martes, 16 de noviembre de 2021

El árbol bocabajo la Estela de la noche. la Estela de la noche

 El árbol bocabajo

Había una vez un pequeño jardín, que era admirado por la gente que por él pasaba.

Era frondoso, respiraba fragrancia de seda.

La luz lo iluminaba intensamente y agradaba a los niños en el, jugar a la comba, la pelota, y la bici pasear.

!Era un lugar tan especial, que hasta tenía un árbol que no era normal!.

Un día sin saber como, creció y creció. Y en vez de tener las raíces en el suelo, y las hojas en el aire, las tenía al revés.

!Que raro eres le decían, los que pasaban por el parque, y hasta los compañeros árboles ya se habían acostumbrado!

El árbol, tan especial, tenía una gran barriga, abierta de par en par, y los que querían entrar, le pedían paso, y él con gusto los dejaba pasar.

Era enorme la entrada, y desde las raíces se podía contemplar todo el jardín.

El árbol bocabajo, estaba feliz(pensaba era normal ser así, aunque se viera distinto a los demás de su especie)de que los niños entraran por su enorme barriga , les hacía reír moviendo sus hojas, y alzando sus enormes raíces. Ellos se divertían y lo querían mucho.

El árbol bocabajo, era amigo de todos., de sus compañeros especialmente, aunque algunos no lo miraban con buenos ojos, pues nadie se fijaba tanto en ellos, como en el árbol bocabajo.

«Yo no tengo la culpa de nacer así, (decía el pobre), pero vosotros tenéis las raíces debajo y tenéis más alimentos que yo».

A pesar de su rareza, era feliz, aunque algunas veces, deseaba ser igual que los demás, que lo pudieran abrazar los niños al pasar y que lo miraran como uno más, sin detenerse especialmente en él. Pero a pesar de ello, durante toda su vida, fue muy feliz.

Nuestro gran árbol vivió muchos años, y cuando murió de muy viejo, a su lado creció otro pequeño arbolito, que bocabajo creció.

Se preguntaba desde el cielo cuando lo contemplaba . Seré feliz de verte.

No hay comentarios:

laesteladelanoche

EL ABRAZO

  Desde mi ventana, contemplo el mundo, desde mi silla, me muevo por mi casa, desde mi corazón sueño contigo, y desde mis ojos, veo tu rostr...