PADRENUESTRO.

Padre mío yo me ofrezco a ti.

 En ti quiero ser, estar y verte.
 Quiero que seas Tú para mí en este día: “el cielo de mi vida”. (mi compañía). 
 Tu nombre es:Santo. Tu Misericordia eterna. Tu vida Resurrección y esperanza.
Nosotros unidos, te pedimos: Padre nuestro que estas en el cielo en nuestro corazón, tu amor infinito, tu alimento tu Palabra.
  Aunque no te vea, te siento,  aunque no te toque,  te noto,  aunque no te escuche, te rezo y te pido y me ofrezco a Ti. 
 Tu Reino es:vida amor, esperanza. Galilea de los gentiles,  camino de Emaús, Paz y Justicia.
   Tu Espíritu nuestra guía.  Tú estarás con nosotros hasta el fin del mundo. Tu Amor me compensa cuando al hermano veo.   Tú repartes Justicia entre la gente sencilla,  la caridad se extiende,   la humildad rebosa,  como el brote de olivo, como la higuera, como la vid.  Tu voluntad siempre sea y pierda la mía.  Aléjame del mal en la tierra y en el cielo— si tú quieres:  Dadme, Señor de tu Pan que cada día reciba.  Perdóname Señor mis ofensas,    si causo daño al hermano, y antes de perdonarme.,  que yo perdone a mi prójimo, aunque me cueste pedirlo. 
 No me dejes caer al pozo que es muy grande y no sé salir.
 Acabando te pido humildemente: que me libres de todo mal. Que no caiga en la tentación.  Que respete al hermano.  Que me abandone a Ti.
  “Hay tanto que hacer … Tanto que deberíamos dejar”

Comentarios

Entradas populares