viernes, 29 de enero de 2021

Caminar por Granada.


 Caminar por Granada.

 La Madraza, Catedral, Alhóndiga, Mesones, San Jerónimo, Derecho, San Juan de Dios, Gran vía, Jardines del Triunfo, y meterte luego por sus calles. Recorrer el comercio, escuchar la música, las flores y jardines, las fuentes de Granada, el agua que corre. Granada enamora y con ella camino. Caminar por la Alhambra y Generalife, paseo de los tristes y subida al Albaicín y perderse por todas las calles que respira ese aroma a trigo limpio y sol radiante y el Sacro monte y su Abadía y sus santas cuevas, y sus numerosas cruces y las reliquias de San Cecilio y sus numerosas capillas y su museo, y la vista que se pierde al fondo de Granada, majestuosa belleza que solo desde aquí se contempla, y luego bajar por las cuestas empinadas, y seguir la ruta por el Sacro monte, valle del Paraíso ,y frente a la Alhambra en el otro lado, desde aquí fue criado el romancero gitano de Lorca, poeta de Granada y que como llanto sonoro dice.” Suena el silbato de partida y no pude evitar el llanto por la tristeza que me producía su marcha. No llores, dos meses pasan pronto. Dos meses que nunca han pasado, que siguen presentes como en aquel instante decisivo, dos meses clavados en lo más profundo de mi alma y que nunca, nunca pasarán. Dos meses, estas fueron sus últimas palabras. Dos meses que ya se han convertido en 864 meses de recuerdo incesante, guardado en lo más profundo de mi existencia y para el que no ha existido ni un solo día de olvido”. Parece un presagio del tiempo de ahora, este Lorca de Granada, y conforme paso por estos sitios, el camino me hace dejarme llevar por otras figuras, por otras personas me cambio, me trasmuto, soy otro según vaya pasando por los sitios, y así Boabdil último sultán del reino Nazarí si paseo por los bosques de la Alhambra, me adentro por sus laberintos, miro a través de la torre de la Vela dejando el paisaje de Granada verde y valle, de acequias que la surcan de su vega imponente que la cruza y canta el agua bajo el sol y la nieve de la sierra. Me sentiré como Fernando el Católico, o Isabel cuando paso a orillas de la Catedral, y cuando dirija la mirada a la bella Santa Fe rodeada de cruces y caminos, de arcos suntuosos y de su esplendor pasado de las capitulaciones. Cristóbal Colón, o el Gran Capitán, que también dejaron su huella por esta bendita tierra, porque Granada tiene tanto que uno se pierde y nunca termina. Y acabo con Madrid y allí también me pierdo, caminando por el barrio de las letras, donde parada obligada tengo cada vez que voy, recorriendo sus suntuosas calles, donde albergaron tanta gloria Cervantes, Quevedo, …… que otro día espero continuaré con este escrito del camino, pues por hoy ya caminé mucho y aquí se queda…….. 

 

No hay comentarios:

laesteladelanoche

TEATRO DE LOS SUEÑOS

TEATRO DE LOS SUEÑOS la Estela de la noche. la Estela de la noche. Vista de Old Trafford, donde jugará esta noche el Granada, a ras de cés...