con tanto llanto
 Quisiera y quiero dejar de lamentarme,  ponerme en el camino,  seguir tu ejemplo como la escoba, que barre y barre, y deja limpio mi conciencia culpable, que me deja las legañas fuera.
 Quiero dejar de lamentarme y ponerme en el camino con tu fuerza. Con la limpieza que deja el barrer el polvo que la arena deja en el camino.

El caramelo, que quiso estar envuelto en otro

Mi cuento será tu cuento el tuyo será el del otro. 


 Y así en cadena un cuento será. ¡! Que empiece el cuento! 

 Érase una vez un caramelo que tenía una envoltura muy pero que muy brillante. Tanto es así, que lo mejor del caramelo era no lo de dentro sino la envoltura que lo recubría. ¡Pensaba el caramelo, que lo mejor siempre es lo de dentro!
—! Va, lo de fuera es solo papel, que se quita, se tira y no sirve! Pero yo soy lo principal, lo que da sabor, lo que el niño busca Andaba con esas, cuando, un buen dia, un abuelo se acercó:
—! Que bonita forma tiene el caramelo!,  que color más alegre y brillante y cuando paso por la tienda se acercó al caramelo  dijo el vendedor:
— ¿Qué busca usted?, y le dijo:
—! Quiero un caramelo para mi nieta!, pero quiero que tenga una forma que lo envuelva que sea la más bonita de todas las posibles.  No quiero un caramelo con el papel de plástico que se rompa nada más cogerlo o que sea difícil de abrir. Quiero un caramelo con una buena envoltura que sea bonita, para regalárselo a mi nietecita. El vendedor astuto se fue al primer caramelo que vio y entonces le dijo:
— Aquí tiene un caramelo maravilloso, tiene una envoltura de colorines muy alegre y seguro le encantara a su nietecita. 
 —Que feo dijo el abuelo. ¡Es horrible! 
— ¿Cómo puede usted decirme que me gustara ese caramelo?
—¿Es que usted no lo ha visto bien,. ¿Seguro?.
— Como que no lo he visto bien, ¿se cree que no veo? 
— Pues no, seguro que su nietecita si viene le gustara .
—Vale, vale, la traeré para que lo vea.-contestó el Abuelo.
  De esta forma el abuelo se fue muy pero que muy disgustado .
Al dia siguiente fue con su nieta a la tienda .! Pon, tocaron el timbre! La puerta se abrió, y apareció el vendedor.
—  Buenas tardes, dulce, niña, veo que tu abuelo te ha traído 
— Si le contesto ella, ¿dónde está el caramelo?  
El vendedor fue a un arcón donde estaba lo saco y se lo enseño a la niña 
—! Que bonito dijo, es precioso! 
—Vaya, como es posible que te guste,-le dijo el abuelo.
—  Sí, me gusta mucho, el color que tiene. Lo quiero .
—Vaya pensó el abuelo-sorprendido.
— ¿Cómo es posible que le guste?- pensó asombrado
—si a ella le gusta, le seguiré la corriente y le diré lo bonito que es.
—Ah mi encantadora niña, ¿ves?, yo pensando que quería complacerte y de tanto pensarlo, creí que no me gustaba.
 El caramelo, que estaba al lado, que se quejaba de su envoltura  dijo: 
— si ese caramelo que tiene la envoltura tan fea, le gusta, ¿por qué no cambiarme?, y me adentro dentro de él.
 Así fue, visto y no visto, como un soplo.  Mientras estaban viendo la tienda, el abuelo seguía con sus fantasías.  El vendedor, un poco caradura y la niña contenta.
El caramelo se adentró en la piel fea del otro ,!y zas! Se convirtió en otro caramelo .
—parece que me han cambiado,no solo de sitio, sino de forma.
— No soy como era, ¿qué me habrá pasado? 
 El caramelo que estaba en la piel fea, se puso contento:
—! Que bien, que bien, ahora seguiré en la piel del otro caramelo que es más bonita, y así luciere mejor y me esconderán en el baúl, y no me zamparán.
 Todo ello ocurrió como si fuera un soplo de viento.  El abuelo cogió el caramelo y se lo entrego a la nieta que muy contenta, se despidió del vendedor, y de la tienda.
 Al llegar a su casa, el abuelo le entregó el caramelo para que se lo comiera y así fue: cogió, le quito el feo papel, y dentro apareció. ¡Un agradable caramelo que sin duda alguna estaría más sabroso que el anterior.
 —! Que rico, decía la niña mientras lo comía despacio!-  Que bueno. 
Mañana iremos a la tienda y cogeremos otro caramelo,  y así fue.
Al dia siguiente, fueron a la misma tienda y!, sorpresa!. El vendedor cogió del baúl el caramelo anterior.  Este no le dio tiempo a poderse transformar en otro caramelo .
—Aquí tienes niñita, tu nuevo caramelo. Espero que te guste tanto como el otro.
—  Está buenísimo- le contestó la niña. 
 Por la noche, se fue a su casa, y su abuelo le dio el caramelo.  Esta abrió despacio el papel, que era muy bonito, de color rojo y se entretuvo la niña mirando, y mirando el papel.
—! Que afortunada soy, de tener un papel tan bonito, de color rojo! Ayer me comí un caramelo, que estaba muy bueno, pero en un papel muy feo.  Hoy tengo otro caramelo, envuelto en un papel maravilloso. La niña se quedó contemplando tanto tiempo el papel, que se quedó 😴.
 Por la noche aprovecho el caramelo, que la niña se durmió, y se metió dentro de la envoltura del otro caramelo. La niña cuando se despertó ,volvió a ver la envoltura tan bonita,  que no se fijó en el anterior caramelo.
—Vaya que fea es, esta envoltura, seguro que el caramelo de dentro estará muy malo.  Cogió el caramelo, y lo tiro fuera de la casa. ¡Hacía mucho frío, en la calle, y no estaba tan calentito como en la casa ni en la tienda! 
—Pobre de mí, se dijo el caramelo, prefería dormir en el interior de la niña que pasando frío.
  Pero a la mañana siguiente, el pobre caramelo, y su envoltura ya no estaban.
 ¿Qué abría ha sido de ellos, donde estarían.?
 Lo único cierto, es que nadie volvió a verlos. Salvo un pajarito 🐦 que paso por la noche, y se lo llevo.
 ¿Se lo comería, o lo dejaría en otro lugar?
 Colorín colorado este cuento no ha terminado. 
 Moraleja. 
 Dios te hizo como eres, no intentes ser o aparentar lo que no eres. La belleza interior es lo más importante. La piel recubre solo, para quitarte el calor, o el frío, o que te vean más agradable, pero la piel se estropea, y el interior siempre luce, y contagia. 
 Sé tu mismo.

