martes, 20 de julio de 2021

LOS GIRASOLES

La pieza que falta es la pieza que yo perdí.(En el lugar del corazón) Y al final la encontré y le dije,! Por fin la encontré ¡ Y tú te alegraste mucho. Lo que tú empezaste, ya se terminó. Gracias por acabarla. Ahora ya podré enmarcarlo, y ponerlo en la casilla. Recupere el corazón de una hija que andaba perdida. ¿Hay algo más emocionante? Los girasoles, que ahora hace poco más de un año visitamos en Ámsterdam ¿te acuerdas? Gracias por terminar la obra. Ahora podré recrearme, viéndola cuando quede enmarcada en el lienzo

NO ME CUENTES PENAS

No me cuentes penas, cuéntame alegrías que pa penita pena ya tengo mi vida. No me cuentes penas cuéntame alegrías que mi corazón se arrime a la verita tuya. No me cuentes penas cuéntame alegrías que la vida pasa y me quedo solo. Cuéntame alegrías no me cuentes penas que pa penar ya llevo mi saquito lleno. No me cuentes penas cuéntame alegrías para compartirlo y sentirlo, a la verita tuya. ! Vamos alegría, deja atrás la pena, que no quiero me digan que la pena me hunde y la vida pierdo! Cuéntame alegrías no me cuentes penas que tu y yo sabemos que como la vida viene se entretiene y pierde Y si me cuentas alegrías sin contárteme penas disfrutaremos la vida seremos compañía y acompañaremos a quien con pena no venga y alegría entretenga. Viva la vida, y la pena fuera que ahora la gente tiene ganas de vida. Por eso no quiero ahora, me cuentes penas. Cuéntame alegrías que endulcen la vida como un caramelo como una sirena como tu sonrisa la vida esper

ATARDECER SOBRE EL MAR

atardecer sobre el mar Eran las 5:00 de la tarde cuando me senté en la arena , miraba fijo las olas que iban y venían, y mientras recreándome estaba , un niño se acercaba y a mi lado se puso, le pregunté ¿quien era? y nada me dijo, le pregunté ¿de dónde venía? y nada me contestó, le pregunté ¿si estaba solo? y me dijo que no , le pregunté ,¿que era pequeño para andar solo? y me dijo que estaba protegido le pregunté ,¿quién lo protegía? y me señaló al cielo, le pregunté ,¿que era el cielo? y me contestó que donde estaba su madre, le pregunté que ¿porqué se había ido? y me dijo que no lo sabía , me dijo con alegría, que siempre que miraba al cielo su madre la rodeaba y besando le decía que mucho lo quería.

CAMPO DE CASTILLA

Campo de castilla, hoy quiero cortar lo que sobra., lo que no me hace falta, son tantas cosas que se puede. Campo de castilla, hoy quiero recordarte.,tú que estás aunque no te vea, te tengo grabado en mi memoria. Campo de Castilla, de mi soledad de ahora a mi soledad te vea., tierra de vid y de uva. Campo de castilla, de San Carlos del Valle donde tengo mis vides., y aunque ahora no vea, sé que está preciosa tu lozana tierra regada por la lluvia que cae y el sol que sale y luce., Campo de castilla, brisa del Azuer ,afluyente del guadiana, entre el campo de Montiel y la llanura manchega. Campo de castilla., allí está mi casa y campo, que ahora crece despacio y desde aquí el sonido llega., Campo de castilla ,tengo ganas de verte, por la cepa pasearte y jugar entre el sarmiento circulando entretenerme. Campo de castilla, zarcillo, yema eflorescente, que en racimo de uva se convierte y que en la vendimia tu racimo de uva negra o blanca dorada, púrpura o rosada, variados caldos al paladar producen. Campo de castilla., que la recoleta con la mano canse de sol a sol acariciando la uva, con el capazo lleno de uva al tractor, en racimo de uva blanca o negra. Campo de castilla, tierra soñada y querida y aunque lejos estas de mi Granada, en mi corazón se queda y vea. La distancia no es lejana si se quiera y queda pronto cercana en mi memoria. Campo de castilla, tierra de Quijote y Sancho, que sabes que me encanta, que con Boabdil recrea y juega a la esperanza .,y tu grandeza, de esa inmensa llanura que te canta. ! Pronto volveré contigo, a mi castillo campo, a mi casilla casa!., allí estuve después de seis meses cuando terminó la pandemia ,y salí de Granada. Aquel sueño que tuve, se convirtió en realeza del campo soñado, de esa pequeña casa,” Casilla llamada”., que estaba en estado de ruina y se ha convertido ahora en mi gran castillo.,! Donde podré tener mi realeza contigo si tú quieres!. Ahora ya es otra cosa., cuando la gente pase y al fondo del camino mire.,! tu silueta esbelta crece, como si te hubieran dado aliento todos los grandes dioses!. Ahora estás blanca y el campo verde te rodea .,pronto estarás llena de grandes historias nuevas, “que sin olvidar las de antaño de todos los que te vieron ,que muchos cantan del cielo y te ven y te contemplan y dicen” !!!. Que hermosa estas, casa casilla!!!., Quién diría que te podrían tan guapa y tan garbosa., y eso nos alegra mucho, porque no te han dejado sola y con profunda alegría vemos, que ahora merece la pena y que por “mucho tiempo sea nuestra hermosa descendencia para disfrute vuestro”. Quiero que este pequeño relato cuento o como se quiera ver, sea un encendido homenaje a todos mis seres queridos., que gracias a ellos han posibilitado que este sueño se convierta en realidad.

LA HIGUERA

Hoy traigo estos textos del Evangelio de Marcos y Mateo, sobre la Higuera. He leído sobre la “Maldición de la Higuera”., no estoy de acuerdo con ello, pienso es un bonito árbol que produce un fruto llamado higo., algunos les gustará a otros no. Yo particularmente no lo he probado, ni me producen ganas de hacerlo, pero si recuerdo que este árbol, era uno de los preferidos de un tío mío, y que cuando murió, curiosamente, tenia al lado de su tumba, un hermoso higuero. No sé si fue puesto a posta, el lugar donde lo enterraron, porque el árbol ya tenia su tiempo, cuando al pobre lo enterraron. En todo caso, el árbol bíblico que cita el Evangelio, lo que si refleja, es que nuestra fe anda siempre entre algodones. Daremos fruto si tenemos fe, y se secara en caso contrario, depende de nosotros una u otra solución. En todo caso, necesitamos de la fuerza del Espíritu, para que nos ayude a discernir, y que como la higuera de mi tío, tenga fruto abundante, para gozo de este hermoso árbol y de nuestro espíritu. Termino poniendo un pequeñito escrito que como homenaje a mi tío, seguro le gustará: Erase una higuera, que bajo una tumba creció, era la única que destacaba, por sus hermosos higos las hojas no eran grandes, y poca sombra daba pero encima de la tumba la higuera creció y cuando voy al cementerio, me paro a verla y debajo de ella la inscripción pone “Aquí yace un hombre bueno, que debajo de la higuera espera a Dios que al cielo lleve”. en memoria tuya. A.M.A

A LA VELA DE LA ALHAMBRA

A la vela de la Alhambra me cobijé a la sombra del arroyo me evaporé y con el árbol caído de la cuesta de Gomerez hasta la torre de la vela llegué. En el suspiro del moro, a Boabdil le dije: “llora como mujer, lo que no has sabido defender como hombre” y con la luz del atardecer, escucho el pajarillo de la copa que revoloteando viene. !Vuela vuela, que te vea!. Dame tu mano que te empuje la cuesta subir y en el palacio, bajo la luz de la noche, la estrella me conduce a ti. Y con la vista del Albaicin dorado, y el Sacromonte gitano bajo la cuesta empinada, que me conduce a la Acera del Darro. Calle señora, con sus palacios y sonido de guitarra buena Plaza nueva queda cerca, y la vista impone. Cuando llego al Rey chico, subiendo la cuesta, me lleva a Valparaiso. San Cecilio, y la blanca Sierra Nevada que como estampa nunca termina, y besa a su amada. El Genil engalanado enamora al Darro, que bullicioso cruza bajo los arcos y puentes a la vera de la Alhambra. Y desde allí música de boda suena, con los comensales esperando a la novia y al novio. Allí queda mi Granada, bajo la vela de la Alhambra, bajo el amanecer de ensueño, bajo la estampa de tanta Iglesia, y del Mirador donde quede contigo.

MELANCOLÍA

En mi interior, crece una semilla. El vacío de tu pérdida me deja desnudo ¿Qué será ahora con tu ausencia? el duelo me atormenta, sin embargo, no desespero, “hay algo mas fuerte que la muerte la vida eterna”

sábado, 17 de julio de 2021

LIBRERIA.

sereno caminar. Como un libro se abre mi libertad se crece como al abril la tapa el personaje fluye, me contagia su espada y su aroma de viento. Como el libro cierro el personaje encierra, canta, canta, que voy juntando palabra el guión se ha hecho grande y los personajes del cuento se van entreteniendo. El teatro abre la puerta la gente entra, comienza el Quijote en Almagro y de allí sigue el camino por la adorada Mancha

Amanece en otoño

En la quebrada cuesta, la montaña se empina y desde la quebrada piedra tu sombra se asoma. El viento envuelve el atardecer sereno !que belleza, se asoma que envoltura te cubre! Atardece el otoño y resopla su estampa como una ardiente sirena la montaña me lleva. Amanece en otoño cubriendo tu rostro por la quebrada cuesta se entretiene el tiempo

Anoche cuando dormia

Por allí pase un día, Camino de Santiago me pare, haciendo un alto en el camino y fotografié tu huella, tu tumba quieta. En la mañana serena al calor de su sombra “que pace como el olvido” !No se quien fuiste, ni cuando moriste que importa!. Solo un deseo seguir el camino amigo peregrino

carita de Ángel

Al verte, siempre me pregunto ¿como será la cara de los ángeles? y cuando te miro me contesto ! Que no puede ser de otra forma que la que tú tienes! Porque es tan dulce tu mirada tan tierna tu sonrisa tan alegres tus ojos tu mirada serena la paz que me transmite. Que tu carita menuda no sufre, no pena Tu hermoso pelo tus rizadas cejas tu moflete dorado tu boca soñadora No pena, no pena. Carita de Ángel Quiero mandarte un beso Decirte que te quiero tú ya lo sabes., porque te lo digo Te recuerdo, te llevo Carita de Ángel no sufras, no penes. Que no estás sola te llevo dentro, te mando un beso, que llegara al cielo. Y deja caer una gota que me llene. Carita de Ángel no sufras, no penes Que todo, en mí es recuerdo de tiempo bueno de amor infinito de tus alegres cantos. Carita de Ángel te escribo esta letra la llevaré, al mensajero Un paje que baje del cielo y a ti te, entregue Con un beso, con mi mejor sonrisa que diga Te quiero. Carita de Ángel

El pajarillo

El pajarillo Volando por el cielo viene un pajarillo en la mesa, comiendo estaba cuando cogiste el trozo de miga que me sobraba. Y con tu pico chiquito me alegrase la vista al verte cogiendo la miguita caída de mi plato lleno. !Adiós pajarillo lindo sigue tu camino! que yo terminando sigo mi camino. !Y volveré a verte seguro algún día de los que a Granada venga; porque nunca el que vino un día solo, quedó tan prendado de semejante belleza que volvió nuevamente!.

En el recuerdo.

Un día te vi, dando un abrazo a un árbol, me quede sorprendido, nunca había pensado dar un abrazo a un árbol. Hoy cuando he salido a pasear, he dejado mi bici y al árbol he abrazado, fuertemente. Mientras lo abrazaba, he pronunciado tu nombre y te decía “Te quiero”. ! Me he sentido tan feliz!. Parecía que eras tú a la que abrazaba. Hasta he llorado, tengo que confesarlo. (“La foto del árbol junto a la bici, apoyándose en él, en ti, como siempre has sido mi apoyo, mi guía, mi vida”). GRACIAS M.D.S.G

Buscando la Fuente. Pascua de Resureción

Buscando la fuente ¿Qué sería el Genil, sin el arroyo. ¿Qué sería, el charco sin la gota, Y que sería, la gota si del cielo no viniere? ¿Qué sería del Guadiana sin las Tablas? ¿Y las Lagunas de Ruidera ,sin el agua del Azuer? ¿Qué seria, de la Sierra Nevada de Granada, sin el agua que se hace nieve, cuando del cielo viene? ¿Qué sería, el mar sin la arena que le rodea, y la arena, sin el viento que la lleva, Y el viento, si del cielo no viniera? ¿Qué sería, la espiga sin el grano? ¿Y el aceite sin olivo, y el trabajo de la gente del campo? ¿Qué sería la fuente sin el agua, y la Pascua, sin la Cruz resucitada? ¿Qué seria del hombre, sin la luz que lo ilumina? ¿Qué seria yo, si no tuviera alguien a mi lado? ¿Qué sería Francisco, sin hermanos? ¿Y hermanos, sin mano que los lleve? ¿Qué seria Galilea sin Jesús, y la sandalia sin camino recorrido? ¿Qué sería la Palabra sin escucha, y el hermano, que predica en el desierto? ¿Qué sería mi vida si muriera? ¿Y no tuviera la esperanza, de Jesús resucitado? ¿Qué sería el Hijo, sin el Padre? ¿Qué sería Maria sin José? ¿Qué sería mi vida sin la Fe?, ¿Qué seria si hoy muriera y no te viera? “Dadme Señor tu Palabra, para que la acoja y la comparta. Dadme Señor la fuerza eterna, para que no decaiga mañana, cuando despierte de ese sueño de la Pascua compartida. Dadme Señor tu aliento, que el Espíritu me acompañe y que la Pascua mañana empiece nuevamente. No la deje como parte de un camino que empezando hoy termine, pues, ¿si en eso solo queda, que triste Pascua hubiera sido? ¿Y qué sería de Emaús, sin que mi corazón ardiera, solo al verte, de alegre sentirte en tu presencia?

