sábado, 30 de octubre de 2021

Descripciones.

 Descripciones, con perspectivas

Era a lo lejos tan bella tu estampa, que ni el más lugareño de los caminantes pudo pensar lo hermosa que tu silueta ha dejado las manos del tiempo. ¿Quién fuiste?, y ahora en lo que te has convertido. Galana silueta verde, blanca de noche, negra de día y cubierta marrón te adorna como una lámpara al fuego. El campo te rodea y te riega, con las hojas que caen del sauce que plantado un día de otoño pusimos, y aún recuerdo y llevo en mi memoria. Desde la lejanía me llega tu aroma a flor de primavera, que alimenta mi Espíritu dormido en la noche y relampagueante de dia. No eres muy alta, ni tampoco luces de ancho, pero presumes de grandes ventanales que contornean tus cuatro esquinas de norte a sur y de este a oeste como ojos que miran la noche estrellada, y la tarde cuando el viento cruza tu piel dorada. Tu Puerta verde y tu pequeña chimenea da el calor y aroma a leña vieja que guarda tu estancia cálida en invierno, y húmeda en verano. Me acompaña desde mi lejana tierra cuando te sueño y te veo tranquila en mi corazón dormido.

Tengo una casa grande que en el campo está. Cerca de un gran río, que serpenteando va. ¡Por el camino llega y me parece que puedo jugar con el sauce que de un lado a otro va!, donde me mezo de día y de noche, cuando mi madre me trae el desayuno crujiente, de pan caliente, de la chimenea que en la entrada luce.! ¡Tan bonito! Me gusta jugar con la rana que salta. ¡En la puerta verde la cojo y la llevo hasta las cuatro esquinas que le rodean! ¡Tan galanas! Tiene cuatro ventanas grandes, donde por la mañana me asomo y con mi mirada veo a lo lejos los pájaros volar.! ¡Vuela, vuela!, que yo ahora saldré a jugar contigo. Y por la noche en mi cuarto sueño, con ser princesa que cabalga de la mano de mi príncipe dorado. Mi cama es una fiesta grande y espaciosa. El cuadro pintado por mi madre, encima de la mesita donde pinto de colores. Una gran alfombra tiene, donde me doy vueltas y vueltas. Cuando me despierto, me siento en el suelo y con mi libro de hadas sueño…

viernes, 22 de octubre de 2021

laesteladelanoche.

 Esta página web se diseñó con la plataforma 


bienvenido.




La estela de la noche, cuando llega, 

un soplo de caricia a ti me lleva,

corazón que me susurra, eterna mía 

la belleza de la página dormida.

Cuando oigo el cantar de la sirena 

a la luna incomparable concebida 

!!! ¡¡¡Son tus ojos dos luceros encendidos!!! 

en la brasa de mi ardiente corazón. 

¿Qué sería yo sin tu hermosura?, 

¿qué sería si tu aliento no tuviera? 

A ti solo, 

a ti siempre, 

a ti amada poesía,

eterna mía. 

Las aves del cielo cuando gimen 

las aladas voces del poema 

la dulce voz de tu garganta 

amada poesía,

eterna mía. 

Dime poesía que te siga,
Dime poeta que te quiera 

y dime papel donde te escriba 

un poema que recite a tu vera

La estela de la noche cuando sopla 

el viento de la tarde la recuerda 

! Será que ahora me doy cuenta 

 y antes no veía tu belleza!  

El poema se recrea en la nota 

el latido de la voz se lo recuerda 

la palabra se hace cada vez más grande 

!Y yo no puedo decirle que se calle! 

A ti estela de la noche

que callada viene

dejando al lado de mi cama,

un poema escrito en hoja blanca,

vacío con la pluma a su lado,

que relleno al mirar por la ventana,

cuando sopla el aire de la noche,

y la estela a lo lejos va pasando.

! Dime poema si es que sabe,

a gloria el paisaje,

de la estela de la noche cuando llega,

 ¡y me confunde el día con la noche! 

! Dime poema si es que puede,

la música que tiene la poesía,

contemplar la estela de la noche,

¡a ti amada poesía eterna mía! 

La estela de la noche, cuando llega 

un soplo de caricia a ti me lleva 

corazón que me susurra,

eterna mía,

la belleza de la página dormida. 

Si dormido sueño con la estela,

despierto la acaricio tan contento.

¿Será porque el corazón me quiera,

revelar el secreto del poema?

laesteladelanoche

EL ABRAZO

  Desde mi ventana, contemplo el mundo, desde mi silla, me muevo por mi casa, desde mi corazón sueño contigo, y desde mis ojos, veo tu rostr...