Cuéntame tu cuento.

“Cucú se llamará mi cuento”.

  Como el miau del gato, como el ruido del buey, como el pío del canario, como el mua de tu beso.
 Cuéntame un cuento, que me despierte viendo tu sonrisa en la cara, el mundo cambiado. 
 Cuéntame un cuento, que sueñe en la noche y que viva en el día Cuéntame un cuento, que cambie tu cara.
 Dame tu mano, coge la mía. Pero sobre todo. 
Cuéntame tu cuento, como el de la flauta mágica o el  elefante alegre,  el del violín en el tejado o el de la araña Musa,  el del gigante chico y el del enano grande,  el que se cambian los papeles o el del odio enamorado.  Pero sobre todo, hoy quiero que me cuentes tu cuento que el mío lo guardo para contarlo otro dia

¿Dónde están mis gafas?

.... Como muchos días, últimamente en más ocasiones de las habituales, me pregunto:
— ¿dónde están mis gafas?
 Si parece una tontería, pero me empieza a preocupar, mis despistes, hasta el punto de andar perdido, como una oveja descarriada. Las prisas, el cansancio, el calor, la época del año mitad trabajo, mitad descanso. Los acontecimientos que me despistan:
— ¿seré que ya ando mayor?.
 Bueno cualquier cosa que sea, tengo que tener más control sobre mis gafas, después de todo:
— ¿Sin ellas que hago?-Si cada vez veo menos.
—! Es tan necesario en mi vida!, que se ha convertido en un elemento más de mi persona. Por eso me preocupa seriamente que pierda más tiempo encontrándolas, y tan poco en perderlas. Cuando ando en casa, aún no hay problema, es dar palos de ciego por el piso hasta que las encuentro. No es lo mismo que el móvil que al fin de todo tengo que llamar desde el fijo, para que su sonido lo localice.
—¿pero qué hago con mis gafas cuando no las encuentro?.
 
 

En el recuerdo.

Un día te vi, dando un abrazo a un árbol.
 Me quede sorprendido, nunca había pensado dar un abrazo a un árbol. Hoy cuando he salido a pasear, he dejado mi bici y al árbol he abrazado, fuertemente.
 Mientras lo abrazaba, he pronunciado tu nombre y te decía:
“Te quiero”.
 ! Me he sentido tan feliz!. 
Parecía que eras tú a la que abrazaba.
 Hasta he llorado-tengo que confesarlo.
 (“La foto del árbol junto a la bici, apoyándose en él, en ti, como siempre has sido mi apoyo, mi guía, mi vida”).
 GRACIAS M.D.S.G

Rio Genil que pasa por el Puente Verde

Hay mi Genil que pasa,  por el puente verde
 cruzando baja,  de la montaña blanca. 
 Hay mi niña cantora que le canta al agua
 una penita pena que lleva su garganta.
 El gitano guapo la zalamea, 
 y rondando su mano, un suspiro le lleva.
 Hay agua que riega
la sonrisa de tu cara
 y una lágrima lleva
 a mi sultana guapa.
 Hay lluvia evaporada 
 dejando en mi mano su gota
 que yo, corriendo la llevo
para enamorar a la moza 
 que conmigo pasea
 por el puente verde

La estela de la noche, cuando llega, un soplo de caricia a ti me lleva.

La estela de la noche, cuando llega, un soplo de caricia a ti me lleva. Corazón que me susurra, eterna mía, la belleza de la página dormida. ¡Cuando oigo el cantar de la sirena, a la luna incomparable concebida. ! Son tus ojos dos luceros encendidos! En la brasa de mi ardiente corazón.
— ¿Qué sería yo sin tu hermosura?,
 —¿qué sería si tu aliento no tuviera? 
 A ti solo, a ti siempre, a ti amada poesía, eterna mía.
 La estela de la noche cuando llega un soplo de caricia a ti me lleva.