Abogado de Oficio, sin oficio

Érase una vez un letrado de oficio, al que le designaron en turno que llevara un caso muy complicado. El anterior letrado particular renunció pocos días antes del gran juicio que señalaron, porque según dijo el renunciante(algo caradura) tuvo diferencias irreconciliables con su cliente.(Fíjate apenas unos días antes del juicio, tuvo diferencias irreconciliables). Así es que después de ello, hubo que designarse otro abogado, que lo defendiera. Llamaron al colegio, y en apenas unos días se lo comunicaron, al pobre abogado de oficio. Tienes que asistir a X, que su abogado lo ha dejado, porque él no ha querido pagarle lo que pedía. (vete tú a saber si esta fuera la excusa). Lo cierto era que el abogado, al preguntar el procedimiento, le dijeron en apenas 5 días tienes el juicio, y aquí te entrego el expediente para que lo mires. !Horror se dijo!. Como que en apenas cinco días, si no es nada para verlo!. Se puso el pobre a fotocopiar el expediente, que tenía más de 200 folios, y tardo bastante tiempo. En una pequeña habitación, donde estaban las fotocopiadoras, y los papeles amontonados, tuvo que hacerlo. Durante más de una hora estuvo fotocopiando, y poniendo cuidadosamente los papeles uno detrás de otro, para que no tuviera luego problemas para leerlo. Una vez terminado se lo entrego a la funcionaria, que le dijo,. !te queda tarea, ahora!. Apenado se marchó de la oficina, y enseguida se dijo, “tengo que ver a mi cliente”. Pero lo dejaré para mañana para que me mire de que va el tema. Toda la tarde estuvo mirando y mirando el expediente, que se hacía eterno. !Que difícil lo veo!. No veo solución al caso. Bueno mañana me pasaré por la prisión que era donde estaba, y veremos que me cuenta. Al día siguiente muy temprano el pobre abogado de oficio, se fue hasta la prisión. Tuvo que esperar mucho tiempo, hasta que por fin llego el cliente. Cuando lo vio le comento que era el abogado de oficio que le habían designado, y que en apenas 4 días tendrían el juicio. El cliente le dijo, que no lo quería, que buscaría un abogado particular. Y sin apenas hacerle caso, el pobre abogado de oficio se levantó, y se marchó de la prisión. Intentó arreglar el asunto, yendo nuevamente al juzgado, para comunicar lo que le había indicado, sorprendido el cliente. Allí todos dijeron, que eso no podía ser, que no había ido ningún abogado particular, y que tendría que asistirlo él. Con buenas palabras de todos y sintiendo que era un marrón. Se fue a su casa y se tiró toda la tarde mirando el gran expediente. Preparó su defensa con ardua pasión. Esperando el día del gran juicio. Ese día antes de entrar, el juez le dijo, “que sentía el poco tiempo que tenía para el juicio desde la designación, pero que no se podía suspender, porque llevaba años la instrucción”. Le dijo con amables palabras que no se preocupara que entendían su situación y que seguro lo haría fenomenal. Se fue nuevamente a hablar con su cliente, porque le dieron un plazo para que se pudiera entrevistar con él. Cuando llego al calabozo donde estaba el cliente. Nuevamente le dijo, lo del abogado particular, El abogado de oficio, se enfadó y le dijo. ¿Cómo que abogado particular- Aquí solo estoy yo para poder defenderte?. Y tú no me has ayudado nada, para que pueda hacerlo.¿ Como quieres que te ayude si tú insistes en que no me necesitas?. Así las cosas, se fue de la habitación, a la sala donde se celebraría el juicio. Este comenzó, entrando el cliente por la puerta llevado de la mano de dos guardas. Se sentó en el banquillo, y lo bombardearon a preguntas. El pobre abogado de oficio, también le pregunto. Empezaron a preguntarle algo el fiscal, y luego una prueba que ya se practicó anteriormente en el juzgado que le instruyeron las diligencias, donde él dijo lo que ahora decía de otra forma. !Horror pensó el abogado al escuchar semejante cosa!. Intentó decir que no tenía conocimiento de semejante cosa, por más que más vueltas le diera al tema. Pero estaba tan claro que nada pudo hacer. El juicio terminó después de varios días, había jurados, que dictaminaron el veredicto de culpabilidad por unanimidad. La gente en la calle, ya previamente lo condeno, y entrevistaban a los otros abogados, que delante de las cámaras se hacían populares. El pobre abogado de oficio, nunca supieron quien era, porque pasaba desapercibido. Y si alguien lo conoció nunca le preguntaron. Solo una palabra de consuelo, del juez al terminar, dando las gracias por su profesionalidad en semejantes circunstancias. Y del compañero abogado, que defendió a la pobre mujer que según sé probo a manos del cliente fue asesinada. El pobre abogado de oficio, con su madre se disculpó y ella le dio las gracias entendiendo su situación. Después de la condena, el cliente se fue a prisión, y para preparar el recurso, llamó a un abogado particular, que solo al final lo llamo. “Si, no hace falta que lleves el recurso, porque lo llevaremos nosotros, . Hemos quedado que nos pagara el dinero para ello. No te preocupes de nada más”. ¿Por qué no lo hiciste antes, y no hubiera pasado el mal trago de estar con una persona que no ha confiado en mí desde el primer momento, y que a pesar de todo, lo he defendido lo mejor que he podido, incluso se le ha rebajado la pena, de lo que inicialmente se le pidió?. “Bueno no nos había pagado antes, y era poco tiempo el que teníamos, le contesto soberbiamente el abogado particular”. Aquí termino mi relato. Ustedes juzguen sobre el tema. Yo sinceramente hice profesionalmente lo que pude y con la disculpa del juez, y la compasión de la madre me quedo.( El resto de dinero u otras cosas aquí lo dejo). Pero que muchos abogados de oficio, se comen tantos marrones, que apenas no son reconocidos. Cambio de togas, de una a otra, cuando todas son las mismas, quien las vista, si lo trabaja honestamente, su recompensa quedó pagada Que sería de la justicia sin ellos. Como puede mal pagarse, y a pesar de todo años llevo llevando temas de oficio por esos mundos y juzgados perdidos de la mano de Dios. TU VOTO:

Mulhacén

Erase una vez un tablero que quiso ser ajedrez ! No tenia peón ni reina ni el rey ,tenia reino el caballo sin cuadra el alfil sin escudero la torre sin almena, y sin fichas el tablero!. Erase un jinete cabalgando por el ancho tablero a la torre amurallada subió a besar 😘 la reina. Y el rey enfadado lo vió haciéndolo preso Y antes de morir en la celda la reina lo beso y despertaron se juntos y se fueron los dos dejando el reino lejos el tablero y ajedrez. Y nunca se supo de ellos, aunque la leyenda dice que el rey un árbol plantó y de él broto una sonrisa que le cautivó. Al color de tu sonrisa y en homenaje al tablero un ajedrez construyó con la reina, un caballo y una torre que por nombre llamo “La Torre de la Vela que en el Reino de Granada construyo”. En recuerdo de ella la ciudad mucho brilló y cuando el rey murió a la sierra Nevada lo llevaron y dicen ,que por nombre pusieron en homenaje a él en el pico más alto que hubiera que nunca la nieve se derretía por nombre Mulhacén. TU VOTO:

“Talitha, kum”

Flores de primavera con pulmones, Imagen creada por Science Photo Library, Concebida en 2018, Obra de arte digital © Science Photo Library / Alamy Stock Phot Levántate, que ya es hora, porque vendrá el Señor que hoy pasa a tu lado trayendo un mensaje, en ramas y flores que nos habla de salvación. La fe con mi mano toco cuando la túnica pasó ¿Quién me ha tocado quien me libero de mis vestidos quien mi miedo apagó? Sólo Tú Señor. Levántate no temas, ten fe porque la niña duerme “Talitha, kum”

POSsANDA

Érase una vez, un abrazo, que quiso acercarse a ti y de tanto querer acercarse, al final te envolvió. Como una tela de araña, como un jardín en el mar como un corazón ardiente, !así el abrazo te di!. Fue un comentario en la noche, un mensaje claro de amor un recuerdo tardío, que el viento se llevó. Hay amores que matan, y reproches que hieren sentimientos perdidos y perdones sentidos. Pero el comentario tuyo lo tengo grabado en mi pecho porque sale de tu sentimiento muy profundo, muy adentro.

Sin hogar

Jesús sin hogar, escultura de Timothy Schmalz (nacido en 1969), concebida en 2013, bronce fundido © Timothy Schmalz Cuantas personas sin techo en el mundo. Dejaron sus casas, se fueron, por mil motivos, cada uno distinto, muchos iguales. El banco ,su banco, nuestro banco, nuestro hogar, su hogar, tu hogar, el mío, el suyo el nuestro. El mundo es un techo, un gran banco. Pero lo importante es que haya espacio dentro del banco, como el que representa la estatua, donde poder sentarse. Que el banco no sea un espacio de uno, de ninguno, de nadie. Cada uno tiene un espacio, su espacio. Pero lo importante es que haya un pequeño hueco donde sentarse, para dar la mano, para cobijarse, para no sentir que esta solo, que el mundo es bello. Que hay amor “Hasta los pájaros tienen donde cobijarse. Hasta los animales tienen sus madrigueras. Pero Tú Hijo de Dios, no tienes ni donde reclinarte”. Que encuentre mi banco, para sentarme, y que dentro de mi banco tenga un espacio, para que nunca este solo. Eso te pido.

poema

Como un poema al que adoro y continuamente busco, me preparo el día en soneto parece que todo versa sobre poesía me mire por la ventana me sienta o escriba todo se traduce en dulce poesía la mente me susurra y yo le digo ! ¡Venga conmigo que tu compañía busco! me agrada sentirla me viene sin quererla ni buscarla desde hace tiempo me acompaña y yo tan contento de tenerla en mi casa o cuando salgo es un silbido bonito viene y se queda conmigo, es mi buena compañera ! ¡Qué bonito tenerte conmigo no te vayas nunca que te añore! y ahora que te tengo no te dejo, me esfuerzo a cada instante para que una vez buscada y encontrada dulce poesía mía te lleve dentro y que pueda darme el tiempo miles de poemas que traduzca en papel escrito y luego poema hablado o cantado o besado en silencio o como los antiguos poetas recitaban A sus curiosas doncellas, que en su imaginación llevaban !alto y claro señora que te preparo este verso para que tú lo oigas y lo recites conmigo! En mi silencio despierto o en la noche durmiendo pues el verso o el poema sobre nosotros queda y nuestro paso no quedara apagado lucirá como el papel escrito el poema que recito.

camino del cementerio. Tu silueta

Eran las doce cuando subía por la empinada cuesta entre árboles veía tu silueta. Era un día de primavera hermosa lluvia caía y yo con mi paragua a tu silueta caminaba. Era la sombra derramada que me acompañaba cuando subía la cuesta a tu lado que hacia ti, me lleva. Era el viento que mecía y acompañaba besando la subida al cementerio de Granada. Era la Alhambra quieta que a su verita queda y con la calle mojada el sonido del viento sonaba. Era la fresca hierba que a tu vera quedaba contemplando la hermosura que el frescor dejaba. Era la entrada al recinto con los cipreses al fondo y todo de tumbas lleno tan bonitas y engaladas. “Y bajando la cuesta tan empinada, sigo andando hasta Granada” Y detrás dejo tu silueta que por el camino queda. Me acompañó la subida tu silueta y quedó esperándome arriba que veniéra para allí quedarme tu silueta Ahora no es el momento le dije la vida me pide paso dejando que hacer todavía haceres que no debía. Mas solo Dios sabe, si mi próxima subida contigo me quedaré silueta, para siempre eternamente. Contemplo tu belleza cipreses de la Alhambra que rodean el camino y de tantas tumbas quietas que embellecen tu silueta Ahora ya no me muevo aquí quedan mis huesos mi alma al cielo lleve mis huesos en Granada quedan camino del cementerio entre flores y recuerdos por la empinada cuesta mi vida serena queda besando tu silueta

El puente verde

Saliendo a pasear por el rio una tarde de verano bajo el puente verde tu sombra vi. Y le dije a la sombra !si quieres me voy contigo y te acompaño por el rio! Tu sombra me contestó que estaba feliz sola y no necesitaba companía, mas yo le contesté que no era feliz, que buscaba companía, que estaba muy solo y con ella nos divertiríamos. Ahí pillín me contestó mas vale yo sola que contigo acompañada. No digas eso, que me entristeces pensar en mi pena y lamento estoy cansado de verme y de caminar sin que nadie me quiera. Solo te pido !oh sombra! nada mas que una cosa que conmigo vengas y que contigo vaya. Probemos durante un tiempo y si de mi sombra te cansas como vine me voy y dejo de molestar a tu sombra. Despues de un rato pensando la sombra me dijo que si y de esta forma compañera a tu sombra me acerque. Y bajando el puente verde por los arboles pasamos y durante mucho tiempo las sombras se juntaron. El agua que lleva el rio la corriente nos llevo y se cuenta en la leyenda que no se supo de ellos mas. Quizás la sombra que llevo sea la sombra , que en mi imaginación vi. Bajo el puente verde cuando te conoci y de ti me enamore y suspirando te dije “sombra que pasa y que viene, por el agua clara del rio convierte mi pensamiento en deseo de seguirte bajo el puente verde.

viaje a Santiago

Viaje a Santiago Introducción. A ti amable lector que lees a continuación esto, no pienses que soy yo el personaje sobre el que escribo, es un personaje ficticio, recreado, aunque las fotos sean mías, y el tiempo coincida con el que yo estuve en este lugar. Pero una cosa es la imaginación, el pensamiento, y otra cosa confundir la realidad con uno mismo. Aunque lo parezca, lo pongo antes de que empieces a leer lo que a continuación escribo.¿ te ha pasado a ti que confundes la realidad con el deseo?. Pues algo parecido relato en lo que a continuación escribo. Por aquel entonces, tenia tanta presión en mi interior, me encontraba tan solo y vacío por dentro. Habían sido 3 meses profundos, los que habían transcurrido desde que te conocí. Pensé que la mejor forma de dejar atrás tantos recuerdos, de empezar de nuevo una nueva vida. Era alejarme de tantos recuerdos que me envolvían. Decidí programar un viaje al Camino de Santiago, recorrer los caminos, pasear lentamente por el campo abierto, y alejarme de tanta sirena vieja que me atormentaba.

