sábado, 17 de julio de 2021

Escóndeme a la sombra de tus alas

Salmo 17(16) Hoy traigo este Salmo. En el el Salmista, “Pide al Señor que atienda su clamor, porque sabe que el Señor hará justicia. Buscar refugio en el Señor. Esconderse a la sombra de sus alas” Hoy traigo este salmo, y al tiempo una petición, por un niño que ayer vi en el hospital, o mejor dicho a sus padres. Llorando la madre desconsolada ante la noticia del médico. Hoy pido por todos los que están en los hospitales, para que tanto ellos como sus familiares encuentren consuelo. La salud tan frágil que a veces se nos escapa de las manos. Somos arcilla en pies de barro. Nuestras ilusiones se desvanecen sin pensarlo, y nuestras alturas se derriten, como la vela que se apaga. Pero en esos momentos, es cuando debemos ser fuertes, y lo seremos ante nuestra debilidad. Por ello la frase.” Señor escóndeme ante la sombra de tus alas”, que cita el salmo, me ha llevado a esta petición. Y por ello lo comparto, en este primer escrito del día. Gracias por vuestra lectura. Escucha, Señor, mi justa demanda, atiende a mi clamor; presta oído a mi plegaria, porque en mis labios no hay falsedad. Tú me harás justicia, porque tus ojos ven lo que es recto: si examinas mi corazón y me visitas por las noches, si me pruebas al fuego,no encontrarás malicia en mí. Mi boca no se excedió si examinas mi corazón y me visitas por las noches, si me pruebas al fuego, no encontrarás malicia en mí. Mi boca no se excedió si examinas mi corazón y me visitas por las noches, si me pruebas al fuego, no encontrarás malicia en mí. Mi boca no se excedió si examinas mi corazón y me visitas por las noches, si me pruebas al fuego, no encontrarás malicia en mí. Mi boca no se excedió Yo te invoco, Dios mío, porque tú me respondes: inclina tu oído hacia mí y escucha mis palabras. Muestra las maravillas de tu gracia, tú que salvas de los agresores a los que buscan refugio a tu derecha. Escóndeme a la sombra de tus alas. Pero yo, por tu justicia, contemplaré tu rostro, y al despertar, me saciaré de tu presencia

No hay comentarios:

laesteladelanoche

LOS GIRASOLES

La pieza que falta es la pieza que yo perdí.(En el lugar del corazón) Y al final la encontré y le dije,! Por fin la encontré ¡ Y tú te alegr...