Ayer planté un árbol. Hoy una sonrisa. Mañana un deseo

Ayer planté un árbol
 hoy una sonrisa 
 mañana un deseo en mi jardín
  Será tan grande y crecerá tan alto que llegará hasta ti
Cuando vaya a verlo,  el pequeño arbolito:  tu nombre dirá 
 cuando le de un abrazo,  al pequeño arbolito:  lo notarás .
 En el pequeño arbolito he puesto un corazón blanco:  tu nombre y el mío 
 y en el centro un cupido de amor.
  Hoy le he cantado al pequeño arbolito:  que me acuerdo de ti
 y me dijo al oído:
-que te cantara una copla , como a ti te gusta.
 Y mi arbolito al árbol el viento fresco soplo y hasta ti llegó.
 Llevó: mi nombre, la copla y un beso de amor que decía : te quiero, mi 🌳amor.

carita de Ángel.

Carita de Ángel

Al verte, siempre me pregunto :
-¿como será la cara de los ángeles? 
 y cuando te miro me contesto:
-  Que no puede ser de otra forma que la que tú tienes.
 Porque es tan dulce tu mirada, tan tierna tu sonrisa,  tan alegres tus ojos .
Tu mirada serena la paz que me transmite. 
 Que tu carita menuda no sufre, no pena
 Tu hermoso pelo,  tus rizadas cejas,  tu moflete dorado,  tu boca soñadora 
 No pena, no pena. 
 Carita de Ángel 
 Quiero mandarte un beso,  decirte que te quiero . Tú ya lo sabes., porque te lo digo.
  Te recuerdo, te llevo 
 Carita de Ángel.  no sufras, no penes. 
 Que no estás sola,  te llevo dentro, te mando un beso, que llegara al cielo.
 Y deja caer una gota que me llene.
 Carita de Ángel no sufras, no penes 
 Que todo, en mí es recuerdo de tiempo bueno,  de amor infinito,  de tus alegres cantos. 
 Carita de Ángel.  Te escribo esta letra,  la llevaré al mensajero .
Un paje que baje del cielo y a ti te entregue .
Con un beso, con mi mejor sonrisa que diga.  Te quiero.
 Carita de Ángel

Por allí pasé un día

Por allí pase un día.
Camino de Santiago me pare, haciendo un alto en el camino y fotografié tu huella, tu tumba quieta.
 En la mañana serena
 al calor de su sombra :“que pace como el olvido” 
 -No se quien fuiste, ni cuando moriste que importa.
 Solo un deseo,  seguir el camino contigo 
amigo peregrino

LIBRERIA.

sereno caminar. 


 Como un libro se abre 
 mi libertad se crece
 como al abril la tapa 
 el personaje fluye :me contagia su espada y su aroma de viento.
 Como el libro cierro,
el personaje encierra, 
! canta, canta, que voy juntando palabra!
  El guión se hace grande, los personajes del cuento se van entreteniendo. 
 El teatro abre la puerta 
 la gente entra 
 Comienza el Quijote en Almagro
 de allí sigue el camino por la adorada Mancha

CAMPO DE CASTILLA

Campo de castilla, hoy quiero cortar lo que sobra., lo que no me hace falta, son tantas cosas que se puede.
 Campo de castilla, hoy quiero recordarte .,tú que estás aunque no te vea, te tengo grabado en mi memoria.
 Campo de Castilla, de mi soledad de ahora a mi soledad te vea., tierra de vid y de uva. 
 Campo de Castilla, de San Carlos del Valle donde tengo mis vides., y aunque ahora no vea, sé que está preciosa tu lozana tierra regada por la lluvia que cae y el sol que sale y luce.,
 Campo de castilla, brisa del Azuer ,afluente del Guadiana, entre el Campo de Montiel y la llanura Manchega. 
 Campo de Castilla., allí está mi casa y campo, que ahora crece despacio y desde aquí el sonido llega., Campo de castilla ,tengo ganas de verte, por la cepa pasearte y jugar entre el sarmiento circulando entretenerme. 
 Campo de Castilla, zarcillo, yema eflorescente, que en racimo de uva se convierte y que en la vendimia tu racimo de uva negra o blanca dorada, púrpura o rosada, variados caldos al paladar producen.
 Campo de Castilla., que la recoleta con la mano canse de sol a sol acariciando la uva, con el capazo lleno de uva al tractor, en racimo de uva blanca o negra. 
 Campo de Castilla, tierra soñada y querida y aunque lejos estas de mi Granada, en mi corazón se queda y vea. La distancia no es lejana si se quiera y queda pronto cercana en mi memoria.
 Campo de Castilla, tierra de Quijote y Sancho, que sabes que me encanta, que con Boabdil recrea y juega a la esperanza .,y tu grandeza, de esa inmensa llanura que te canta.
- ! Pronto volveré contigo, a mi Castillo campo, a mi casilla casa!., allí estuve después de seis meses cuando terminó la pandemia ,y salí de Granada.
 Aquel sueño que tuve, se convirtió en realeza del campo soñado, de esa pequeña casa:” Casilla llamada”., que estaba en estado de ruina y se ha convertido ahora en mi gran castillo.,! donde podré tener mi realeza contigo si tú quieres!.
 Ahora ya es otra cosa., cuando la gente pase y al fondo del camino mire.,! tu silueta esbelta crece, como si te hubieran dado aliento todos los grandes dioses!. 
Ahora estás blanca y el campo verde te rodea .Pronto estarás llena de grandes historias nuevas: “que sin olvidar las de antaño de todos los que te vieron ,que muchos cantan del cielo y te ven y te contemplan y dicen” !!!. Que hermosa estas, casa casilla!!!.
 Quién diría que te podrían tan guapa y tan garbosa., y eso nos alegra mucho, porque no te han dejado sola y con profunda alegría vemos, que ahora merece la pena y que por “mucho tiempo sea nuestra hermosa descendencia para disfrute vuestro”. 
Quiero que este pequeño relato cuento o como se quiera ver, sea un encendido homenaje a todos mis seres queridos., que gracias a ellos han posibilitado que este sueño se convierta en realidad.