Si una llamada lo dijera todo.

Si una llamada lo dijera todo , aquella dulce llamada me supo a gloria. Sí una llamada se perdiera que importa, hay tantas al día que atiendo, pero la tuya me vino tan profunda, que por no creer que me llamaba, sentí la fuerza en mi latido, porque no estaba acostumbrado. La llamada perdida, que un día paraba , sentimiento encontrado, que cambiaria mi vida (! Sería acaso que dejaba aquello que tenía. No ya estaba todo cambiado, cuando te encontré. No había nada en mi interior y todo estaba perdido, mi familia, mi destino. ¿Quién diría fueras tú, cuando nada presagiaba?) Todo cambiaria desde aquel día., pero cuando me di cuenta, fue al tiempo largo de verte, vivía aún en otro mundo distinto. Y aunque no me parezca, demasiado a tu mundo., sé que algo cambiaria mi vida, aunque no me di cuenta hasta tarde, mucho más tarde de lo que pensaba. Aunque viviera aún en un mar de dudas, todo no era sino asombro, pero sabía que no te tenía, y que yo tampoco te veía. Así fue el destino durante un tiempo, ¿pero cuando me di cuenta de que te amaba?. ¿ Cuando te vi con ojos de enamorado?,¿cuando me pregunto? Tal vez fuera , en la primera llamada.

Hoy he visto un Ángel

Hoy he visto un Ángel que ha pasado junto a mí. ! Me acompañó, en mi paseo por el Albaicín!. Me comentaba cosas de ella y de su madre. La miré a los ojos mientras caminaba despacio, nos sentamos en un banco cerca de San Miguel, y a lo lejos quedaba Granada con su bella postal. Hemos pasado por Plaza Larga , la gente tranquila estaba. ! Iba feliz por el paseo, y se la notaba tranquila, a pesar de tu terrible perdida, la encontré tranquila!, Quizás en unos días, cuando le venza el cansancio comprenderá, lo que le ha pasado. Ahora te toca ver, lo difícil que la vida puede venir, pero tú, tienes fortaleza y sacarás de tu chistera la fuerza que tienes dentro. “Hoy he visto un Ángel que caminaba conmigo hablaba tranquila, sosegada, con esa dulce pausa que tiene. Hoy he visto un Ángel, y he sentido la fuerza de Dios”. Me ha gustado, esa dulce pausa del camino la conversación tranquila y su cálida mirada. Hoy te he visto y me he sentido un niño, (la belleza interior es lo que cuenta) y por eso te pido que sigas como eres, que no cambies ahora que estás sola, “Sigue como eres, hasta el final de tu vida Sigue siendo , como el Ángel que hoy he visto, que tu vida siga siendo, el cuento, que te gusta cuando escribes. ! Sigue transmitiendo tu dulzura, no cambies nunca! y que Dios en este, y otros días te acompañe Hace mucha falta, gente como tú Ángel mío” (A MTQ)

Ayer planté un árbol

Ayer planté un árbol hoy una sonrisa mañana un deseo en mi jardín !y será tan grande y crecerá tan alto que llegará hasta ti! Y cuando vaya a verlo el pequeño arbolito tu nombre dirá y cuando le de un abrazo al pequeño arbolito lo notarás . En el pequeño arbolito he puesto un corazón blanco tu nombre y el mío y en el centro un cupido de amor Hoy le he cantado al pequeño arbolito que me acuerdo de ti y me dijo al oído que te cantara una copla , como a ti te gusta. Y mi arbolito al árbol el viento fresco soplo y hasta ti llegó. Llevando mi nombre, la copla y un beso de amor que decía te quiero, mi 🌳amor.

No me cuentes penas, cuéntame alegrías que pa penita pena, ya tengo mi vida.

No me cuentes penas, cuéntame alegrías que pa penita pena ya tengo mi vida. No me cuentes penas cuéntame alegrías que mi corazón se arrime a la verita tuya. No me cuentes penas cuéntame alegrías que la vida pasa y me quedo solo. Cuéntame alegrías no me cuentes penas que pa penar ya llevo mi saquito lleno. No me cuentes penas cuéntame alegrías para compartirlo y sentirlo, a la verita tuya. !Vamos alegria, deja atrás la pena, que no quiero me digan que la pena me hunde y la vida pierdo! Cuéntame alegrías no me cuentes penas que tu y yo sabemos que como la vida viene se entretiene y pierde Y si me cuentas alegrías sin contárteme penas disfrutaremos la vida seremos compañía y acompañaremos a quien con pena no venga y alegria entretenga. Viva la vida, y la pena fuera que ahora la gente tiene ganas de vida. Por eso no quiero ahora , me cuentes penas. Cuéntame alegrías que endulcen la vida como un caramelo como una sirena como tu sonrisa la vida espera.

Los Girasoles.(el reencuentro)

La pieza que falta es la pieza que yo perdí.(En el lugar del corazón) Y al final la encontré y le dije,! Por fin la encontré ¡ Y tu te alegraste mucho. Lo que tu empezaste,ya se terminó. Gracias por acabarla. Ahora ya podré enmarcarlo, y ponerlo en la casilla. Recupere el corazón ❤ de una hija que andaba perdida. ¿Hay algo más emocionante? Los girasoles, que ahora hace poco más de un año visitamos en Ámsterdam ¿te acuerdas? Gracias por terminar la obra. Ahora podré recrearme, viéndola cuando quede enmarcada en el lienzo. En el nejor sitio posible, en mi ❤ Un 😘 para ti.

Gracias

Un día te escribí esta oración Y hoy te la vuelvo a repetir. GRACIAS Gracias te doy Señor por el nuevo día, y si ayer se me olvidó decírtelo, Ya tengo buenas razones que pedirte Gracias por dos veces, Las que sé, que tú me dieres sin pedirlo Y las que tú concedes por pedirlo Gracias

Carita de Ángel.

Al verte, siempre me pregunto ¿como será la cara de los ángeles? y cuando te miro me contesto ! Que no puede ser de otra forma que la que tú tienes! Porque es tan dulce tu mirada tan tierna tu sonrisa tan alegres tus ojos tu mirada serena la paz que me transmite. Que tu carita menuda no sufre, no pena Tu hermoso pelo tus rizadas cejas tu moflete dorado tu boca soñadora No pena, no pena. Carita de Ángel Quiero mandarte un beso Decirte que te quiero tú ya lo sabes., porque te lo digo Te recuerdo, te llevo Carita de Ángel no sufras, no penes. Que no estás sola te llevo dentro, te mando un beso, que llegara al cielo. Y deja caer una gota que me llene. Carita de Ángel no sufras, no penes Que todo, en mí es recuerdo de tiempo bueno de amor infinito de tus alegres cantos. Carita de Ángel te escribo esta letra la llevaré, al mensajero Un paje que baje del cielo y a ti te, entregue Con un beso, con mi mejor sonrisa que diga Te quiero. Carita de Ángel

Escóndeme a la sombra de tus alas

Salmo 17(16) Hoy traigo este Salmo. En el el Salmista, “Pide al Señor que atienda su clamor, porque sabe que el Señor hará justicia. Buscar refugio en el Señor. Esconderse a la sombra de sus alas” Hoy traigo este salmo, y al tiempo una petición, por un niño que ayer vi en el hospital, o mejor dicho a sus padres. Llorando la madre desconsolada ante la noticia del médico. Hoy pido por todos los que están en los hospitales, para que tanto ellos como sus familiares encuentren consuelo. La salud tan frágil que a veces se nos escapa de las manos. Somos arcilla en pies de barro. Nuestras ilusiones se desvanecen sin pensarlo, y nuestras alturas se derriten, como la vela que se apaga. Pero en esos momentos, es cuando debemos ser fuertes, y lo seremos ante nuestra debilidad. Por ello la frase.” Señor escóndeme ante la sombra de tus alas”, que cita el salmo, me ha llevado a esta petición. Y por ello lo comparto, en este primer escrito del día. Gracias por vuestra lectura. Escucha, Señor, mi justa demanda, atiende a mi clamor; presta oído a mi plegaria, porque en mis labios no hay falsedad. Tú me harás justicia, porque tus ojos ven lo que es recto: si examinas mi corazón y me visitas por las noches, si me pruebas al fuego,no encontrarás malicia en mí. Mi boca no se excedió si examinas mi corazón y me visitas por las noches, si me pruebas al fuego, no encontrarás malicia en mí. Mi boca no se excedió si examinas mi corazón y me visitas por las noches, si me pruebas al fuego, no encontrarás malicia en mí. Mi boca no se excedió si examinas mi corazón y me visitas por las noches, si me pruebas al fuego, no encontrarás malicia en mí. Mi boca no se excedió Yo te invoco, Dios mío, porque tú me respondes: inclina tu oído hacia mí y escucha mis palabras. Muestra las maravillas de tu gracia, tú que salvas de los agresores a los que buscan refugio a tu derecha. Escóndeme a la sombra de tus alas. Pero yo, por tu justicia, contemplaré tu rostro, y al despertar, me saciaré de tu presencia

La estela de la noche, cuando llega, un soplo de caricia a ti me lleva

La estela de la noche, cuando llega, un soplo de caricia a ti me lleva. Corazón que me susurra, eterna mía, la belleza de la página dormida. Cuando oigo el cantar de la sirena, a la luna incomparable concebida, !son tus ojos dos luceros encendidos ! en la brasa de mi ardiente corazón. ¿Qué sería yo sin tu hermosura?, ¿qué sería si tu aliento no tuviera? A ti sólo, a ti siempre, a ti amada poesía, eterna mía. La estela de la noche cuando llega un soplo de caricia a ti me lleva.

Rio Genil que pasa y no para, que enamora su camino, que al Darro lleva, el agua clara de la Sierra.

Hay mi Genil, que pasa por el puente verde cruzando baja de la montaña blanca. Hay mi niña cantora que le canta al agua una penita pena que lleva su garganta El gitano guapo la zalamea, y ronda su mano un suspiro lleva. Hay agua, que corre y que una lagrima lleva de mi sultana guapa que del Mulhacen viene. Hay lluvia evaporada dejando en mi mano tu gota que yo corriendo voy a enamorar a la moza que conmigo viene por el puente verde

Sed Buenos

Sed buenos: buenos en vuestro rostro, que deberá ser distendido, sereno y sonriente; buenos en vuestra mirada, una mirada que primero sorprende y luego atrae. Sed buenos en vuestra forma de escuchar: de este modo experimentaréis, una y otra vez, la paciencia, el amor, la atención y la aceptación de eventuales llamadas. Sed buenos en vuestras manos: manos que dan, que ayudan, que enjugan las lágrimas, que estrechan la mano del pobre y del enfermo para infundir valor, que abrazan al adversario y le inducen al acuerdo, que escriben una hermosa carta a quien sufre, sobre todo si sufre por nuestra culpa; manos que saben pedir con humildad para uno mismo y para quienes lo necesitan, que saben servir a los enfermos, que saben hacer los trabajos más humildes. Sed buenos en el hablar y en el juzgar: sed buenos, si sois jóvenes, con los ancianos; y, si sois ancianos, sed buenos con los jóvenes. Sed contemplativos en la acción: mirando a Jesús –para ser imagen de Él– sed, en este mundo y en esta Iglesia, contemplativos en la acción; transformad vuestra actividad ministerial en un medio de unión con Dios. Sed santos: el santo encuentra mil formas, aun revolucionarias, para llegar a tiempo allá donde la necesidad es urgente. El santo es audaz, ingenioso y moderno; el santo no espera a que vengan de lo alto las disposiciones y las innovaciones; el santo supera los obstáculos y, si es necesario, quema las viejas estructuras superándolas… Pero siempre con el amor de Dios y en la absoluta fidelidad a la Iglesia a la que servimos humildemente porque la amamos apasionadamente. (Pedro Arrupe, en un retiro a sacerdotes en Cagliari, 11 de marzo de 1976)

¿Dónde están mis gafas?

