Sin hogar

 Sin hogar.

 Cuantas personas sin techo en el mundo. Dejaron sus casas, se fueron, por mil motivos, cada uno distinto, muchos iguales. El banco, su banco, nuestro banco, nuestro hogar, su hogar, tu hogar, el mío, el suyo el nuestro. El mundo es un techo, un gran banco. Pero lo importante es que haya espacio dentro del banco, como el que representa la estatua, donde poder sentarte. Que el banco no sea un espacio de uno, de ninguno, de nadie. Cada uno tiene un espacio, su espacio. Pero lo importante es que haya un pequeño hueco donde sentarse, para dar la mano, para cobijarse, para no sentir que esta solo, que el mundo es bello. Que hay amor:
-  “Hasta los pájaros tienen dónde cobijarse. 
- Hasta los animales tienen sus madrigueras.
 Pero Tu Hijo de Dios,”no tienes ni donde reclinarte”.
- Que encuentre mi banco, para sentarme, y que dentro de mi banco tenga un espacio, para que te sientes.

Comentarios

Entradas populares