ATARDECER SOBRE EL MAR

atardecer sobre el mar 

 Eran las 5:00 de la tarde cuando me senté en la arena , miraba fijo las olas que iban y venían, y mientras recreándome estaba , un niño se acercaba y a mi lado se puso:
- le pregunté ¿quien era? y nada me dijo,
- le pregunté ¿de dónde venía? y nada me contestó,
- le pregunté ¿si estaba solo? y me dijo que no , 
- le pregunté ,¿que era pequeño para andar solo? -y me dijo que estaba protegido
- le pregunté ,¿quién lo protegía? y me señaló al cielo,
- le pregunté ,¿que era el cielo? y me contestó que donde estaba su madre, 
- le pregunté que ¿porqué se había ido? 
 y me dijo- que no lo sabía , me dijo con alegría,
" que siempre que miraba al cielo su madre la rodeaba y besando le decía  lo  mucho que lo quería.

NO ME CUENTES PENAS


No me cuentes penas, cuéntame alegrías que pa penita pena ya tengo mi vida.
 No me cuentes penas cuéntame alegrías que mi corazón se arrime a la verita tuya. 
No me cuentes penas cuéntame alegrías que la vida pasa y me quedo solo.
 Cuéntame alegrías no me cuentes penas que pa penar ya llevo mi saquito lleno. 
No me cuentes penas cuéntame alegrías para compartirlo y sentirlo, a la verita tuya. 
! Vamos alegría, deja atrás la pena, que no quiero me digan que la pena me hunde y la vida pierdo! Cuéntame alegrías no me cuentes penas que tu y yo sabemos que como la vida viene se entretiene y pierde Y si me cuentas alegrías sin contárteme penas disfrutaremos la vida seremos compañía y acompañaremos a quien con pena no venga y alegría entretenga.
 Viva la vida, y la pena fuera que ahora la gente tiene ganas de vida.
 Por eso no quiero ahora, me cuentes penas.
 Cuéntame alegrías que endulcen la vida,
como un caramelo
 como una sirena 
como tu sonrisa la vida espera

LOS GIRASOLES

La pieza que falta es la pieza que yo perdí.
(En el lugar del corazón)
 Y al final la encontré y le dije,
-! Por fin la encontré -¡ Y tú te alegraste mucho. 
Lo que tú empezaste, ya se terminó.
 Gracias por acabarla. 
Ahora ya podré enmarcarlo, y ponerlo en la casilla.
 Recuperé el corazón de una hija que andaba perdida.
- ¿Hay algo más emocionante?
 Los girasoles, que ahora hace poco más de un año visitamos en Ámsterdam:
-¿te acuerdas?
 Gracias por terminar la obra. 
Ahora podré recrearme, viéndola cuando quede enmarcada en el lienzo.

¿Qué es la poesia?

Como un poema al que adoro y continuamente busco,
 me preparo el día en soneto. 
Parece que todo versa sobre poesía.
mire por la ventana me sienta o escriba
 todo se traduce en dulce poesía 
La mente me susurra y yo le digo:
- ! ¡Ven conmigo! ¡Que tu compañía busco!
 Me agrada sentirla, me viene sin quererla ni buscarla
 desde hace tiempo me acompaña. 
Y yo tan contento de tenerla en mi casa o cuando salgo
 Es una música bonita que viene y se queda conmigo en mi compañía 
Qué bonito tenerte conmigo.
 No te vayas nunca que te añore
 y ahora que te tengo no te dejo. 
Me esfuerzo a cada instante para que una vez buscada y encontrada dulce poesía mía te lleve dentro.
 Y que pueda darme el tiempo miles de poemas que traduzca en papel escrito, y luego poema hablado o cantado o besado en el silencio o como los antiguos poetas recitaban a sus curiosas doncellas, que en su imaginación llevaban. 
-Alto y claro señora que te preparo este verso para que tú lo oigas y lo recites conmigo 
En mi silencio despierto o en la noche durmiendo pues el verso o el poema sobre nosotros queda.
 Y nuestro paso por el mundo no quedará apagado.
 Lucirá como el papel escrito, el poema que recito

si te pierdo

La primera vez que pase
 No sentiré nada.
 La segunda vez
 seré como el pez que traga el agua.
 Pero si hubiera una tercera vez
mejor esconderse que perderte
 porque si te pierdo,
 sentiré un vacío,
 que no sabré como llenarlo,
 y si encuentro otro destino:
--¿Qué será de mi ,vida mía?:
 El pez que traga el agua 
 la amapola que baila 
 la abeja que consuela en panel de rica miel.

MELANCOLÍA

El vacío de tu pérdida me deja desnudo.

 ¿Qué será ahora con tu ausencia? 