Como muchos días, últimamente en más ocasiones de las habituales, me pregunto, ¿dónde están mis gafas? Si parece una tontería, pero me empieza a preocupar, mis despistes, hasta el punto de andar perdido, como una oveja descarriada. Las prisas, el cansancio, el calor, la época del año mitad trabajo, mitad descanso. Los acontecimientos que me despistan, ¿seré que ya ando mayor?. Bueno cualquier cosa que sea, tengo que tener más control sobre mis gafas, después de todo, ¿sin ellas que hago?,. Si cada vez veo menos,! Es tan necesario en mi vida!, que se ha convertido en un elemento más de mi persona. Por eso me preocupa seriamente que pierda más tiempo encontrándolas, y tan poco en perderlas. Cuando ando en casa, aún no hay problema, es dar palos de ciego por el piso hasta que las encuentro. No es lo mismo que el móvil que al fin de todo tengo que llamar desde el fijo, para que su sonido lo localice,¿pero qué hago con mis gafas cuando no las encuentro?. La lectura del dia de hoy con la que he comenzado el dia. Sobre el Evangelio de Mateo. Jesús nos presenta a los 12, a sus discípulos, a los elegidos por Él, y a los que le encomienda, “Salid por el mundo, y proclamar que el Reino de Dios está cerca”. “La lectura de la bondad”, que el Padre Arrupe en ese escrito tan maravilloso nos indica, me ha generado una ilusión tremenda, en este amanecer, cuando ya preparo mis actividades para marchar al Juzgado a preguntar sobre un asunto que probablemente lleve. (Pocas ganas lo confieso). Mis fuerzas en esta época del año andan como el depósito de la gasolina cuando la luz se enciende, pero aun reciente. No hace falta ponerle gasolina porque pienso, ( mi destino está cerca), y no merece la pena ahora. Luego a la próxima cuando lo coja, le pondré. Y aún le queda reserva hasta llegar sobrado, pero claro …” Hambre para mañana”, como dice el refranero. En fin, me iré al Juzgado porque es mi obligación y no le daré más vueltas, salir a la calle, y proclamar “que el Reino de Dios está cerca”. Salir buscando compañero, para no andar solo, y cumplir con mi trabajo…(todo ello pienso en el camino) ¡Después de todo! He encontrado mis gafas!. Las he metido en su funda y esta es en la cartera. Tengo seguridad en mi mismo, porque ahora sé, que no están perdidas, que están en su sitio, donde deben estar, y que no soy una oveja descarriada. ¿Lo soy?, a veces me pregunto….. Señor busca otras ovejas, que más lo necesiten, aunque yo no ando sobrado, y lo mismo me despisto que ando seguro.(por ello te necesito)., Las gafas para ver lo que mis ojos cansados ya les falta, y mi cansancio para que con tu luz me ilumines mi interior. Seguro que las gafas que pierdo, y que como el ratón y al gato juego diariamente en el encuentro despistado. Que tengas un buen día, amable lector, y espero que tus gafas si las usas, las tengas siempre a mano. Y que el Señor te ilumine., lo tendrás siempre seguro, a tu lado, como la canción que suena cuando termino de escribir este escrito, el aroma del café ya suena, me levantaré a darle una acaricia, un pequeño sorbito, siempre se agradece al despertarse. Como tu lectura diaria que siempre me acompaña

Cuéntame tu cuento

“Cucú se llamará mi cuento” como el miau del gato, como el ruido del buey, como el pío del canario, como el mua de tu beso. Cuéntame un cuento, que me despierte viendo tu sonrisa en la cara, el mundo cambiado. Cuéntame un cuento, que sueñe en la noche y que viva en el día Cuéntame un cuento, que cambie tu cara Dame tu mano, Coge la mía. Pero sobre todo cuéntame tu cuento, como el de la flauta mágica o el el elefante alegre el de la violin en el tejado o el de la araña musa el del gigante chico y el del enano grande el que se cambian los papeles o el del odio enamorado pero sobre todo hoy quiero que me cuentes tu cuento que el mio lo guardo para contarlo otro dia

Sí, cuéntame, el cuento de tu vida.

Sí, cuéntame tu cuento, el de tu vida, y dadme tu tiempo, y toma el mío. Quiero escucharlo despacio. Te dedicaré mi tiempo, lo que más aprecio. Cuéntame un cuento, el del caballo solitario el de la princesa galopando el del niño del risketo. El que te contaba, para dormirte el que me pediste aquel día, el que nunca supe contarte el del niño que quería ser gigante o el del” Ángel de la Guarda dulce compañía, no me desampares, ni de noche ni de dia. “El de Jesusito de mi vida, eres niño como yo, por eso te quiero tanto y te doy mi corazón.” El de la caricia alegre, el del beso en la mejilla, el del pirata pata negra, o el que .”A Dios pide por la noche Se convierta, su deseo en realidad. Pero no dejes nunca, que la realidad te cambie. Sigue contando cuentos, de seis a noventa años. Que yo, pararé mi tiempo para escucharte contarlo.

El caramelo, que quiso estar envuelto en otro

Mi cuento será tu cuento el tuyo será el del otro. Y así en cadena un cuento será. ! Que empiece el cuento! Érase una vez un caramelo que tenía una envoltura muy pero que muy brillante. Tanto es así, que lo mejor del caramelo era no lo de dentro sino la envoltura que lo recubría. Pensaba el caramelo, que lo mejor siempre es lo de dentro !Va, lo de fuera es solo papel, que se quita, se tira y no sirve! Pero yo soy lo principal, lo que da sabor, lo que el niño busca Andaba con esas, cuando, un buen dia, un abuelo se acercó !Que bonita forma tiene el caramelo! que color más alegre y brillante y cuando paso por la tienda se acercó al caramelo Le dijo el vendedor, ¿qué busca usted? y le dijo,! Quiero un caramelo para mi nieta! pero quiero que tenga una forma que lo envuelva que sea la más bonita de todas las posibles no quiero un caramelo con el papel de plástico que se rompa nada más cogerlo o que sea difícil de abrir. Quiero un caramelo con una buena envoltura que sea bonita, para regalárselo a mi nietecita. El vendedor astuto se fue al primer caramelo que vio y entonces le dijo ! Aquí tiene un caramelo maravilloso! tiene una envoltura de colorines muy alegre y seguro le encantara a su nietecita. !Que feo dijo el abuelo, es horrible! ¿Cómo puede usted decirme que me gustara ese caramelo? Es que usted no lo ha visto bien,. ¿Seguro? ! Como que no lo he visto bien, ¿se cree que no veo? Pues no, seguro que su nietecita si viene le gustara Vale, vale, la traeré para que lo vea. De esta forma el abuelo se fue muy pero que muy disgustado Al dia siguiente fue con su nieta a la tienda !Pon pon, tocaron el timbre! La puerta se abrió, y apareció el vendedor Buenas tardes, dulce, niña, veo que tu abuelo te ha traído Si le contesto ella, donde está el caramelo El vendedor fue a un arcón donde estaba lo saco y se lo enseño a la niña ! Que bonito dijo, es precioso! vaya, como es posible que te guste, le dijo el abuelo Si me gusta mucho, el color que tiene, lo quiero Vaya pensó el abuelo, sorprendido, ¿cómo es posible que le guste? Bueno, si a ella le gusta, le seguiré la corriente y le diré lo bonito que es Ah mi encantadora niña, ves, yo pensando que quería complacerte y de tanto pensarlo pensé que no me gustaba, y a ti tampoco. El caramelo, que estaba al lado, que se quejaba de su envoltura pensó Pues si ese caramelo que tiene la envoltura tan fea, le gusta porque no cambiarme, y me adentro dentro de él. Así fue, visto y no visto, como un soplo Mientras estaban viendo la tienda que el vendedor le enseño y el abuelo seguía con sus fantasías el vendedor, un poco caradura y la niña, contenta el caramelo se adentró en la piel fea del otro Y zas, ocurrió, que se convirtió en otro caramelo Vaya parece que me han cambiado no solo de sitio, sino de forma,! Ya no soy como era, ¿qué me habrá pasado? El caramelo que estaba en la piel fea, se puso contento !Que bien, que bien, ahora seguiré en la piel del otro caramelo que es más bonita, y así luciere mejor y me esconderán en el baúl, y no me zamparán. Todo ello ocurrió como si fuera un soplo de viento El abuelo cogió el caramelo y se lo entrego a la nieta que muy contenta, se despidió del vendedor, y de la tienda. Al llegar a su casa, la niña el abuelo le entregó el caramelo para que se lo comiera y así fue, cogió, le quito el feo papel, y dentro apareció un agradable caramelo que sin duda alguna estaría más sabroso que el anterior !Que rico, decía la niña mientras lo comía despacio! Que bueno. Mañana iremos a la tienda y cogeremos otro caramelo y así fue, al dia siguiente, fueron a la misma tienda y sorpresa, el vendedor cogió del baúl el caramelo anterior Este no le dio tiempo a poderse transformar en otro caramelo Aquí tiene niñita, tu nuevo caramelo, espero que te guste tanto como el otro Estaba buenísimo, le contestó la niña. Por la noche, se fue a su casa, y su abuelo le dio el caramelo esta abrió despacio el papel, que era muy bonito, de color rojo y se entretuvo, la niña mirando, y mirando el papel. !Que afortunada soy, de tener un papel tan bonito, de color rojo! Ayer me comí un caramelo, que estaba muy bueno pero en un papel muy feo Hoy tengo otro caramelo, envuelto en un papel maravilloso. La niña se quedó contemplando tanto tiempo el papel, que se quedó 😴 Por la noche aprovecho el caramelo que la niña se durmió, y se metió dentro de la envoltura del otro caramelo. La niña cuando se despertó volvió a ver la envoltura tan bonita que no se fijó en el anterior caramelo, Vaya que fea es, esta envoltura, seguro que el caramelo de dentro estará muy malo Cogió el caramelo, y lo tiro fuera de la casa, Hacía mucho frío, en la calle, y no estaba tan calentito como en la casa ni en la tienda ! Pobre de mí, se dijo el caramelo, prefería dormir en el interior de la niña que pasando frío Pero a la mañana siguiente, el pobre caramelo, y su envoltura ya no estaban, ¿Qué abría ha sido de ellos, donde estarían.? Lo único cierto, es que nadie volvió a verlos, Salvo un pajarito 🐦 que paso por la noche, y se lo llevo. ¿Se lo comería, o lo dejaría en otro lugar? Colorín colorado este cuento no ha terminado. Moraleja, sé tu mismo. Dios te hizo como eres, no intentes ser o aparentar lo que no eres. La belleza interior es lo más importante, la piel recubre solo, para quitarte el calor, o el frío, o que te vean más agradable, pero la piel se estropea, y el interior siempre luce, y contagia. Sé tu mismo.

En el puente verde

En el puente verde me enamoré de ti, cuando al cruzar tu paso me vi reflejado en ti. Y cogiéndote la mano un beso te di que bajo el agua del Darro me llevó a ti. Bajo el puente verde la mano te pedí y rezando a la Virgen en la carrera una flor te acerqué Por la acera del Darro bajo el manto de la Alhambra al pasar el agua, la luna se reflejó. Y un suspiro en la noche a ti me llevó. Sultana en la noche gitana en el día corazón de melancolía triste figura mía ¿en que me convertí? Al pasar el puente verde te encontré y bajo el mismo puente te perdí y en el silencio de la noche me esfume y no te encontré

Vendrá un día

Vendrá un día que se alce la escalera y subirán y bajaran los Ángeles del cielo y nos traerán portadores de Jesús. La alegria del cielo, la justicia divina y la paz interior. Seremos como Ángeles que cubriremos el cielo como almas que se juntan y clamen Aleluyas Vendrá un día que seremos como TÚ nos quieres, alzaremos la Copa y beberemos tu Sangre comeremos tu Pan y Bendeciremos al Padre. Vendrá un día no lejano en que el Reino brille lucirá tu Luz y se apagarán las sombras seremos Hermanos. Ese día lo espero

La escoba

Quisiera ser una escoba, para barrer el polvo que dejo en el camino Quisiera tener la fuerza de empujarte y no dejar en el camino ninguna miga Quisiera ser tu llanto que cubra tu rostro y coger el polvo que deje en el camino Quisiera tener la fuerza: Señor que tu me has dado y no desaprovecharla con tanto llanto Quisiera y quiero dejar de lamentarme ponerme en el camino seguir tu ejemplo como la escoba, que barre y barre, y deja limpio mi conciencia culpable, que me deja las legañas fuera Quiero dejar de lamentarme y ponerme en el camino con tu fuerza, con la limpieza que deja el barrer el polvo que la arena deja en el camino

Me declaro culpable

Me declaro culpable de no haber hecho, con estas manos que me dieron, una escoba. ¿Por qué no hice una escoba? ¿Por qué me dieron manos? ¿Para qué sirvieron si sólo vi el rumor del cereal, si sólo tuve oídos para el viento y no recogí el hilo de la escoba, verde aún en la tierra, y no puse a secar los tallos tiernos y no los pude unir en un haz áureo, y no junté una caña de madera a la falda amarilla hasta dar una escoba a los caminos? Así fue: no sé cómo, se me pasó la vida sin aprender, sin ver, sin recoger y unir los elementos. En esta hora no niego que tuve tiempo, tiempo, pero no tuve manos y así, ¿cómo podía aspirar con razón a la grandeza, si nunca fui capaz de hacer una escoba, una sola, una? Sí, soy culpable de lo que no dije, de lo que no sembré, corté, medí, de no haberme incitado a poblar tierras, de haberme mantenido en los desiertos. y de mi voz hablando con la arena. (Pablo Neruda)

Francisco

A ti mi querido Francisco amigo, por toda tu Gracia tu pasión y tu fuerza tu enseñanza tu espíritu alegre tu fraterna compañia A ti mi querido Francisco dulce soñador, que limpiaste de polvo el camino desde Asís, por todo el mundo Mi venerado Francisco que con tu cantico y obra misionera orden menor humilde Porciúncula, alzaste.

