No nos hagáis invisible

El virus, el maldito virus se cebó con vosotros la cadena iba de arriba abajo, las muertes crecieron y crecieron en numero abundante. Nada estaba controlado, todo era tan rápido. No me hagas invisible, no nos hagáis invisibles que como vosotros existimos que tenemos nuestras flores nuestro vida, nuestros amores. Que tenemos hijos, aunque no vengan que tenemos tiempo aunque no lo parezca No me hagas invisible, no nos hagáis invisibles rezaba el cartel que pusieron, ¿a quien se le ocurriría ponerlo? al medico que iba a verte, a la enfermera que te cuidaba al buen camionero que te llevaba alimento o al funerario que te llevo al cementerio donde nadie pudo verte ni acompañarte. No me hagas invisible, no nos hagáis invisibles que como el niño pequeño, el adulto grande o el abuelo en su casa, no tuve la suerte de poder verte. Me pusieron un cartel, que parecía una cárcel que parecía aislarme. No me hagas invisible no nos hagáis invisibles entra por la puerta a verme que con tu saludo me quede y la lagrima en tu sonrisa en tu cara ponga No me hagas invisible, no nos hagáis invisibles que queriendo tanto la vida sufro la pena de no verte y mi alegria contagie la tuya y la tuya contagie la nuestra pero aunque no sea tarde aunque el virus acabe que ya pronto parece y aunque no venga otro peor virus que este es no sentirse querido es que te cierren la puerta es morir en el olvido. Por eso te repito y te repito hasta que me quede aliento hasta que la vista tenga hasta que el olfato sienta y mi corazón bombardee cariño que por favor te pido No me hagas invisible, no nos hagáis invisibles que os queremos mucho

Comentarios

Entradas populares