El duelo me atormenta, sin embargo, no me desespero. 
“Hay algo más fuerte que la muerte. La vida eterna”
 Donde tú. Muerte no puedes. 
La vida triunfará sobre ti, y te quedarás aquí, mientras disfrutamos.
 Tu llanto será nuestra alegría, y tu dolor nuestra vida.

 Hermana muerte:
- Quizás, me dejes desnudo, quizás llore tu ausencia, o me produzca tormento pero sé. 
Que al final la vida será nuestro triunfo,
 y que después el tiempo será eterno.

 Hermana muerte, te respeto,
 y sé que me entiendes lo que digo,
 lo único que te pido: es que no me produzcas dolor, ni angustia.
 Y que el tiempo cuando llegues sea corto, y apenas te sientas.
 Déjame este consuelo.
  Gozar de la vida eterna, en la presencia de Dios. 

Hermana muerte: hoy me he levantado de nuevo, 
he visto salir el sol, 
he mirado la calle, 
y me he sentado a escribir lo que anoche dejé. 

 Ahora la rutina continua, absorberé el café despacio, tomaré mi zumo, y saldré a la calle.
 Leeré las noticias del día, meditaré el evangelio del día… La parábola del sembrador que hoy nos trae Mateo, mientras pongo una corta y pego de un cuadro para meditarlo y contemplarlo.
 Después de todo ya se acerca el descanso merecido, de mis vacaciones de verano, tendré más tiempo para escribir.


A la vela de la Alhambra.

 A la vela de la Alhambra me cobijé. 
A la sombra del arroyo me evaporé,
 y con el árbol caído de la cuesta de Gomérez 
hasta la Torre de la Vela llegué.
 En el Suspiro del Moro, a Boabdil le dije:
 “llora como mujer, lo que no has sabido defender como hombre”
 Y con la luz del atardecer,
 escucho el pajarillo de la copa 
que revoloteando viene.
 ! ¡Vuela, que te vea!.
 Dame tu mano que te empuje la cuesta subir
 Y en el Palacio de Alixares, 
bajo la luz de la noche, 
el estanco de agua dorado, 
la estela de la noche me conduce a ti.
La vista del Albaicín con sus calles empinadas, 
su ambiente dorado,
 y el Sacromonte gitano que hierve de danza y baile,
 me conduce a la Acera del Darro. 
Calle señora, con sus palacios y sonido de guitarra buena.
 Plaza nueva  la vista impone, de la Torre de la Vela,  a Granada entera. 
Desde allí se asoma y me saluda. 
Cuando llegó el Rey chico, 
subiendo la cuesta del avellano, 
me llevó a Valparaíso tu nombre.
 Y la silla del Rey  queda a a mi derecha mientras San Cecilio espera.
  La blanca Sierra Nevada , deja fluir el agua de Monachil a Granada.
  Enamorado el Genil  al Darro besa
 peregrinado por  la vega que tan bonita queda
  Darro, que bullicioso cruza
 bajo los arcos y puentes 
a la vera de la Alhambra,
  desde allí música de boda suena, 
esperando  los comensales
a la novia y al novio. 
Allí quedó mi Granada, 
bajo la vela de la Alhambra, 
bajo el amanecer de ensueño, 
bajo la estampa de tanta Iglesia, 
y del Mirador donde quede contigo.

La higuera

La higuera.

 Erase una higuera, que bajo una tumba creció, 
era la única que destacaba, por sus hermosos higos, 
las hojas no eran grandes, y poca sombra daba,
  “encima de la tumba la higuera creció”.

 Cuando voy al cementerio, me paro a verla y debajo de ella en la inscripción pone:

 “Aquí yace un hombre bueno, 
que debajo de la higuera espera
 que algún día Dios se acuerde
 al cielo lleve”.

 En memoria tuya. A.M.A.

Buscando la fuente.(Que sería yo si no existieras).

Buscando la fuente., me pregunto a mi mismo.

 ¿Qué sería el Genil sin el arroyo?
 ¿Qué sería, el charco sin la gota?
 ¿Y qué sería, la gota si del cielo no viniera?
 ¿Qué sería del Guadiana sin las Tablas? 
¿Y las Lagunas de Ruidera ,sin el agua del Azuer?
 ¿Qué sería, de la Sierra Nevada de Granada, sin el agua que hace nieve, cuando del cielo viene?
 ¿Qué sería, el mar sin la arena que le rodea, y la arena, sin el viento que la lleva,?
  ¿Y el viento, que sería, si del cielo no viniera?
 ¿Qué sería, la espiga sin el grano? 
¿Y el aceite, que sería sin olivo, la uva sin la vid y que sería el trabajo de la gente del campo, sin la mano tuya?
 ¿Qué sería la fuente sin el agua, y la Pascua, sin la Cruz resucitada?
 ¿Qué sería del hombre, sin la luz que lo ilumina? 
¿Qué sería yo, si no tuviera a alguien a mi lado?
 ¿Qué sería Francisco sin hermanos?
 ¿Y hermanos, sin mano que los lleve?
 ¿Qué sería Galilea sin Jesús? 
¿Y qué sería la sandalia sin camino recorrido?
 ¿Qué sería el Evangelio, sin salida?
 ¿Y el hermano, que predica en el desierto?
 ¿Qué sería mi vida si muriera?
 ¿Y qué sería si no tuviera la esperanza de Jesús resucitado? 
¿Qué sería el Hijo, sin el Padre? 
¿Qué sería Maria sin José?
 ¿Qué sería mi vida sin la Fe?
¿Qué sería si hoy muriera y no te viera?
 ¿Y qué sería la hermana muerte sin la vida eterna?
 “Dadme Señor tu Palabra, para que la acoja y la comparta.
 Dadme Señor la fuerza eterna, para que no decaiga mañana, cuando despierte de ese sueño de la Pascua compartida. 
Dadme Señor tu aliento, que el Espíritu me acompañe y que la Paz no deje como parte de un camino que está empezando, hoy termine.
 Pues, ¿si en eso solo queda, que triste Pascua hubiera sido? 
¿Y qué sería el camino de Emaús, sin que mi corazón ardiera, solo al verte, de alegre sentirte en tu presencia?