La escoba II

Quisiera ser una escoba que quite tu polvo y que con el polvo que quite me dejes limpio de lloro y pena de sufrimiento de tontuna mia que tanta queja me produce Quiero ser como el cubo donde acaba lo que quito y la bolsa que tiro a la basura Dejar correr el viento nuevo que entra en la ventana y salir al nuevo camino que hoy empiezo, Señor contigo.

I Ámsterdam

Allí estuve hace un año Y ahora queda el recuerdo,la foto compartida y la llamada con mi hija donde comentamos lo bien que lo pasamos, aquellos dias de enero del 2020. Fue para celebrar sus primeros veinte años. ! Quien diría que fuera el único viaje que hice aquel bendito año 2020. Pues aunque todos lo renieguen, algo ha traído a nuestra vida,. Un cambio radical de costumbres y de forma de vivir. ¿Hemos aprendido suficiente o hace falta más señales. Aquel bendito año empezó como un sueño en Ámsterdam con mi hija, lo pasamos en grande y en el recuerdo quedara siempre. Espero repetir la vivencia este año en otro sitio, ojalá pueda ser, pero mientras tanto te pongo la foto del aeropuerto y con las alas al viento hacia ti me proyecto, porque contigo en tu compañía mi querida hija lo pase en grande. Un beso

Los años de la vida

Los años de vida que Dios me dé, bienvenidos sean no quiero ni uno más, ni uno menos, solo los que tú me des. Intentaré disfrutar de ellos como si fuera el último suspiro de mi vida y te alabaré eternamente por cada uno que me hayas dado y agradeceré cada segundo el próximo que venga y te daré eternamente cuando tú me lleves las gracias por haber vivido cada día con tu compañía

Gracias

Gracias te doy Señor por el nuevo día, y si ayer se me olvidó decírtelo. Hoy buenas razones que pedirte tengo. Gracias por dos veces, las que sé que tú me dieres sin pedírtelo y las que tú me concedes cuando humildemente te lo pido Gracias

cierra los ojos

Cierra los ojos dame tu mano ¿Sientes mi corazón palpitar? ¿Entiendes lo que te digo? ¿Sientes lo mismo que yo? ¿O solo lo estoy soñando? Abre tus ojos Siente el latido Veo tu rostro sereno Tus ojos me reconocen Contemplan mi rostro Y yo cuando el tuyo veo Te siento adentro Vienes a buscarme para llevarme a la otra orilla, y yo, enamorada, soltaré mi remo, te entregaré mi mapa, te seguiré.

Cumpleaños

Hoy quiero felicitar a quien nadie felicita A ti, que es tu cumple y no lo celebras, y pasas de todo. A ti , que pasas el día como un día normal Te soplo mi vela, cuando la encienda mañana. Me acordaré de ti. Te regalo mi escrito, se que no es nada 💜 pero mi corazón estará contigo y eso ♥ es que me acuerdo de ti Te mando un beso 😘 con mi mejor sonrisa, que se ,que te llegará. Aunque no lo 🤷 celebres te deseo querido amigo, que 🤔 pases un día maravilloso, en tu compañía. Muchas veces queriéndote a ti mismo, puedes tener el pasaje de que alguien aunque no lo veas, también se acordará. Intenta, pensar y verás como por arte de magia, en el cielo, en la tierra o debajo del mar alguien se acordará., y sino que más da !quiérete a ti mismo y se feliz en este dia y en los que vengan, comparte tu sonrisa haz una mueca delante del espejo inventa una canción grita soy feliz y sal a la calle a pasear diviértete con tu sombra dadle un abrazo a un arbol y sueña…… Feliz cumpleaños ✨🎂

La llamada

Si una llamada lo dijera todo , aquella dulce llamada me supo a gloria. Sí una llamada se perdiera ¿ que importa?, hay tantas al día que atiendo, pero la tuya me vino tan profunda, que por no creer que me llamaba, sentí la fuerza en mi latido, porque no estaba acostumbrado. La llamada perdida, que un día paraba sentimiento encontrado, que cambiaria mi vida. ¿Cuándo te vi ,con ojos de enamorado, cuándo me pregunté en aquél momento. Quizás fuera en la primera llamada?

miércoles, 7 de julio de 2021

Cucu, cuéntame un cuento

AGRADECIDO ACTO, MARAVILLOSO EJEMPLO, (El cuento, se convirtió en una realidad. El deseo se plasmó en un proyecto. El proyecto está ya en acción.”hombre y mujeres, han sido y son capaces de crear donde no había nada, una semilla, que hoy día es una realidad, y con Amor infinito que brota de la unión de las familias, hermanos, y gente de bien, lo han hecho posible) Vuestra semilla ya ha sido puesta. Ahora dejemos que crezca, que las generaciones lo cuenten, y que el cuento siga. Gracias de corazón fraterno. Cuéntame un cuento, Cuéntame tu cuento que yo te contaré el mío. Así como yo te cuento una ilusión por escrito, mi cuento será la vida de la persona que va y viene. “La gente se reúne, se cuenta lo que quedó su dia a dia, se transforma, cuando allí se reúnen. (en la Parroquia de Jesús Obrero)” Cuéntame un cuento, para que yo me alegre, para que tú., viajero te muevas por mi recuerdo cuéntame el niño que tuviste, el que aún cree en las chuques el que cuenta uno, dos, tres el que dice lo que piensa. Convierte la realidad, en una disparatada idea. Cambia el mundo, muévete, no te aísles y juntos, contémonos cuentos “Cucú se llamará mi cuento” como el miau del gato, como el ruido del buey, como el pío del canario, como el mua de tu beso. Cuéntame un cuento, que me despierte viendo tu sonrisa en la cara, el mundo cambiado. Cuéntame un cuento, que sueñe en la noche y que viva en el día Cuéntame un cuento, que cambie tu cara Dame tu mano, Coge la mía Unamos las nuestras Sí, cuéntame tu cuento, el de tu vida, y dadme tu tiempo, y toma el mío. Quiero escucharlo despacio. Te dedicaré mi tiempo, lo que más aprecio. Cuéntame un cuento, el del caballo solitario el de la princesa galopando el del niño del risketo. El que te contaba, para dormirte el que me pediste aquel día, el que nunca supe contarte el del niño que quería ser gigante o el del” Ángel de la Guarda dulce compañía, no me desampares, ni de noche ni de dia. “El de Jesusito de mi vida, eres niño como yo, por eso te quiero tanto y te doy mi corazón.” El de la caricia alegre, el del beso en la mejilla, el del pirata pata negra, o el que .”A Dios pide por la noche Se convierta, su deseo en realidad. Pero no dejes nunca, que la realidad te cambie. Sigue contando cuentos, de seis a noventa años. Que yo, pararé mi tiempo para escucharte contarlo. Mi cuento será tu cuento el tuyo será el del otro. Y así en cadena un cuento será CUCÚ TU VOT

la llamada

Si una llamada lo dijera todo , aquella dulce llamada me supo a gloria. Sí una llamada se perdiera ¿ que importa?, hay tantas al día que atiendo, pero la tuya me vino tan profunda, que por no creer que me llamaba, sentí la fuerza en mi latido, porque no estaba acostumbrado. La llamada perdida, que un día paraba sentimiento encontrado, que cambiaria mi vida. ¿Cuándo te vi ,con ojos de enamorado, cuándo me pregunté en aquél momento. Quizás fuera en la primera llamada? TU VOTO:

ANDANDO junto al pie del Peregrino

Señor: No me mueve el temor ni la demanda, a la hora de rendirme en tu presencia, sino la necesidad de tu mirada, la que sentir secretamente dejas, sin herir con tu esplendor los ojos fijos ,ante el Sacramento de tu Cena santa. Ya sé dónde encontrar mi refrigerio, dónde permanecer acompañado, dónde acumular fuerza y ternura. Sé Quién siempre espera discreto, sin exigir el encuentro amigo, y quién permanece atento Un trozo de pan es el Misterio ,de entrega de amor sin condiciones, de fidelidad sin tiempo, eterna, de referencia solidaria, atenta: La Eucaristía, banquete, altar, ofrenda, amor sin límite, materno. Es la Eucaristía espejo ,donde verme llamado, corregido, invitado a la entrega generosa, sin precio, gratuita, sin vanidad pretenciosa, hecho pan roto y entero. No tengo que hacer lucubraciones, estás presente, glorioso, vivo. No eres una idea, ni un icono, no eres mito, ni fetiche. Eres Tú, el Hijo amado, el Hijo de Dios bendito. Y adoro a tu paso el Sacramento. Sin pedirte nada, a cambio me regalas ,la certeza en el hondón del alma, de mis ojos en los tuyos, de que te llevas consciente mi mirada, por hacerte encontradizo en el camino Te has hecho compañero, amigo, sin imponer presencia, mendigo, y al tiempo te haces vino y pan partido. Avanzas al ritmo de los niños, los ancianos te reconocen puerto, y andas junto al pie del peregrino. TU VOTO:

La fuerza que agita el viento, eres tú

La madre cogiendo al niño, el padre remando va, los tres se cruzan la mirada., (o quizás no sea el padre sino un pescador). El amor derramado, cuando más se practica más crece en nuestros corazones. Nuestra fragilidad se hace más fuerte cuando nos sentimos amados. Nuestro remar se hace más ligero al sentirnos queridos. Aunque el viento sople fuerte, si hay amor verdadero, el barco caminará seguro. El pescador nos conduce, hacia aguas tranquilas. “Aunque pase por senderos ocultos, no temeré, porque tu vara y tu callada me acompañarán todos los días de mi vida. Descansaré en aguas tranquilas, caminaré por verdes praderas” Aunque el agua agite la barca,! No temeré!., si tú me llevas, porque el amor con que remas en mi interior se transforma, en la fuerza que veo en ti. Las olas son los días de mi vida, ( algunas veces tranquila, otras con oleaje fuerte, que parece que se hunde)., el viento nuestro pensamiento., el barco nuestro seguro sustento., el pescador nuestro guía., la mirada del niño el amor derramado, la ilusión, la inocencia, nuestra compañía., la mujer nuestra fuerza, la belleza, la palabra tranquila., el mar es la vida., y el cielo la espera., la tierra nuestra seguridad, fortaleza., mientras navegamos, vamos, cuando el barco se detiene, paramos. Pero el barco de la foto navega tranquilo. Estamos seguros, porque nos conduce la fuerza de Dios.

martes, 29 de junio de 2021

Hoy tengo un anhelo

Hoy tengo un anhelo, quizás sea muy presuntuoso, lo sé. Pero me gustaría que tuvieras un espacio dentro de mi espacio, me gustaría que compartieras conmigo lo que tú piensas, sientes y quieres. Me gustaría me dijeras lo que te gusta de lo que escribo, lo que debería según tu borrar o escribir de nuevo. Me gustaría que lo que escribo tuviera un receptor., lo sé quizás pido mucho, pero por pedir que no quede, después de todo el amor, y el sueño es gratis !y yo tengo hoy un sueño, dejar reservado un espacio para que tú me escribas y luego juntos compartir en comunidad la vida juntos mejor!

