Mi guitarra

“Pero nunca entenderéis a mi guitarra”. Dice la canción del poeta Juan Pardo. Compuso esta enorme canción que ahora escucho. Y yo en esta tarde dominguera encerrado en mi casa, veo a mi guitarra llorar y le pregunto ¿por qué?, Y me responde,” porque no tocas lo que quiero”. Y¿qué quieres que toque?, y me responde “. Empieza por cogerme, no me tengas abandonada, luego pon mis manos abrazándome, una a izquierda en el mástil, otra a la derecha en la caja, justo en el agujero que hay en el centro, y luego, suavemente desliza tus dedos por el mástil. Verás como despacio si me tocas, oirás la música sonar, y si sigues practicando y compones algo bonito. ¡Llegaremos compañeros a sentirnos, y seguro que entonces no me olvidarás, y yo seré para ti lo que ahora no lo eres! ! Que abandonada me tienes y no es bueno!. Cógeme pues y no seas flojo, dulcemente enamórame, para que componga una letra que llegue hasta el sol,y derrita en la tierra, luz y calor. Y el sonido llegó tan lejos de mí, que en una dulce melodía se convirtió. La guitarra me contestó, antes de despedirme “Hay muchas canciones que tú puedes componer, con esa voz tan bonita que tú tienes, y el tiempo juntos pasaremos en dulce compañía”. ” Y así como Juan Pardo, me dejaréis morir, para escuchar mi llanto, sonreiréis a mi canto.” Pero nunca entenderéis a mi guitarra “ “Y fundiréis mi anillo, derramaréis mi vino, porque olvidarse de mí, tendrá que ser muy sencillo, “Pero nunca entenderéis a mi guitarra”.

Comentarios

Entradas populares