Cuesta de Gomerez



……… Y atardeciendo voy
 por la cuesta de Gomerez
 arriba el frondoso bosque me espera
 ! Que alegría!. 

 Llenaré mis pulmones 
 con tu suave viento 
  me cogeré a la fuente
 para beber su agua.

corretearé despacio
 por la empinada cuesta
 que bajando del cielo
 al aljibe lleva.

La madreselva

La florecilla que te recubre
 en madreselva se convirtió
 
  Con alegría  la llevé
 mirándola con ternura 

 nuestras manos unimos
 hasta el atardecer de los días
 como presagio del canto.
 
 Canta ruiseñor, que te oigo,
 que te oye mi amada doncella
 Que canta con acordeones,
 los suspiros del amor llevando
 a todos los rincones.

 La madreselva del campo 
 un presagio nos dejó
 unió la sombra que nos separaba 
 y nos hizo felices a los dos.

 Como dos almas
 en pena 
 separadas estaban 
 y ahora felices caminan
al atardecer de los días.

mil poemas de la lengua castellana. homenaje

Introducción:

Como llevo un tiempo escribiendo, he encontrado este libro que me gusta se titula: ¡Mil mejores poesías de la lengua castellana!
 —voy a leerlo con mucha gana.
 Para ver,:
—¡Cómo escriben los poetas!, que con tanto garbo lucieron la poesía y de ellos algo aprenda, cuando escriba.
Sabe Dios que con poca esperanza me lleve el pensamiento y la palabra. Para gloria, solo cuento en la lectura: con mi arrogancia, mi palabra y tu lectura callada. Por ello, sabe Dios, que con poca esperanza, quiera ver, como yo era, cuando el retiro, me hizo que escribiera. !Y me hizo hasta pensar que era poeta, cuando nada de eso era!.
 “Pues, una cosa es escribir una receta, y otra pretender escribir como un poeta. ! Viva Dios que tampoco lo pensaba, cuando iba escribiendo mi palabra!. “Pero, en todo caso siempre queda, la lectura de mil escritos de poemas. Que hagan a mí, aprendiz de nada y siervo de la poesía derramada” 
La lectura de este humilde mal poeta, que con cariño y esmero escribo cada día., para que luego no se diga, que he faltado a mi palabra, que un día de pandemia empeñe.
Y como bien tú dices:
— la palabra es la palabra, y cuando se empeña se cumple, como un buen caballero., si no al desfiladero mi lengua, por haber sido infiel a ti soberana.
 Y termino con estos humildes cantos:
 “La pena y la que no es pena. Todo es pena para mí. Ayer penaba por verte, y hoy peno porque te vi”— entiéndase que no era pena por haberte visto que los escritos se entiendan como cada uno vea, sin ofensa ni ofendido. Pero con cariño compartido.
 “El cristal de mi ventana se empañó con el aliento, en él escribe tu nombre y luego, se borró a besos”.
 “Si me dices que me quieres, yo te responderé a la verita tuya, cuando te acerques a mí:
 “Que como tú me quieres, te quiero yo a ti!.
” Y acabando enlazo, las últimas letras que te escribo:
— Que terminando la pandemia, ya puedo salir a verte y por eso la sirena va sonando.
 “Cuando suene la sirena pasearé por la calle, dejaré de escribirte y marcharé para abrazarte.
” Cuando de noche sea volveré para verte, y leerte el poema que con amor te escribo.
 Titulado “Mil mejores poemas De la lengua castellana”., que humilde homenaje rindo, a todo el que se sienta poeta.

PRESENTACION DE LA ESTELA DE LA NOCHE

La Estela de la noche. En 14 agosto, 2021 

PRESENTACIÓN.

 “En tiempo de pandemia, un obligado retiro, me llevo, por iniciativa de una querida e inolvidable amiga, que me dijo:
—Escribe lo que vayas haciendo cada día durante el tiempo que estés encerrado, saca  lo que lleves dentro y te descubrirás a ti mismo.
  Desde estas páginas mi gratitud y cariño, que sabe que tengo hacia ella." Sin duda mi vida cambió solo por su llamada". 
Todo forma parte de un sueño, o de una realidad., después de todo se preguntarán:¿qué es la estela de la noche?, y yo después de muchas vueltas, les contesto:
—   poesía, sentimiento, desnudo o vestido.
 En definitiva, lo escrito en este Blog es un “homenaje a la poesía, a la vida, a lo que me rodea, a Ti, a mis sentimientos más ocultos".
No soy escritor, ni lo pretendo. Solo un aprendiz que sueña, con llegar a todas partes a través de mi Blog., aunque ello implique descubrirme demasiado. 
 Os quiero a todos.

