lunes, 18 de octubre de 2021

Buscando la fuente.(Que sería yo si no existieras).

Buscando la fuente., me pregunto a mi mismo.

 ¿Qué sería el Genil sin el arroyo?
 ¿Qué sería, el charco sin la gota?
 ¿Y qué sería, la gota si del cielo no viniera?
 ¿Qué sería del Guadiana sin las Tablas? 
¿Y las Lagunas de Ruidera ,sin el agua del Azuer?
 ¿Qué sería, de la Sierra Nevada de Granada, sin el agua que hace nieve, cuando del cielo viene?
 ¿Qué sería, el mar sin la arena que le rodea, y la arena, sin el viento que la lleva,?
  ¿Y el viento, que sería, si del cielo no viniera?
 ¿Qué sería, la espiga sin el grano? 
¿Y el aceite, que sería sin olivo, la uva sin la vid y que sería el trabajo de la gente del campo, sin la mano tuya?
 ¿Qué sería la fuente sin el agua, y la Pascua, sin la Cruz resucitada?
 ¿Qué sería del hombre, sin la luz que lo ilumina? 
¿Qué sería yo, si no tuviera a alguien a mi lado?
 ¿Qué sería Francisco sin hermanos?
 ¿Y hermanos, sin mano que los lleve?
 ¿Qué sería Galilea sin Jesús? 
¿Y qué sería la sandalia sin camino recorrido?
 ¿Qué sería el Evangelio, sin salida?
 ¿Y el hermano, que predica en el desierto?
 ¿Qué sería mi vida si muriera?
 ¿Y qué sería si no tuviera la esperanza de Jesús resucitado? 
¿Qué sería el Hijo, sin el Padre? 
¿Qué sería Maria sin José?
 ¿Qué sería mi vida sin la Fe?
¿Qué sería si hoy muriera y no te viera?
 ¿Y qué sería la hermana muerte sin la vida eterna?
 “Dadme Señor tu Palabra, para que la acoja y la comparta.
 Dadme Señor la fuerza eterna, para que no decaiga mañana, cuando despierte de ese sueño de la Pascua compartida. 
Dadme Señor tu aliento, que el Espíritu me acompañe y que la Paz no deje como parte de un camino que está empezando, hoy termine.
 Pues, ¿si en eso solo queda, que triste Pascua hubiera sido? 
¿Y qué sería el camino de Emaús, sin que mi corazón ardiera, solo al verte, de alegre sentirte en tu presencia?

No hay comentarios:

laesteladelanoche

EL ABRAZO

  Desde mi ventana, contemplo el mundo, desde mi silla, me muevo por mi casa, desde mi corazón sueño contigo, y desde mis ojos, veo tu rostr...