sábado, 26 de junio de 2021

Memorias de un niño. De Granada a Madrid y viceversa

Erase un día muy soleado cuando iba como de costumbre y cuento tantas veces y ya he escrito ,paseando por la calle (y en esto que iba absorto )mirando a la lejanía .,y como casi siempre un poco despistado., esa nota es común en mi .Reconozco como defecto personal que soy un poco bastante despistado .,que no suelo muchas veces prestar atención a las cosas. Hace unos años me dijo una persona, cuyo nombre omito por ahora , (para mí una expresión que en aquel momento me hizo gracia ),y decía cuando alguien tiene cara de despiste tiene cara de “Genaro”. Bueno dicho esto ,es por ello por lo que muchas pareces como también se dice, que estas en babia, !porque no te enteras de las cosas!. Yo sinceramente pienso ,que en algunas ocasiones ,me ha venido bien esa estrategia de poner la cara de despiste y pareciendo que no me enteraba, -escuchaba más de lo que se pensaba-, pero en algunas otras ocasiones y -pienso ,es la más habitual me ha servido para ausentarme de las cosas ,de alguna persona incomoda. -No es tanto pasar de la gente no que se me entienda .,pero es, como poner una especie de distanciamiento orbital con la otra persona , –entiéndase con todos los respetos hacia el otro-, aunque también me ha servido para “no mandar al carajo “al otro verbalmente sino que con cortesía y callando ,me he evaporado de alguna gente-. y dicho todo esto, me viene a la memoria un reciente escrito, que hace unos días dejé de relatar y que ahora con esto que me ha dado de escribir cosas ,conforme escribo me viene a la memoria .,pero como iba diciendo ,me he acordado ,de que hace unos días empecé a escribir de un tema que me gusto un poco y era de “Cuando era pequeño e iba a Madrid con mi padre”,. Relataba la pasión que en aquel momento sentí por los trenes ,a mí siempre me ha gustado el mundo ferroviario, !es un poco mágico todo lo que lo envuelve!, sobre todo claro, las Estaciones de antes, las antiguas, las que yo conocí en aquellos lejanos tiempos. A mí me gustaba mucho, llegar a la estación y ver el aroma que se respiraba añejo, había prisa si ,porque siempre la ha habido, pero me da la impresión de que era una prisa distinta., quizás porque la mirada que tenía en aquel entonces ,era la de un niño de no más de 10 años de edad, algo bastante catetillo de provincia ,( que iba a la gran ciudad que por aquel entonces sobre todo era Madrid, (ahora también lo es, y seguimos siendo algo cafetillos aunque claro con esto de las autonomías y demás parece otra cosa)., pero yo en aquel entonces era un niño de apenas diez años, e iba viajando con mi padre., Cuando llegaba a la estación, para mi todo era mágico ,desde el primer momento que entraba y pisaba o pasaba por la puerta., no era muy bonita, estaba un poco desaliñada, pero no importaba., Entrabamos por la puerta y en apenas un pasillo a la izquierda, estaban los despachos de billetes, y a la derecha una cafetería donde nunca entrabamos, y un gran reloj en el centro de la puerta que marcaba la hora .,y luego un pequeño cartel indicando el tren que partía. Había pocos trenes a Madrid, Barcelona, y alguno que otro regional. Los trenes de Madrid se ponían al principio, en la fila uno o anden mejor dicho uno., estaba justo al entrar ,y ya desde la misma puerta de entrada en la estación se veía. Cuando cruzaba la puerta con mi padre, ya estaba preparado el tren, una fila muy larga ,desde el inicio se perdía al fondo., y entonces como casi siempre ,llegábamos con tiempo- costumbre esta que tenía mi padre y que ahora me la ha transmitido a mi -lo de procurar llegar con tiempo a las cosas., (es una buena costumbre creo), porque te quita tensión y te permite jugar con los pensamientos,., bueno al menos a mí me lo parece aunque en esto como en todo, habrá opiniones tan respetables sino más que la de un pequeño servidor., y con esto me vengo a ese tiempo, que era !tan bonito ver el tren parado haciendo ruido !.,las maquinas con el humo que salía disparado hacia los raíles, y esos vagones tan grandes. Una vez que llegábamos, y estábamos allí muchas veces., le pedía permiso a mi padre, para ir andando hasta el inicio del tren, “él me decía que tuviera cuidado”., pero tampoco me ponía muchas pegas, (pienso yo que eran otros tiempos y no había tanto misterio como ahora)., que da susto muchas cosas, pero a mí me gustaba ir al principio ,donde estaba la máquina que dirigía el tren. Esta era más bonita si cabe ,que el resto de los vagones .Era bien distinta más larga, más grande, con dos enormes ventanas en los laterales y sobre todo me gustaba mucho ,la enorme chimenea que tenía, y me llamaba mucho la atención ,los faros que tenía .,eran dos grandes faros que iluminaban fuertemente ,porque estaban encendidos y preparados para la partida., y allí en lo alto ya estaba preparado el maquinista, tocando todas las cosas ,comprobando que todo estaba correcto., y había grandes botones por todos los lados o al menos a mí me parecía porque tampoco es que viera mucho porque no era muy alto en esa edad, y no veía, aunque mi imaginación era un torbellino que me hacía ver muchas cosas -de las que parece solo la imaginación y la mirada de un niño adolescente solo puede ver-., y así con estas cosas, la gente iba entrando y ya se palpaba el bullicio, la mezcla del viajero y la persona que lo acompaña a despedirlo., (era algo que siempre me gustó mucho), esas eternas despedidas de antaño, parecía que uno se iba y no volvería nunca más y que aquí se acababa todo., eran sonrisas mezcladas con llantos de lagrima, y sobre todo me emocionaba mucho la despedida, de la persona querida a su amada compañera entre besos y caricias que, aunque en mi corta edad no distinguía de estas cosas ,sí que ahora pienso que era lo que ocurría. Mi padre ya me estaba diciendo “que me acercara que ya íbamos a subir al tren”., y yo obediente me acercaba a él. Entonces subíamos al vagón, (de segunda clase).Yo miraba muchas veces a los de primera, que siempre se ponían al principio de la vía y nosotros siempre al final del mismo, y me decía !como seria por dentro, algún día entrare y si puedo! comprare un billete, para ver cómo se va., también me fijaba en la gente ,y me decía !hay van las distinguidas personas que suben en primera clase!, (aunque tampoco era gran cosa)., y mi padre y yo, nos subíamos contentos., y eso era lo importante ,”a él le supondría un gran sacrificio” . Una vez dentro del tren ,siempre mirando a los lados para comprobar el asiento, y entonces una vez encontrado subir las maletas claro., mi padre a la parte superior, a él le costaba un poco porque era alto el tren (recuerdo ).,y no era muy alto, pero la cosa es ,-que siempre todo se colocaba en su sitio -.,y ya uno a sentarse, (por supuesto yo en ventanilla siempre, costumbre esta que sigo conservando)., y mi padre al lado mío., a mi como a casi todos los niños ,(pienso le gusta la ventanilla ) una vez que nos sentábamos ,pasaba el revisor para clicar los billetes., (revisor de los de antes).,, que ya no existe, con su gorra y su traje trajeado, un pequeño bigotillo y muy amable pasaba., normalmente el tren a tope de gente,., que ya sentada en su asiento y colocadas las cosas en sus sitios,_ empezaban el chismorreo -.,que no faltaba la conversación ,el saludo tan cortes y” vamos ya que salimos”., Al fondo el silbato pintando y la bandera roja de partida del tren ,hasta que no se alzaba, todo el mundo quieto y una vez bajada “ya empezaba a cantar el pito y rugido de la maquina y empezaba a moverse el tren por los raíles haciendo ese ruido tan característico”, que me encantaba., miraba sonriendo a mi padre y él me decía “que ya nos vamos”. La gente aprovechaba ,para sus últimas despedidas de los que habían ido a despedirlo., !las ultimas lágrimas, los últimos adiós, las ultimas sonrisas y algunos incluso iban andando conforme el tren se movía y seguían y seguían prácticamente hasta que terminaba la vía!., Entonces me gustaba mirar por la ventana, ver el final de la estación, contemplar cómo no ,a mi “Granada ,al fondo la Sierra Nevada ,la Alhambra bella y hermosa y la Iglesia de San Jerónimo que al fondo se veía., entre tanta belleza en su conjunto ,!que ni el mejor poeta y pintor del mundo podrían soñar en juntar tanta hermosura en tan poco espacio ,que un lienzo parecía para enmarcar en el sueño del recuerdo de este niño ! que ahora partía ,para la gran ciudad, y que atrás dejaba su ciudad,., Toda esta hermosa estación de tren ,conforme seguía por las vías marchando .,empezaba a partir de ese momento, el momento de contemplar el paisaje, quedaban por delante muchas horas de viaje, muchas cosas que ver, muchos paisajes dormidos ,algunos y otros pensando en lo que atrás quedaba y lo que vendría luego cuando llegáramos, las mezclas de los pensamientos nos confunden, los sueños y las extrañas sensaciones., Yo tenía la mirada limpia, de un niño soñador y casi siempre contento., !Iba con mi padre y era muy feliz de tenerlo conmigo, a mi lado siempre !. Acompañándome a Madrid, a la ciudad de mis sueños y de mis penas,., por aquel entonces, todo era tan mágico, !hasta la merienda que tocaba en el camino, porque entonces ,se comía en el camino, se sacaba la merienda que estaba tan rica, y mientras comíamos seguíamos andando y viendo los paisajes, de mi querida Granada! Y luego todo lo que vendría ,después la provincia de Jaén, Despeñaperros misteriosa, con tanto monte verde y que me encantaba., las paradas eternas que hacíamos, algunas veces en mitad de nada, paraban misteriosamente el tren, y así seguíamos, me imaginaba un mundo de bandoleros cuando veía los frondosos bosques mientras el tren surcaba por la ladera de los ríos,…….. Mi padre muchas veces, después de comer y dejar las cosas en su sitio “se echaba su cabezadita y algunas veces empezaba a roncar” !!y yo le daba un empujón con la mano!!, para que se callara. Abría los ojos, me miraba con esos” enormes mofletes que tenía y me sonreía”,., después volvía a quedarse dormido y así ,estábamos los dos. Yo seguía mirando y mirando y viendo y viendo., continuaba el tren su marcha y más tarde ,pasábamos por los llanos de la Mancha ,interminables llanuras, llenas de verdes uva. Me gustaba tanto ,el contraste con los paisajes de Andalucía., pero estos me daban alargar los pensamientos eran tan llanos,, Al fondo a la derecha, ya se divisa Valdepeñas, tierra de buen vino, y empieza el Quijote a cabalgar por las vías, llevando su particular Molino andante en forma de vagón ., y después de Valdepeñas, vendría La Solana “que pueblo Galán”., Pueblo de los galanes, pueblo seco pero hermoso, y su gran torre embistiendo a lo lejos ,……..que bonito y sigue y sigue ., y allí se queda a lo lejos. Yo mirando para atrás, y por supuesto en el momento de pasar diciéndole a mi padre !mira La Solana!, Allí se ve, y los dos a mirar y decíamos “pronto iremos”, y así seguíamos .la marcha que vendría, no muy tarde Manzanares, y antes Membrilla y después, bueno todos los demás pueblos manchegos ., Algunos al fondo a la izquierda, quedaban con sus Molinos en el monte , otros ,con sus enormes campanarios, y todos con sus grandes monumentos ,enforna de uva y vid,! ,que tan característico riega estos lares del mundo!., con ese vino tan bueno ,aunque yo por mi edad no lo probara., así continuaba la aventura del camino, dejando la provincia de Ciudad real, y pasado por Toledo y también sus pueblos en el camino,. Hasta llegar ya muy tarde ,muchas horas después( y confieso que, aunque por mi edad no era mucho),.,si cansado de tantas horas sentado, (y a mí con lo que me gusta el movimiento también), aunque confieso ,que me levantaba de vez en cuando, iba de un lado a otro del vagón ,entraba en el servicio que era estrecho y pequeño y no paraba. Ya se iba notando que poco a poco nos acercábamos., allí en la lejanía se veía la gran ciudad que era y es Madrid,., y antes de llegar ,pasábamos por Aranjuez, no por la ciudad que quedaba a la derecha pero si por sus paisajes, y el rio , y luego vendría el “Cerro de los Ángeles”., Me .,gustaba ver, la Cruz enorme ,y tan majestuoso y frondoso monte, .,y cuando lo pasaba ,rezaba un padrenuestro y pedía siempre( porque era muy pedigüeño)., muchas cosas, y luego más tarde ya, la ciudad envolvía, ya estaba dentro de nosotros en un pis pas., y poco tiempo más, empezaba mi padre a “decirme sus consejos”.,, y de esta forma la gente empezaba el movimiento, hasta que entrabamos en Atocha. Enorme, grande ,alta todo de hierro y vías de trenes que parten a toda España. El tren entraba despacio ,tranquilo, lánguido, hasta que finalmente se para,. ,y la gente se levanta y todos al mismo tiempo, la prisa entra., coger las maletas, las bolsas, el equipaje, y la sonrisa ,la despedida hasta otra y última mirada por la ventana., y todo el mundo corriendo. Para muchos Madrid es ciudad de paso obligado, donde parte otro tren que lo llevara a otro destino, y por eso la prisa de no perder el enlace,., para otros ciudad de parada, de vida en ella, de trabajo ,donde no existe en mi querida Granada., para otros el sueño del comienzo de todo de la vida, el ingenuo despertar ., para otros la aventura , otros vienen a ver sus grandezas de capital de España ,donde solo aquí existen cosas que no se pueden ver en otros sitios.,, y para otros estudiar o volver con la familia., “Para mi Madrid era ,la ciudad donde iba a comenzar a curarme de mi enfermedad, era el principio de todo lo que después vendría, y todo ello ,caminando por el sueño, la belleza y la ilusión ,la alegría y el dolor “Pero alegre siempre, y !tener a mi padre como mi particular Quijote en el camino que me enseñaba con respeto ,su sonrisa y su deje de graná,…. tantas cosas que nunca olvidare que me marcaron como esta bendita ciudad!. Y llegados a Madrid, mis recuerdos empiezan a pulular por mi cabeza. Lo primero que hicimos nada más bajar al andén, fué dirigirnos entre el bullicio de la gente, a la salida., recuerdo estaba bastante retirada ,desde donde nos dejó el tren. Yo veía con ojos de asombro ,las grandes galerías de hierro que tenía la estación., después con el transcurso de los años me fui informando ,que fue inaugurada nada menos que por la Reina Isabel II, en el año 1851, y que fue su primera pasajera, viajando hasta Aranjuez., que estaba repleta de murallas alrededor de la ciudad, y que originalmente se denominaba “Embarcadero”., y que un incendio, destruyo parte de su estructura original., en fin la historia que tiene es muy larga , y podía poner muchas cosas más de la misma, pero prefiero dejarlo aquí y continuar mi narración ,porque no escribo esto solo por decir como era, sino que sentimientos me producían aquella entrada ,para mi triunfal a la gran ciudad. Entrabamos ya por la puerta de salida y dejamos atrás la estación ., y seguimos el camino que nos conduciría a la posada-hostal donde nos alojaríamos., Pero, antes que nada, recuerdo la gran cantidad de coches que circulaban y de gente., los edificios ,eran enormes y en la Plaza del Emperador Carlos V ,había por aquel entonces un gran excalextric,( eso me llamo mucho la atención)., los coches circulaban en todas las direcciones Había de tantos tipos y colores, me llamaba la atención, los grandes taxis de la época y los camiones y las motos con sidecar., y en el centro de la Plaza ,una Fuente que se llamaba “Fuente de la Alcachofa”, y que luego más tarde fue trasladada al Retiro II MADRID Paseo de las delicias de Madrid Íbamos bajando la calle después de dejar la estación de tren al fondo, la Estación de Atocha . Yo no sabía muy bien donde íbamos., (eso era cosa de mi padre), pero si recuerdo la calle Delicias.. Era grande, a ambos lados de la misma tenía muchas tiendas, casi todas pequeñas., recuerdo la calle con mucha gente, (sinceramente era fea muy fea, negruzca),. ,ahora después de tantos años cuando la recuerdo la última vez que pase por ella, tampoco está muy cambiada. Son de esas calles que evolucionan poco en el tiempo, parece que las hicieron y se olvidaron de ellas como de las personas que la habitan., Ahora es cierto ha evolucionado la forma del comercio, y otras cosas del tráfico, pero en esencia todo es lo mismo, un ambiente gris y rancio se respira., una extraña mezcla de gente pululando por ella, de todas las ciudades vienen y esto es una característica de Madrid, donde encuentras gente de todo tipo y paisaje. Si ,allí estábamos mi padre y yo, bajando la calle y hacia el final de la misma, después de unos 20 minutos andando a buen ritmo, “me dijo que, si estaba cansado, que ya quedaba poco para llegar”,., Apenas unos metros al final