Hoy he visto un Ángel

Hoy he visto un Ángel.
 Ha pasado junto a mí.

Me acompañó, en mi paseo por el Albaicín.
 Me comentaba cosas de ella y de su madre.
 La miré a los ojos mientras caminaba despacio., nos sentamos en un banco cerca de San Miguel, y a lo lejos quedaba, Granada con su bella postal. 
 Hemos pasado por Plaza Larga, la gente tranquila estaba.
¡Iba feliz por el paseo, y se la notaba tranquila, a pesar de tu terrible perdida, la encontré tranquila!
 Quizás en unos días, cuando le venza el cansancio comprenda, lo que le ha pasado.
 —Ahora te toca ver, lo difícil que la vida puede venir., pero tú, tienes fortaleza y sacarás de tu chistera,  la fuerza que llevas dentro.
Hoy he visto un Ángel que caminaba conmigo.
  Hablaba tranquila, sosegada, con esa dulce pausa que tiene.
 Hoy he visto un Ángel. He sentido la fuerza de Dios.
 Me ha gustado, esa dulce pausa del camino:  la conversación tranquila y su cálida mirada.
 Hoy te he visto y me he sentido un niño, (la belleza interior es lo que cuenta). Por eso te pido, que sigas siendo como eres.
 Que no cambies, ahora que estás sola.
— Sigue, hasta el final de tu vida. Sigue siendo "como el Ángel que hoy he visto".
Como el cuento, que te gusta cuando escribes.
! Sigue transmitiendo tu dulzura. ¡No cambies nunca! 
Hace mucha falta, gente como tú Ángel mío

viaje a Santiago

Viaje a Santiago 
 

 A ti amable lector que lees a continuación esto.
— no pienses que soy yo el personaje sobre el que escribo., es un personaje ficticio, recreado, aunque las fotos sean mías, y el tiempo coincida con el que yo estuve en este lugar. Pero una cosa es la imaginación, el pensamiento, y otra cosa confundir la realidad con uno mismo. Aunque lo parezca, lo pongo antes de que empieces a leer lo que a continuación escribo.
—¿Te ha pasado a ti que confundes la realidad con el deseo?
 Por aquel entonces, tenía tanta presión en mi interior, me encontraba tan solo y vacío por dentro. Habían sido TRES meses profundos. Los que habían transcurrido desde que te conocí. 
Pensé que la mejor forma de dejar atrás tantos recuerdos, de empezar de nuevo una nueva vida., era alejarme de tantos recuerdos que me envolvían. Decidí programar un viaje: al Camino de Santiago, recorrer los caminos, pasear lentamente por el campo abierto, y alejarme de tanta sirena vieja que me atormentaba.
—Sinceramente, la experiencia lo mereció,-créeme.
Algún día relataré mi aventura, pero por ahora aquí lo dejo. Solamente una cosa, que el camino envolvió mi vida. Y lo que antes fuera pesadilla mundana, ahora, ahora, un recuerdo enamorado.


Si una llamada lo dijera todo.

Si una llamada lo dijera todo. Aquella” dulce llamada me supo a gloria". 
 Sí una llamada se perdiera, ! Que importa, hay tantas al día que atiendo!. Pero la tuya me vino tan profunda, que por no creer que me llamaba, sentí la fuerza en mi latido., porque no estaba acostumbrado.
 La llamada perdida, que un día paraba. Sentimiento encontrado, que cambiaria mi vida.
—¿Sería acaso que dejaba aquello que tenía?
— No, ya estaba todo cambiado, cuando te encontré. 
No había nada en mi interior y todo estaba perdido.
— ¿Quién diría fueras tú, cuando nada presagiaba?
 Todo cambió desde aquel día.
—¿Pero cuándo me di cuenta,? 
 —De que te amaba?.
— ¿Cuándo te vi con ojos de enamorado?—me pregunto
 Tal vez en la primera llamada.

Camino del cementerio. Tu silueta

Camino del cementerio. Tu silueta


 Eran las doce cuando subía por la empinada cuesta, entre los árboles veía tu silueta.
 Era un día de primavera, una hermosa lluvia caía y yo con mi paraguas, al lado de tu silueta caminaba.
 Era la sombra derramada, que me acompañaba cuando subía la cuesta, que hacia ti, me llevaba. 
Era el viento que mecía y acompañaba, besando la subida al cementerio de Granada.
 Era la Alhambra quieta, que a su verita queda, y con la calle mojada, el sonido del viento sonaba. 
 Era la fresca hierba, que a tu vera quedaba, contemplando la hermosura, que el frescor dejaba.
 Era la entrada al cementerio, con los cipreses al fondo, y todo de tumbas lleno, tan bonitas engalanadas.
— “Y bajando la cuesta, tan empinada, sigo andando, hasta Granada”. Detrás queda tu silueta, que por el camino me acompañaba”. 
Me acompañó a su subida y quedó esperándome arriba que viniera para allí quedarme:tu silueta.
— Ahora no es el momento le dije. La vida me pide paso. Dejando que hacer todavía, haceres que no debía. 
—Más solo Dios sabe, si mi próxima subida contigo me quedaré silueta, para siempre eternamente.
— Contemplo tu belleza cipreses de la Alhambra que rodean el camino y de tantas tumbas quietas que embellecen: tu silueta 
—Ahora ya no me muevo. Aquí yacen mis huesos mi alma al cielo, lleve, mis huesos en Granada quedan.
 Camino del cementerio entre flores y recuerdos por la empinada cuesta mi vida serena queda, acompañando la sombra : tu silueta.

