martes, 20 de julio de 2021

LA HIGUERA

Hoy traigo estos textos del Evangelio de Marcos y Mateo, sobre la Higuera. He leído sobre la “Maldición de la Higuera”., no estoy de acuerdo con ello, pienso es un bonito árbol que produce un fruto llamado higo., algunos les gustará a otros no. Yo particularmente no lo he probado, ni me producen ganas de hacerlo, pero si recuerdo que este árbol, era uno de los preferidos de un tío mío, y que cuando murió, curiosamente, tenia al lado de su tumba, un hermoso higuero. No sé si fue puesto a posta, el lugar donde lo enterraron, porque el árbol ya tenia su tiempo, cuando al pobre lo enterraron. En todo caso, el árbol bíblico que cita el Evangelio, lo que si refleja, es que nuestra fe anda siempre entre algodones. Daremos fruto si tenemos fe, y se secara en caso contrario, depende de nosotros una u otra solución. En todo caso, necesitamos de la fuerza del Espíritu, para que nos ayude a discernir, y que como la higuera de mi tío, tenga fruto abundante, para gozo de este hermoso árbol y de nuestro espíritu. Termino poniendo un pequeñito escrito que como homenaje a mi tío, seguro le gustará: Erase una higuera, que bajo una tumba creció, era la única que destacaba, por sus hermosos higos las hojas no eran grandes, y poca sombra daba pero encima de la tumba la higuera creció y cuando voy al cementerio, me paro a verla y debajo de ella la inscripción pone “Aquí yace un hombre bueno, que debajo de la higuera espera a Dios que al cielo lleve”. en memoria tuya. A.M.A

A LA VELA DE LA ALHAMBRA

A la vela de la Alhambra me cobijé a la sombra del arroyo me evaporé y con el árbol caído de la cuesta de Gomerez hasta la torre de la vela llegué. En el suspiro del moro, a Boabdil le dije: “llora como mujer, lo que no has sabido defender como hombre” y con la luz del atardecer, escucho el pajarillo de la copa que revoloteando viene. !Vuela vuela, que te vea!. Dame tu mano que te empuje la cuesta subir y en el palacio, bajo la luz de la noche, la estrella me conduce a ti. Y con la vista del Albaicin dorado, y el Sacromonte gitano bajo la cuesta empinada, que me conduce a la Acera del Darro. Calle señora, con sus palacios y sonido de guitarra buena Plaza nueva queda cerca, y la vista impone. Cuando llego al Rey chico, subiendo la cuesta, me lleva a Valparaiso. San Cecilio, y la blanca Sierra Nevada que como estampa nunca termina, y besa a su amada. El Genil engalanado enamora al Darro, que bullicioso cruza bajo los arcos y puentes a la vera de la Alhambra. Y desde allí música de boda suena, con los comensales esperando a la novia y al novio. Allí queda mi Granada, bajo la vela de la Alhambra, bajo el amanecer de ensueño, bajo la estampa de tanta Iglesia, y del Mirador donde quede contigo.

MELANCOLÍA

En mi interior, crece una semilla. El vacío de tu pérdida me deja desnudo ¿Qué será ahora con tu ausencia? el duelo me atormenta, sin embargo, no desespero, “hay algo mas fuerte que la muerte la vida eterna”

laesteladelanoche

EL ABRAZO

  Desde mi ventana, contemplo el mundo, desde mi silla, me muevo por mi casa, desde mi corazón sueño contigo, y desde mis ojos, veo tu rostr...