de la calle, dejando a la izquierda, cogimos una pequeña Calle por entonces., aunque ahora es algo más grande., se llamaba Tomas Bretón, y a la altura de la mitad más o menos paramos y dejo la maleta en el suelo. Allí me dijo, que en esta casa, seria donde pararíamos y efectivamente le dio al timbre y al poco tiempo salió una señora y nos saludó. Mi padre le dijo quien éramos y que veníamos de Granada para quedarnos unos días. Entramos en la casa de varios pisos, muy grande y con muchos escalones., tomó nota de nuestros nombres y nos dio una llave para que subiéramos al segundo piso. Aún recuerdo aquellas escaleras, porque eran pequeñas y parecía que nunca acababan, en cada planta una ventana, pero no llegaba a ver lo que había fuera porque eran muy altas y yo muy bajo aun, Subimos hasta nuestra habitación, era la segunda planta y solo había dos habitaciones., tengo que decir que era una pensión, pero muy familiar más bien una casa compartida con la familia, y entramos en el interior de la habitación que no era muy amplia , apenas tenía dos camas separadas, una ventana , un pequeño balcón y un cuarto de baño en su interior ., Había un armario empotrado, una mesita y dos sillas, y poco mas, no era excesivamente grande eso si, lo recuerdo igual que los techos que eran muy altos, eso era lo que más me llamaba la atención la altura de la casa en general. Una vez allí sentados dejamos las maletas y mi padre entonces comenzó a decirme la cama en que me acostaría y que nos” diéramos un lavado ,que estábamos cansados del viaje y colocáramos las cosas dentro del armario”. Y así hicimos, lo fuimos todo dejando, colocado en el interior del armario y nada se quedó en medio, después de todo, recuerdo que mi padre sacó algo de comida que llevábamos del viaje y sentados en la mesa empezamos a comer despacio. Yo miraba por la ventana y apenas se veía gente, la calle no era muy grande y los edificios tampoco , era en general un ambiente muy tranquilo para estar en el centro de Madrid, incluso me preguntaba ,que en mi querida Granada habría más ruido a esa hora de la noche. Fotos antiguas: Un Madrid galdosiano (1897) - Secretos de Madrid MADRID GALDOSIANO Después de cenar y como no teníamos mucho más que hacer y estábamos cansados del viaje., mi padre me dijo de acostarnos porque por la mañana tendríamos que madrugar., Yo le dije que bueno, que lo haría y así hice me lavé, hice mi pis y enseguida, después de darle un beso fuerte me despedí y me fui a la cama. I V Viaje al Hospital Por la mañana siguiente nos levantamos, me preguntó qué tal había dormido yo le dije que bien., Aunque no era cierto, porque había dormido poco y mal., mi padre roncaba mucho y no me dejaba dormir. Yo tenía un sueño muy ligero, y a poco que oyera un ruido me despertaba y me costaba luego mucho volver a coger el sueño.,” pero bueno le dije, que muy bien” Y, ¿ que íbamos a hacer hoy?, El me dijo, que nos acercaríamos por el hospital, para ver al médico , “vale le conteste, cuando tú quieras nos vamos, y así hicimos, colocamos las cosas en su sitio y dejamos todo arreglado”. Bajamos las escaleras y en el piso primero, estaba la dueña con una de sus hijas., allí estuvieron hablando con mi padre un buen rato y ya le dijo que “nos íbamos al médico para que me vieran”., Ellas se despidieron muy atentas, y nos fuimos a la calle. Por el camino, parecía que la calle no era igual que el día anterior., seria porque no llevaba nada encima o estuviera menos cansado o fuera de día, pero no me parecía la misma calle. Fuimos a desayunar en una cafetería que había justo en la esquina, se llamaba cafetería LAYKA, entramos saludamos y pedimos, para mi le dije a mi padre que quería una “Puleva” y una tostada, !mi padre se reía!, porque yo entendía, que el batido de chocolate era decir “Puleva”, como la marca de mi Granada, pero me dijeron que no había y que, si quería otro batido., Yo claro dije que sí y eso fue lo que me pusieron. Una vez que terminamos de desayunar nos fuimos a la calle y en la esquina, justo al lado de la misma acera paramos y en la parada de bus nos quedamos. Me dijo mi padre, que teníamos que coger el numero 51 y que nos llevaría al Hospital de San Rafael. Estuvimos esperando más o menos 15 minutos, cuando llego el bus de color rojo, había una enorme cola de gente que subía y entramos., No había sitio para mi padre ,ni para mí por lo que fuimos todo el camino de pie. La gente se amontonaba, y en todas las paradas venga a subir y bajar gente., menos mal que un asiento que había al lado se quedó libre y me senté un rato. Mi padre no quiso sentarse y me dijo que lo hiciera yo. Iba mirando las cosas de la calle, aunque tampoco muy atento porque era muy agobiante la sensación que me producía el autobús, por lo que cuando llegamos al destino y mi padre me dijo que ya estábamos, me entró un gran alivio la llegada. Una vez en la calle cruzamos la acera de enfrente y al fondo se veía el hospital., Recuerdo que era grande, y no del todo feo, nos acercamos a recepción y mi padre que llevaba siempre una carterilla en la mano con un montón de papeles ,sacó uno de la cartera, y le dijo al recepcionista que teníamos cita con el doctor Miguel Muruera . El mismo comprobó los datos y nos dijo, que teníamos que ir al fondo del pasillo y en la sala de espera que nos sentáramos. Yo no tenía conciencia de nada, iba como el que no quería, pero por otra parte no rechistaba mucho, sabía qué hacía y para que había ido. En Granada, cuando empezó mi enfermedad que aún no se sabe cómo fue., era una escoliosis, o desvió de columna como yo decía, según me dijeron, se produjo porque me caí de un columpio cuando tenía unos 8 años de edad aproximadamente., no lo sé ,pero sí sé que yo cuando nací estaba bien y no tuve ningún problema con mi columna hasta esa edad aproximadamente, fuera esta u otra causa, a partir de ese momento puedo asegurar que cambiaría mi vida absolutamente., A partir de ese momento, ya empezaron muchos problemas. Yo era muy ingenuo como un niño que era, y la verdad es que al principio tampoco tuve mucha sensación de lo que me pasaba. Recuerdo que a partir del momento que empecé con los médicos, primero fue en Granada, iba a una consulta donde me dijeron ,que tenía un problema serio con mi espalda. Luego más tarde para que me vieran bien, me llevaron al Hospital de San Juan de Dios, que ahora es de San Rafael en Granada. Allí estuve durante casi un año entero de mi vida., nunca comprenderé cómo es posible que pudiera estar tanto tiempo en aquel hospital pero así fue, fueron no obstante días felices, porque yo sinceramente no me encontraba al principio mal, más allá de sentir una sensación extraña en mi interior cuando me tocaba la espalda, como si algo estuviera salido o torcido en mi interior. Allí estaba con más niños de mi edad que todos estábamos más o menos en las mismas condiciones, había mucha gente que entraba y salía del hospital. Mis padres iban todos los días a verme y los recuerdo mucho. Allí según me dijo más tarde mi padre, había un enfermero cuyo nombre no recuerdo que fue el que le dijo a mi padre entonces, que si seguía en este hospital, no llegaría a los 15 años, pues la espalda poco a poco se iría poniendo más torcida y llegaría un momento en que me aprisionaría los pulmones. Este enfermero cuyo nombre no lo pregunté o si me lo dijeron no recuerdo el nombre, solo sé ,que era un enviado de Dios porque gracias a su buen hacer y su sabio consejo mis padres decidieron que no siguiera más tiempo en este hospital, y que me fuera a Madrid al Hospital donde ahora estoy a ver al doctor Luis Munera ( siempre pensé con el tiempo que sería el mismo Juán de Dios) GRAN VIA DE MADRID El cine Princesa de Madrid, lo recuerdo con nostalgia. Era una gran sala que se encontraba en la Gran Vía de Madrid, por aquel entonces, como ahora, lo recuerdo tan bonito, aunque no se si seguirá el mismo, lo habrán cambiado de nombre o será otra cosa, pero si recuerdo que a ese cine me llevaba mi padre, y tenia gracia. Las películas que ponían,( recuerdo que vi por primera vez ciento un Dálmatas), recuerdo que mi padre me preparaba la merienda y me dejaba en el cine a las cuatro, cuando empezaba la primera sesión, y recuerdo que le decía al encargado que me dejaba y que tenía que hacer cosas en la calle Seguro le contaría con su habitual sonrisa alguna cosa para que me tuviera vigilando de vez en cuando, y recuerdo ver la peli al menos dos veces, porque sin moverme del sillón soñando me quedaba, y cuando al tiempo largo, vino mi padre y me preguntaba, que como lo había pasado, y yo le decía que muy bien la película, y luego de la mano me levantaba, y salíamos del cine los dos caminando por la “Gran Vía, enorme de Madrid”, Y parábamos a tomarnos el bocadillo, que me tenía preparado seguro que en algún sitio, antes de llegar a la pensión de la Calle Delicias, donde nos quedábamos cuando íbamos a Madrid. VII REGRESO A GRANADA Contemplaba el camino de vuelta nuevamente a mi tierra a mi Granada. Había dejado la gran ciudad por el momento, en este primer viaje que me llevó a ver un poco el inicio de lo que luego se repetiría muchas veces, no había sido tan malo como pensaba de momento. Solo había tenido tiempo en este primer viaje de ver algunas cosas, la Estación de tren , los alrededores de la estación, el Paseo de Delicias con sus enormes casas y grandes aceras. Esto fue una de las cosas que más me llamo la atención, como eran tan grandes las aceras de la calle o paseo, por los dos lados había mucha distancia y la calle era enorme, estaba acostumbrado a las calles de mi granada que eran mucho más estrechas. Atrás quedó también la pensión donde dormimos apenas dos noches, y todo el ajetreo de idas y venidas en autobús y andando hacia el hospital donde me vieron por primera vez. Allí ya con todos los papeles que llevaba mi padre de Granada del hospital de San Juan de Dios, donde estuve un año antes, y las pruebas que me hicieron durante esos dos días, me diagnosticaron que tenía escoliosis dorsal, como si mi columna vertebral por dentro estuviera hecha un enorme embudo que circulaba de un lado para otro del interior de mi cuerpo, haciendo doble ese, y que no sé por qué motivos se había puesto de esta forma ,aunque pudiera ser por alguna caída lo cual para mí fue desconcertante porque nunca pude pensar que la posible caída del columpio que tuve generara en una cosa tan gorda, la cosa era que me encontraba de esta forma, y que sería necesario en el plazo de unas semanas, volver nuevamente a Madrid, para que me hicieran más pruebas y decidir qué tipo de tratamiento me darían porque así no podía seguir. Volví con mi padre en el tren ,el mismo que ya cogimos a la ida y ahora eso si, iba más contento que en la ida, porque volvía a Granada, y allí me esperaba mi casa, mis amigos todo mi mundo de un niño de 8 años . ENTRE GRANADA Y ÁCULA Si, mi mundo seguía, ya en Granada. Habia imaginado muchas veces, aquellos primeros viajes en Tren. Pero después vinieron otros, que me despertaban. Cuando al poco tiempo volvimos a marchar de Granada a Madrid, recuerdo con nostalgia nuevamente la estación. Sin embargo el viaje ahora tenia un aroma distinto, sabia que algunas cosas no cambiarían, que mi padre nuevamente me acompañaría, llevando su maleta verde, que tantas y tantas ocasiones nos acompañarían. Es curioso, como después de tantos años desde que relato estos hechos, recuerdo la maleta verde de mi padre. Una y otra vez pasa por mi imaginación. Recuerdo de verlo por la mañana en Granada, unas horas antes de partir, como iba dejando las cosas poco a poco dentro de la maleta, parecía un pozo abierto, donde todo entraba. Su ropa interior, su colección de calcetines, los pañuelos que llevaba, siempre en gran numero. sus camisetas cortas que tanto le gustaban, su camisa impoluta, y su chaqueta que siempre llevaba. Su pantalón que solía ser marón. y Sus zapatos compañeros. Hay Manolito como te decían tus hermanos en Acula, cerca de Granada donde naciste y te criaste, en aquella casa tan enorme, donde vivían mis abuelos, a unos 20 kilómetros de Granada. Una casa señorial, que en aquella época la componía toda una manzana que rodeaba la plaza. Allí se criaron todos mis tíos, y mi abuelo y mi abuela. Pocos recuerdos de ellos, por no decir ninguno tengo de mis abuelos, murieron cuando era un crio o tan ni siquiera habia nacido. Pero cuando voy al cementerio siempre los saludo. Esto es una costumbre que tengo, siempre voy al cementerio que esta cerca de Acula cuando voy, entro y suelo pasar un largo tiempo, es bonito, tranquilo, y muy acogedor, a mi siempre me ha gustado el silencio y la paz que los cementerios transmiten. Hay gente que siente susto, y no le gusta, ¿pero que pueden hacer los muertos?. Si ellos fueron nuestros amigos en vida, si los conocimos, que pueden darnos para que nos asustemos. El cementerio de acula es especial, porque no es muy grande, es como un anexo al pueblo, que apenas ronda los cien habitantes. Esta en un enclave mágico, a la vista sierra nevada, siempre blanca. Cuando voy especialmente en verano a pasar unos días con mi madre y mi hermano cuando viene, esta dorado de la espiga amarilla. Cuando paso en invierno, tiene otro aspecto, pero nunca pierde su belleza. Aquí en este pueblo mi padre creció, y vivió los primeros años de su vida. Ahora con el tiempo le llaman Don Manuel, algunos, y otros siguen diciéndole por su nombre de joven. Pero a mi me gusta llamarlo Manuel, porque no me gusta el Don aunque se lo merezca. Algunas veces me he preguntado. ¿ Donde esta la maleta verde? Le perdí la pista en los últimos viajes que hice con mi padre a Madrid. No creo muriera de vieja, aunque muchos tutes le dió, seguro que en algún lugar estará. Yo al menos quiero pensarlo así, recordarlo a él, junto a su maleta verde, caminando despacio desde mi casa a la estación. Subiéndola por el anden y en lo alto dejarla junto a las otras maletas. Yo normalmente llevaba una pequeña mochila o maleta no muy grande tampoco. Las dos iban juntas como nosotros. Llenas de recuerdos a la ida, cargadas de Granada, llorando la pena de la ida, y alegres y risueñas a la vuelta de Madrid. Normalmente no estábamos mucho tiempo cada vez que íbamos, algunas veces, las que más una semana, pero siempre eran estancias breves. Ahora recuerdo también los pañuelos de mi padre, siempre los tenia impolutos, nada de papel como ahora. Siempre tenia varios, que le daba uso continuo, pues se sonaba bastante la nariz. Los dejaba en la mesita de noche, cuando estábamos en la pensión, que ya en otro momento describí, y que siempre fue la misma durante todo el tiempo que estuve yendo a Madrid. Por la noche cuando llegábamos de la calle, lo primero que hacia era ponerlos dentro de la pila que habia en la habitación, y con un poco de jabón dale que dale, hasta que el pañuelo quedaba limpio como la rosa. Era muy gracioso verlo, limpiando sus cosas, colada y todo se quedaba en una pequeña cuerdecita que habia al fondo de la habitación cerca de la ventana, dejaba un poco abierta, para que hubiera corriente, y se secara. Luego cerraba la ventana y se quedaba toda la noche la colada de los dos. Los pañuelos, y todo lo demás. Recuerdo los mofletes de mi padre, eran grandes como su cara, tenia una sonrisa de un niño tierno, y unos ojos chillones. El pelo lo tenía corto, pero sobre todo recuerdo sus mofletes. Cuando comía subían y bajaban, como si fuera un columpio que uno empuja. Le gustaba comer, y siempre le daba mucho arte, comía despacio muy despacio, y siempre un buen sorbo de agua fresquita de la botella. Por la mañana le gustaba sus churritos, cerca de la pensión, solíamos ir a tomar algunos, aunque no siempre lógicamente, porque normalmente solíamos salir temprano y corriendo, para llegar pronto al Hospital, pero siempre recordaré aquellos churros, no porque estuvieran particularmente buenos, pero si porque eran los que yo tomaba con mi padre. Yo siempre he tenido la costumbre de fijarme en las pequeñas cosas que me rodean, no tengo grandes recuerdos de lo que hacia en aquella época, si se a lo que iba, y porque estaba. Seria tonto no acordarme, pero muchas veces ahora en mi cabeza, cuando escribo esas cosas, me vienen detalles, mas que pensamientos, me vienen alegrías mas que penas. Fue sin duda una etapa de mi vida, que duro unos 10 años, pero que están llenos de tantas vivencias, de tantas cosas, de tantos pequeños detalles, que para mi se quedan. Ahora después de mas de 25 años que murió mi padre, un triste día de octubre, por cierto un 16,nunca dejo de pensar en él. Dia a día minuto a minuto, siempre en mi recuerdo. CONTINUARÁ …….

