sábado, 17 de julio de 2021

¿Dónde están mis gafas?

Como muchos días, últimamente en más ocasiones de las habituales, me pregunto, ¿dónde están mis gafas? Si parece una tontería, pero me empieza a preocupar, mis despistes, hasta el punto de andar perdido, como una oveja descarriada. Las prisas, el cansancio, el calor, la época del año mitad trabajo, mitad descanso. Los acontecimientos que me despistan, ¿seré que ya ando mayor?. Bueno cualquier cosa que sea, tengo que tener más control sobre mis gafas, después de todo, ¿sin ellas que hago?,. Si cada vez veo menos,! Es tan necesario en mi vida!, que se ha convertido en un elemento más de mi persona. Por eso me preocupa seriamente que pierda más tiempo encontrándolas, y tan poco en perderlas. Cuando ando en casa, aún no hay problema, es dar palos de ciego por el piso hasta que las encuentro. No es lo mismo que el móvil que al fin de todo tengo que llamar desde el fijo, para que su sonido lo localice,¿pero qué hago con mis gafas cuando no las encuentro?. La lectura del dia de hoy con la que he comenzado el dia. Sobre el Evangelio de Mateo. Jesús nos presenta a los 12, a sus discípulos, a los elegidos por Él, y a los que le encomienda, “Salid por el mundo, y proclamar que el Reino de Dios está cerca”. “La lectura de la bondad”, que el Padre Arrupe en ese escrito tan maravilloso nos indica, me ha generado una ilusión tremenda, en este amanecer, cuando ya preparo mis actividades para marchar al Juzgado a preguntar sobre un asunto que probablemente lleve. (Pocas ganas lo confieso). Mis fuerzas en esta época del año andan como el depósito de la gasolina cuando la luz se enciende, pero aun reciente. No hace falta ponerle gasolina porque pienso, ( mi destino está cerca), y no merece la pena ahora. Luego a la próxima cuando lo coja, le pondré. Y aún le queda reserva hasta llegar sobrado, pero claro …” Hambre para mañana”, como dice el refranero. En fin, me iré al Juzgado porque es mi obligación y no le daré más vueltas, salir a la calle, y proclamar “que el Reino de Dios está cerca”. Salir buscando compañero, para no andar solo, y cumplir con mi trabajo…(todo ello pienso en el camino) ¡Después de todo! He encontrado mis gafas!. Las he metido en su funda y esta es en la cartera. Tengo seguridad en mi mismo, porque ahora sé, que no están perdidas, que están en su sitio, donde deben estar, y que no soy una oveja descarriada. ¿Lo soy?, a veces me pregunto….. Señor busca otras ovejas, que más lo necesiten, aunque yo no ando sobrado, y lo mismo me despisto que ando seguro.(por ello te necesito)., Las gafas para ver lo que mis ojos cansados ya les falta, y mi cansancio para que con tu luz me ilumines mi interior. Seguro que las gafas que pierdo, y que como el ratón y al gato juego diariamente en el encuentro despistado. Que tengas un buen día, amable lector, y espero que tus gafas si las usas, las tengas siempre a mano. Y que el Señor te ilumine., lo tendrás siempre seguro, a tu lado, como la canción que suena cuando termino de escribir este escrito, el aroma del café ya suena, me levantaré a darle una acaricia, un pequeño sorbito, siempre se agradece al despertarse. Como tu lectura diaria que siempre me acompaña

No hay comentarios:

laesteladelanoche

LOS GIRASOLES

La pieza que falta es la pieza que yo perdí.(En el lugar del corazón) Y al final la encontré y le dije,! Por fin la encontré ¡ Y tú te alegr...