En el puente verde me enamoré de tí

En el puente verde me enamoré de ti,
 cuando al cruzar tu paso me vi reflejado en ti. 
 Cogí tu mano
un beso te di
y el Darro me llevó a ti. 
 Bajo el puente verde la mano te pedí
 rezando a la Virgen 
 una flor te acerqué 
 Por la acera del Darro
 bajo el manto de la Alhambra al pasar el agua, la luna se reflejó.
 Y un suspiro en la noche a ti me llevó:
 Sultana en la noche, 
 Gitana en el día
 corazón de melancolía 
 triste figura mía 
- ¿En qué me convertí?
 

Por el Puente Verde

Saliendo a pasear por el río una tarde de verano bajo el puente verde tu sombra vi. Y le dije a la sombra:
—Si quieres me voy contigo y te acompaño por el río. Tu sombra me contestó:
—Estoy feliz sola y no necesito compañía. Yo le contesté:
—No soy feliz porque ando muy solo, y contigo me divertiré.
—! Ahí pillín!— me contestó.
—Más vale sombra sola que acompañada con pillo . 
— No digas eso, que me entristece pensar en mi pena y lamento .
—estoy cansado de verme y de caminar sin que nadie me quiera.
— Solo te pido! Oh sombra!, nada más que una cosa.,!, que conmigo vengas y que contigo vaya!. Probemos durante un tiempo y si de mi sombra te cansa como vino se vaya y deje de molestarte, si es tu deseo. La sombra me dijo:
—Me convenciste, probemos un tiempo. 
Por el Puente Verde, los dos se juntaron: 
 El agua  del río, 
 la corriente  los llevó. 
"Cuenta en la leyenda que no se supo de ellos más"
! Quizás la sombra que llevo
en mi imaginación seas tú!
Bajo el puente verde
 cuando te conocí 
 de ti me enamoré,
 suspirando te dije:
  “Sombra que pasa y que viene,
 por el agua clara del río
 convierte, mi pensamiento en deseo 
 seguirte bajo el puente verde".

Poema al que adoro y busco

Poema al que adoro y busco

Como un poema al que adoro y continuamente busco,
 me preparo el día en soneto.
 Parece que todo versa sobre poesía,
mire por la ventana,
 me sienta o escriba, 
todo se traduce, en dulce poesía
 La mente me susurra y yo le digo:
- ¡Venga conmigo!, ¡qué compañía busco!
 Me agrada sentirla, viene sin buscarla, desde hace tiempo me acompaña. Y yo contento de tenerla en mi casa o cuando salgo:
- “es un silbido bonito que viene y se queda conmigo, es mi buena compañera”.
- ¡Qué bonito tenerte conmigo!.
- No te vayas nunca, que te añore.
- Y ahora que te tengo no te dejo, me esfuerzo a cada instante para que una vez buscada y encontrada, dulce poesía mía, te lleve dentro.  Que pueda darme el tiempo miles de poemas que traduzca en papel escrito y luego poema hablado o cantado o besado en silencio o “como los antiguos poetas recitaban a sus curiosas doncellas, que en su imaginación llevaban.
- Alto y claro, Señora que le preparó este verso para que  lo oigas y  recites conmigo cuando la noche llegue.

Sin hogar

 Sin hogar.

 Cuantas personas sin techo en el mundo. Dejaron sus casas, se fueron, por mil motivos, cada uno distinto, muchos iguales. El banco, su banco, nuestro banco, nuestro hogar, su hogar, tu hogar, el mío, el suyo el nuestro. El mundo es un techo, un gran banco. Pero lo importante es que haya espacio dentro del banco, como el que representa la estatua, donde poder sentarte. Que el banco no sea un espacio de uno, de ninguno, de nadie. Cada uno tiene un espacio, su espacio. Pero lo importante es que haya un pequeño hueco donde sentarse, para dar la mano, para cobijarse, para no sentir que esta solo, que el mundo es bello. Que hay amor:
-  “Hasta los pájaros tienen dónde cobijarse. 
- Hasta los animales tienen sus madrigueras.
 Pero Tu Hijo de Dios,”no tienes ni donde reclinarte”.
- Que encuentre mi banco, para sentarme, y que dentro de mi banco tenga un espacio, para que te sientes.

LEVANTATE.

“Talitha, kum”  la Estela de la noche.  27 junio, 2021 

 "Levántate, que ya es hora, porque vendrá el Señor, que hoy pasa a tu lado trayendo un mensaje: en ramas y flores que nos habla de salvación. 
La fe con mi mano tocó, cuando la túnica pasó por mi lado.
- ¿Quién me ha tocado?-respondió Jesús, con alta  voz
-¿Quién me libero de mis vestidos?-respondí yo, temerosa
- ¿Quién mi miedo  apagó? -volví a responder con  fuerza
!Solo Tu Señor!.-respondí con Amor
-Levántate: no temas. 
-Ten Fe. La niña duerme. 
“Talitha, kum.

laesteladelanoche

EL ABRAZO

  Desde mi ventana, contemplo el mundo, desde mi silla, me muevo por mi casa, desde mi corazón sueño contigo, y desde mis ojos, veo tu rostr...