Buscando la fuente

Buscando la fuente ¿Qué sería el Genil, sin el arroyo. ¿Qué sería, el charco sin la gota, Y que sería, la gota si del cielo no viniere? ¿Qué sería del Guadiana sin las Tablas? ¿Y las Lagunas de Ruidera ,sin el agua del Azuer? ¿Qué seria, de la Sierra Nevada de Granada, sin el agua que se hace nieve, cuando del cielo viene? ¿Qué sería, el mar sin la arena que le rodea, y la arena, sin el viento que la lleva, Y el viento, si del cielo no viniera? ¿Qué sería, la espiga sin el grano? ¿Y el aceite sin olivo, y el trabajo de la gente del campo? ¿Qué sería la fuente sin el agua, y la Pascua, sin la Cruz resucitada? ¿Qué seria del hombre, sin la luz que lo ilumina? ¿Qué seria yo, si no tuviera alguien a mi lado? ¿Qué sería Francisco, sin hermanos? ¿Y hermanos, sin mano que los lleve? ¿Qué seria Galilea sin Jesús, y la sandalia sin camino recorrido? ¿Qué sería la Palabra sin escucha, y el hermano, que predica en el desierto? ¿Qué sería mi vida si muriera? ¿Y no tuviera la esperanza, de Jesús resucitado? ¿Qué sería el Hijo, sin el Padre? ¿Qué sería Maria sin José? ¿Qué sería mi vida sin la Fe?, ¿Qué seria si hoy muriera y no te viera? “Dadme Señor tu Palabra, para que la acoja y la comparta. Dadme Señor la fuerza eterna, para que no decaiga mañana, cuando despierte de ese sueño de la Pascua compartida. Dadme Señor tu aliento, que el Espíritu me acompañe y que la Pascua mañana empiece nuevamente. No la deje como parte de un camino que empezando hoy termine, pues, ¿si en eso solo queda, que triste Pascua hubiera sido? ¿Y qué sería de Emaús, sin que mi corazón ardiera, solo al verte, de alegre sentirte en tu presencia?

Cuesta de Gomerez

……… Y atardeciendo voy por la cuesta de Gomerez y arriba el frondoso bosque me espera ! Que alegría!. Llenaré mis pulmones con tu suave viento y me cogeré a la fuente para beber su agua, que corretea despacio por la empinada cuesta que bajando del cielo al aljibe llega.

En el recuerdo

Un día te vi, dando un abrazo a un árbol, me quede sorprendido, nunca había pensado dar un abrazo a un árbol. Hoy cuando he salido a pasear, he dejado mi bici y al árbol he abrazado, fuertemente. Mientras lo abrazaba, he pronunciado tu nombre y te decía “Te quiero”. ! Me he sentido tan feliz!. Parecía que eras tú a la que abrazaba. Hasta he llorado, tengo que confesarlo. (“La foto del árbol junto a la bici, apoyándose en él, en ti, como siempre has sido mi apoyo, mi guía, mi vida”). GRACIAS M.D.S.G

viernes, 25 de junio de 2021

PADRENUESTRO

Padre mío yo me ofrezco a ti porque en ti quiero ser, estar y verte quiero que seas Tú para mi en este día, el cielo de mi vida. (mi compañia). Tu nombre es Santo Tu Misericordia es eterna Tu vida Resurección y esperanza Nosotros unidos, te pedimos Padre nuestro que estas en el cielo en nuestro corazón, tu amor infinito, tu alimento tu Palabra aunque no te vea, te siento aunque no te toque te noto aunque no te escuche te rezo y te pido y me ofrezco a Tí Tu Reino es vida amor, esperanza Galilea de los gentiles camino de Emaús Tú Reino es paz y justicia Tu Espíritu nuestra guía Tu estarás con nosotros hasta el fin del mundo Tu Amor me compensa cuando al hermano veo Tú repartes Justicia entre la gente sencilla l a caridad se extiende la humildad rebosa como el brote de olivo como la higuera como la vid Tú voluntad siempre sea y pierda la mía Aléjame del mal en la tierra y en el cielo, si tu quieres Dadme, Señor de tu Pan que cada día reciba Perdóname Señor mis ofensas si causo daño al hermano, y antes de perdonarme que yo perdone a mi prójimo aunque me cueste pedirlo. No me dejes caer al pozo y acabando te pido humildemente: que me libres de todo mal que no caiga en la tentación que respete al hermano que me abandone a Ti “hay tanto que hacer…… hay tanto que deberíamos dejar”…. Amén (con reverencia y amor te pido disculpas por esta versión mía del Padrenuestro)

La Cigarra y la Hormiga. Fábula

¿Qué ves en la foto? ¿Que colores tiene? ¿Que tiene que ver con la Fábula? Si mañana llega seré 😄, si no llega tendré tu 💘, si vivo 📅estaré seguro 🤔 A meditar. Era un caluroso día de verano y la cigarra se hallaba sentada en una brizna de hierba disfrutando del sol. «Es tan agradable esta época del año», suspiraba. «No puedo entender por qué están todos trabajando. Deberían seguir mi ejemplo y disfrutar el buen tiempo.» La hormiga y la cigarra De pura felicidad comenzó a saltar de aquí para allá. Saltó por encima de una diminuta hormiga negra que luchaba por arrastrar un grano de trigo hasta su despensa. -Deja ya de trabajar tanto -le gritó la cigarra- Ven y aprovecha este hermoso día. La hormiga le miró y dijo: -Es que pienso en el mañana. Y tú también deberías hacerlo. Si no empiezas ahora a almacenar alimentos, no tendrás comida para pasar el invierno. La cigarra se rió -Piensa mejor en el presente, -le respondió. – Una mañana, algunos meses después, la cigarra se arrastraba por la tierra helada. Tenía tanto frío y tanta hambre que apenas podía moverse. La hormiga y la cigarra Al pasar junto a un grupo de hormigas, vio que estaban dando cuenta de un buen desayuno de trigo. -Oh, por favor, dadme un poquitín de vuestra comida -les suplicó- Vosotras tenéis mucho y yo no tengo nada. MORALEJA. Saca provecho a las cosa.,fijate en las hormigas🐜, ellas son solidarias ,trabajan en grupo, y con constancia.Piensan en el presente mientras trabajan.,pero no olvidan el mañana que 🤔puede venir.Descansarán si hace frío,y se alimentaran con las provisiones durante el invierno.Fijate en la cigarra esta solitaria,se ríe del trabajo,y sólo se divierte. ¿Y al final que ocurre. 🤔Tu que harías,que piensas de esta fábula?

laesteladelanoche

LOS GIRASOLES

La pieza que falta es la pieza que yo perdí.(En el lugar del corazón) Y al final la encontré y le dije,! Por fin la encontré ¡ Y tú te alegr...